Tras la ley hay ‘pura crueldad’

María González Lacabex. Abogada. Coordinadora del Grupo de Estudio de Derecho Animal del Colegio de la Abogacía de Bizkaia.

En el ejercicio de la abogacía, nuestro trabajo comienza siempre en los hechos. Los que deducimos de la inevitablemente parcial narración de nuestros clientes, los que conocemos tras investigar e indagar, tras preguntar “al que sabe”, mejor si es en calidad de experto o profesional de la materia, dispuesto a certificar su mejor y fundada opinión en un informe pericial. No hay denuncia sin antecedentes de hecho; ni resolución o sentencia sin hechos probados. Como no hay norma sin una exposición de motivos, sin una casuística a la que el legislador ha pretendido dar respuesta.

En esta profesión no basta con conocer la legislación. Ante todo y en primer lugar, los profesionales del Derecho debemos escrutar las realidades que hay detrás de dichas leyes, entender las diversas perspectivas, los matices y los detalles, las circunstancias de cada implicado. Tanto en su aplicación como incluso a la hora de proponer su mejora y desarrollo, los abogados debemos imbuirnos en las circunstancias y particularidades que configuran la realidad de cada problemática a regular.

Esto no es diferente para quienes trabajamos en la defensa jurídica de los animales no humanos. En la actualidad existe una profusa legislación que, de una u otra manera, regula las diversas formas en las que los humanos utilizamos y/o nos relacionamos con el resto de especies del planeta. Conocer todas esas formas de relación, de utilización, de explotación… es conocer cuál es el ámbito de lo que hoy denominamos Derecho Animal o Derecho de los Animales. Es entender, en toda su magnitud y complejidad (ética, científica y jurídica), el alcance del ámbito de estudio y el trabajo de este grupo colegial.

Conscientes y convencidos de la importancia de lo anterior, el Grupo de Estudio de Derecho Animal del Ilustre Colegio de la Abogacía de Bizkaia ha impulsado una línea de trabajo cuyo objetivo es precisamente generar espacios de conocimiento, reflexión y debate, dirigidos tanto a los propios miembros del grupo, como al resto de compañeras y compañeros del Colegio, e incluso al propio entorno social e institucional, sobre cuáles son las realidades y problemáticas que en la actualidad afectan a los animales no humanos.

“De qué estamos hablando”. Con este leit motiv, y como primera iniciativa dentro de este objetivo, el próximo viernes 18 de mayo se celebrará en la sede de este Colegio en Bilbao, una sesión de cine fórum, con la proyección de “Earthlings” (“Terrícolas”). Escrito y producido por Shaun Monson, con narración del actor Joaquin Phoenix y música de Moby, este famoso documental está dividido en cinco capítulos: animales de compañía, alimentación, vestido, entretenimiento e investigación científica, a lo largo de los cuales exponen diversas formas de sometimiento de los animales a los seres humanos y sus intereses.

No sólo abogados y otros operadores jurídicos; también veterinarios y profesionales relacionados con animales, asociaciones de protección animal, estudiantes universitarios… han sido invitados a asistir a esta proyección en la que, sin abandonar el enfoque jurídico que nos corresponde, profundizaremos también en las cuestiones éticas, científicas y sociales que, siempre, hay detrás de las normas con las que trabajamos.

Tal como apuntábamos en el post anterior “Jornadas sobre Derecho y Animales: Una oportunidad para el intercambio y la reflexión”, son muchas las posibilidades y potencialidades de estos grupos y comisiones colegiales para contribuir a la mejora de la protección jurídica de los animales: identificación de problemáticas, interlocución con las administraciones públicas, contribución en procesos de reforma legislativa, realización de propuestas en materia de legislación y políticas públicas… Pero todas ellas pasan, indefectiblemente, por la necesidad de un buen conocimiento de la realidad.

Desde el Grupo de Estudio de Derecho Animal del Ilustre Colegio de la Abogacía de Bizkaia queremos aprovechar la oportunidad divulgativa que nos brinda este espacio, para  animar a otras Comisiones de Derecho y Protección Animal a poner en marcha este tipo de iniciativas en el seno de sus respectivos Colegios, no sólo con una finalidad de sensibilización, sino también de información y generación de conocimiento, necesarios para ser más rigurosos, contundentes y eficaces en nuestro desempeño profesional y, con ello, en la defensa jurídica de los animales.

Y por mi parte, no puedo dejar de expresar aquí mi agradecimiento personal a Oier, Marta, María, Janire y Nerea, compañeros de este grupo, por su determinación e ilusionado compromiso con el impulso de esta iniciativa.

Fuente: Abogacia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Animales que se vuelven blancos

Curiosidades de las plantas

Aves capaces de atacar humanos