Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Las granjas familiares pueden producir más que las industrias y conservan la biodiversidad, según un estudio

En el artículo, que se publicó hoy en Internet en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences (PNAS), los expertos explican que «las pequeñas granjas familiares que adoptan tecnologías de agricultura sostenibles tienen más probabilidades de favorecer la migración de especies que una enorme plantación de monocultivo de soja o de caña de azúcar o alguna otra cosecha».

   En este sentido, Perfecto indicó que «la mayor parte de los bosques tropicales que quedan está fragmentado y lo que hay son ‘parches’ de bosques rodeados por agricultura». Así, afirmó que si se quiere mantener la biodiversidad en esos parches, la clave está en permitir que los organismos migren de un parche a otro».

   Frente al modelo de transición de bosques, según el cual, si se consolida la agricultura en grandes granjas con alta tecnología, aumenta la productividad y queda más tierra libre para la conservación, estos profesores proponen un modelo alternativo, al que llaman modelo de calidad de matriz.

   En el estudio comparan los fragmentos que restan de los bosques tropicales con islas en un océano de agricultura, siendo éste lo que Perfecto y Vandermeer llaman la matriz. Así, señalan que una matriz de alta calidad es aquella que permite que las plantas y los animales migren entre las «islas» restantes de bosque o jungla, ya que esto aumenta la probabilidad de que una especie determinada sobreviva.

   En este sentido, apuntan que las pequeñas granjas familiares que usen técnicas de agricultura apropiadas para la preservación del ambiente o agroecología son las que imitan mejor el hábitat del bosque natural y por ello crean corredores que permiten que las plantas y los animales migren entre los fragmentos de bosques.

   Las técnicas agroecológicas incluyen el uso de controles biológicos en lugar de pesticidas químicos, el uso de materias orgánicas en lugar de fertilizantes químicos y el empleo de métodos de agroforestación que involucran el cultivo de plantaciones para cosecha bajo una bóveda de árboles o el cultivo para cosechas mezclado con árboles frutales como mangos.

   «Si realmente hay interés en conservar las especies no deberíamos concentrarnos solamente en la preservación de los fragmentos que restan de hábitat natural, aún cuando allí es donde hay muchas especies», indicó Vandermeer, profesor de ecología y biología evolucionaria, y profesor en la Escuela de Recursos Naturales y Ambiente. «Hay que concentrarse también en las áreas que se encuentran entre esos fragmentos, porque esos son los sitios a través de los cuales deben migrar las especies», añadió.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés