Sacrifican a un escualo de casi dos metros enfermo avistado ante la costa en Alboraia (Valencia)

El escualo de casi dos metros de longitud avistado desde el pasado fin de semana en la costa del municipio de Alboraia (Valencia) murió ayer en el puerto de Port Saplaya cuando una unidad del Servicio de Protección de la Naturaleza de la guardia civil (Seprona), junto a la colaboración de los técnicos del Oceanogràfic de Valencia, le administraron una inyección letal para evitarle el sufrimiento de una muerte lenta y dolorosa, según explicó el responsable del puerto, Ernesto Ruiz, informan fuentes municipales.

   El marinero, que se encontraba ayer por la tarde de guardia en el puerto de Port Saplaya observó alrededor de las 8.45 horas de la noche la aleta del tiburón por encima de la superficie del agua. El animal, «de aspecto moribundo», se estaba acercando a la escollera para refugiarse de las corrientes del mar, explican las mismas fuentes en un comunicado.

   El tiburón, «enfermo y cansado, acabó flotando en la superficie del agua, donde estaba alcance de, entre otros, los niños que se encontraban en los alrededores, por lo que el marinero de guardia consideró oportuno, para evitar peligros, atar un cabo a la cola del animal y remolcarlo con el bote de servicio del puerto a un lugar más solitario en el centro de la dársena», relatan desde el Ayuntamiento.

   Además, avisó al Seprona, al que se unieron algunos técnicos del Oceanogràfic de Valencia y, «entre todos, confirmaron el grave estado de salud del tiburón decidiendo provocarle la muerte mediante una inyección letal para evitar una dolorosa muerte al escualo».

- Advertisement -

   El cuerpo del animal fue subido a una furgoneta con la ayuda de siete hombres, han concluido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés