Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

A tope con los Biomaratones

Si algo podemos decir del Biomaratón de otoño 2022 es que fue todo un éxito. Y con ese sabor de boca tan dulce, aprovechamos para anunciaros el biomaratón de invierno, que se celebrará durante los días 24, 25 y 26 de febrero.

A tope con los Biomaratones. Los biomaratones son eventos de Ciencia Ciudadana en los que los participantes salen a pasear, dispositivos en mano, para capturar virtualmente la biodiversidad con la que se encuentran. Fotos de animales y plantas, audios de animales, indicios de vida como plumas, huellas, excrementos o madrigueras… Todas esas capturas son subidas a plataformas como iNaturalist, observation.org, eBird y Biodiversidad virtual, incrementando los datos disponibles para estudios científicos a gran escala.

Biomaratón de otoño 2022

La aportación del último biomaratón celebrado, durante el otoño 2022, ha sido de, 72485 observaciones, de, 2963 especies (Figura 1). A la vez que hemos realizado esta gran “donación” de datos a la ciencia, hemos conseguido que decenas de participantes disfruten y aprendan sobre la flora y fauna de su entorno natural cercano.

A tope con los Biomaratones
Figura 1. – Resultados del Biomaratón de otoño 2022. Arriba, gráfico circular de observaciones totales clasificadas en grandes grupos. Abajo, gráfico de columnas con el porcentaje de observaciones por cada grupo en cada plataforma.

Esos datos que tomamos con nuestras fotografías y audios amplían las bases de datos que se usan en estudios científicos sobre biogeografía (distribución de las especies) y fenología (cuándo están presentes las especies o en qué fase de su ciclo de vida). Además, disciplinas científicas como la biogeografía y la fenología son muy importantes en el estudio de los cambios que se están produciendo en los ecosistemas por causa del cambio global (cambio climático, cambio en los usos del suelo, fragmentación de hábitats…).

Ciencia Ciudadana

Los eventos de Ciencia Ciudadana adquieren mucha importancia, porque en un corto periodo de tiempo se les da un buen empujón a las bases de biodiversidad. Y el biomaratón de otoño, sin duda, ha sido el más provechoso en este sentido desde que dimos comienzo en la organización de los biomaratones.

Los datos adquiridos tienen gran valor para todos los grupos de seres vivos, pero alcanzan aún una mayor valía cuando nos esforzamos en fotografiar los grupos de fauna y flora que son más desconocidos: artrópodos, musgos, helechos, pequeñas plantas silvestres y hongos.

Curiosidades del Biomaratón de otoño 2022

En eventos de este tipo, ocasionalmente los participantes (sin saberlo) han fotografiado especies de animales y plantas que no estaban inventariados en sus entornos, o que llevaban muchísimos años sin haberse visto. Una de las sorpresas más destacadas de este biomaratón fue la visita del Mosquitero de Pallas (Phylloscopus proregulus) en la comunidad de Madrid.

Esta ave se distribuye en época reproductora por la taiga, haciendo uso de bosques de coníferas. Su reproducción suele darse por el sur de Siberia, desde la cordillera de Altai hasta el mar de Ojotsk, así como en el norte de Mongolia y el noreste de China. E inverna entre el sureste de China y el norte de Indochina. Y aunque esta especie se citó por primera vez España en 1987, sus observadores han aportado su primer dato para Madrid. Siendo una aportación tan curiosa como importante en la historia de esta especie (y de los biomaratones). A tope con los Biomaratones.

Pseudoscorpiones y setas

Desde Crevillent (Comunidad Valenciana) nos mandan una bonita foto de un par de Pseudoescorpiones de la familia Chernetidae, y aunque estos arácnidos recuerdan por sus pinzas a los escorpiones, tan solo miden 2 mm y carecen de veneno. También desde la Sociedad Ibérica de Micología nos mandan observaciones de La Rioja y Zaragoza.

Una colorida seta que se corresponde con un boletal micorrícico (Boletus rubellus), y una especie poco citada (Cerocorticium canariense) pues se alimenta sobre una especie de palmera típica de Canarias (Phoenix canariensis) que no es muy común en la península ibérica. Además, este tipo de hongos, que no poseen la típica forma de seta, son menos propicios a llamar la atención de los que paseamos por el campo (y no somos micólogos) y suelen conseguir menos observaciones en los eventos de ciencia ciudadana (Figura 2).

Figura 2.
Pseudoescorpiones de la Familia Chernetidae, en Crevillent. Foto de Sonia Gil (@Soniagil).
Boletus rubellus, en Ocón (La Rioja). Foto de Luis Ballester (Soc, Ibérica Micología).
Cerocorticium canariense, en Zaragoza. Foto de Luis Ballester (Soc, Ibérica Micología).
Mosquitero de Pallas (Phylloscopus proregulus), en Madrid. Foto de Samuel de la Torre.

Biomaratón de invierno 2023

Ya puedes ir apuntando en tu agenda el próximo biomaratón de invierno, que se celebrará el último fin de semana de febrero. Recuerda que tu participación es valiosa para la ciencia, y te da la excusa perfecta para salir a pasear y disfrutar de la naturaleza durante el fin de semana.A tope con los Biomaratones

¡¡No olvides que tú podrías ser el próximo en descubrir una especie nueva… ¡¡Saca el naturalista que llevas dentro en el Biomaratón!!

Organizado por Iberozoa, ANAPRI, ARBA Tres Cantos y Biotura. Para cualquier pregunta o sugerencia puedes escribir a [email protected]. A tope con los Biomaratones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés