La nueva tasa de Residuos Urbanos de Actividades del Ayuntamiento de Madrid recaudará 38 millones

Así lo ha avanzado el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que ha presentado el proyecto de presupuestos y ordenanzas fiscales de 2016.

La nueva tasa de Residuos Urbanos de Actividades del Ayuntamiento de Madrid, conocida por el acrónimo TRUA, recaudará 38 millones de euros aunque ningún recibo podrá estar por encima de los 20.000 euros, aunque generen más residuos.

Así lo ha avanzado el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que ha presentado el proyecto de presupuestos y ordenanzas fiscales de 2016.

La TRUA es una nueva tasa que no afectará ni a inmuebles– a diferencia de la desaparecida Tasa de Basuras vigente hasta 2014– almacenes o estacionamientos.

Se dirige a menos del 7 por ciento de los recibos del total la ciudad gravando a los inmuebles con algún tipo de actividad comercial, industrial, profesional, artística, administrativa, de servicios siempre y cuando el inmueble no sea residencial, almacén o estacionamiento. Razones «medioambientales, de justicia tributaria y de capacidad económica» han justificado el establecimiento de la TRUA.

La cuota tributaria se compone de dos elementos: una cuota fija anual, en función del tramo de valor catastral del inmueble y del uso catastral a que se destine; y una cuota de generación (no aplicable a los usos de oficinas y edificio singular), que responde a la realidad de que no todas las actividades generan la misma cantidad de residuos.

En la configuración de la cuota de este tributo se han conciliado los principios de capacidad económica, de provocación de costes y los de economía y eficacia en la gestión. En todo caso, la cuota resultante no podrá superar los 20.000 euros.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés