Vertidos. Asturias otra multa más que pagan los vecinos de Aller por culpa del Ayuntamiento

Sorprende estos vertidos que deberían acabar en la depuradora de Baiña de Mieres que descontamina las aguas de  la cuenca del río Caudal, incluidos los vertidos de Moreda, no se lleven por el colector al bombeo de Oyanco y de allí a Mieres.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico nos ha traslado que resuelven sancionar al Ayuntamiento de Aller con 35.379 euros por los vertidos continuados de aguas residuales al cauce del río Aller en Moreda, que proceden de un colector de saneamiento municipal no autorizado que habíamos denunciado desde la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

Sorprende estos vertidos que deberían acabar en la depuradora de Baiña de Mieres que descontamina las aguas de la cuenca del río Caudal, incluidos los vertidos de Moreda, no se lleven por el colector al bombeo de Oyanco y de allí a Mieres.

Estos hechos suponen un claro delito de acuerdo a la Ley Orgánica 10/1995 por parte del Ayuntamiento de Aller, al haberse producido una contaminación continua por negligencia y suponer estos vertidos un riesgo grave para el equilibrio de los sistemas naturales, acreditado con la evidente contaminación que se detecta tanto de manera visual como olfativa, sin que el consistorio se haya hecho nada para evitar esta contaminación.

- Advertisement -

La sanción corresponde 27.215 euros en concepto de multa por incumplimiento de la ley de aguas, 8.164 euros en concepto de daños producidos al dominio público hidráulico.

Los vertidos de aguas residuales en Asturias sin depurar son un grave problema ambiental, que incumple todas las normativa vigentes, porque la normativa europea recogida en la Directiva 91/271/CEE tiene por objeto la recogida, el tratamiento y el vertido de las aguas residuales urbanas, con el fin de proteger al medio ambiente de los efectos negativos de los vertidos de esta aguas, ya nos obligaba a los núcleos mas importantes a tener en el año 2005 todas las aguas depuradas, 10 años después muchos de ellos como este caso siguen vertiendo las aguas sin depurar a los ríos con el correspondiente impacto. A pesar de los millones de euros de fondos europeos gastados en obras de colectores, depuradoras y obras hidráulicas, todavía hay miles de asturianos que vierten sus aguas sin depurar por la negligencia de los Ayuntamientos y del Principado que lo permite.

La Coordinadora exige que la multa la paguen los responsables políticos de dichos vertidos, no los ciudadanos que son lo que acaban pagando si paga el Ayuntamiento, porque los ciudadanos nada tiene que ver con esa negligencia producida en los últimos años por el consistorio.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés