Aragón entona el ‘mea culpa’ por la contaminación por lindano

   Olona ha comparecido, en la sesión plenaria de las Cortes, a petición del grupo parlamentario de Podemos, donde ha negado que los anteriores Gobiernos autonómicos hayan actuado con irresponsabilidad, pero sí ha echado en falta más organización a la hora de articular las soluciones.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha afirmado este jueves que «ha faltado impulso político» ante el problema de la contaminación por lindano de la cuenca del río Gállego y ha emplazado a conseguir «un amplio acuerdo» político, científico y social para hallar soluciones.

Olona ha comparecido, en la sesión plenaria de las Cortes, a petición del grupo parlamentario de Podemos, donde ha negado que los anteriores Gobiernos autonómicos hayan actuado con irresponsabilidad, pero sí ha echado en falta más organización a la hora de articular las soluciones.

«La contaminación por lindano es el problema medioambiental más grave que afronta Aragón en estos momentos», ha dicho Olona, afirmando que este producto químico, que fabricó Inquinosa en Sabiñánigo (Huesca) durante décadas, abandonando la producción en 1994, puede desplazarse por el aire a grandes distancias, afectando a las personas y la vida silvestre. Es uno de los contaminantes más abundantes en los ecosistemas.

- Advertisement -

Este problema solo puede contemplarse a largo plazo, ha continuado el consejero, señalando que el volumen de residuos acumulados supera las 130.000 toneladas, un riesgo «potencialmente catastrófico», aunque «existe un elevado nivel de control».

Además, el vertedero de Bailín «no tiene riesgo de colapso» y ofrece seguridad en un horizonte de 30 años. Olona ha reconocido que urge ejecutar el by pass para derivar las aguas limpias directamente al río Gállego, así como introducir nuevas tecnologías para descontaminar el acuífero y destruir los residuos.

Ha dejado claro que «no se contribuye a nada creando alarma cuando no hay motivo», insistiendo en que la situación está «controlada». «Todos queremos un río limpio, pero esto nos va a llevar muchos años», ha considerado.

«SITUACIÓN PELIGROSA»

El diputado de Podemos, Nacho Escartín, ha propuesto crear una comisión para elaborar las soluciones ante «uno de los peores casos de contaminación de toda Europa» que no ha sido resuelto en 40 años. «La situación es cada vez más peligrosa», ha considerado.

Ha alertado de la peligrosidad de este material químico, mencionando la aparición de irritaciones, afectaciones al sistema nervioso central, alergias, asma, alteraciones del sistema hormonal, linfomas y cáncer, entre otras dolencias y ha advertido de que sigue habiendo residuos de lindano en Sargas, Bailín, Jaca y Puente la Reina, en la provincia de Huesca, así como en la vieja fábrica de Inquinosa, ubicada en Sabiñánigo, por lo que ha pedido que se lleven a cabo estudios epidemiológicos.

«Son cientos de miles de toneladas, de residuos industriales ultratóxicos», ha continuado Escartín, quien ha lamentado que los sucesivos Ejecutivos regionales han incurrido en una «dejación de funciones», a resultas de lo cual no hay un plan integral de descontaminación.

Ha dicho que el vertedero de Bailín «es una medida temporal» y ha apostado por confeccionar «un acuerdo económico» con el Gobierno central y la UE. Escartín ha recomendado crear un polo de economía verde para «convertir el problema en una oportunidad».

El parlamentario socialista, Darío Villagrasa, ha criticado la «descoordinación institucional, un mal ejemplo» y ha apoyado la creación de una nueva estructura de gestión que coordine las actuaciones. Ha propuesto elaborar planes de economía verde para dar solución a este problema «global».

La diputada de IU, Patricia Luquin (grupo mixto), ha hecho hincapié en que el nivel de contaminación es «gravísimo» y no puede ser responsabilidad, exclusivamente, de la Comunidad Autónoma.

«No puede ser que Inquinosa se marche de rositas», ha continuado Luquin, quien ha preguntado al consejero si tiene prevista algún tipo de actuación para que esta empresa asuma «la responsabilidad que le corresponde».

En representación del PP, Ramón Celma ha aseverado que «este problema nos supera a toda la Comunidad» y ha abogado por pedir más ayudas al Gobierno de España y la Comisión Europea para poner en marcha las técnicas adecuadas que permitan descontaminar la zona.

La diputada del PAR, Lucía Guillén, ha lamentado que no se haya avanzado en la financiación de la descontaminación, señalando que «cada paso adelante tiene un coste que ahora mismo resulta difícil de calcular». Ha avisado de que los residuos se están distribuyendo en todo el cauce del Gállego.

Desde C’s, Jesús Sansó ha dicho que «si algo une al PP, el PAR y el PSOE es que todos han tenido responsabilidad en este asunto» y se ha quejado de que en 10 años no se haya aplicado ninguna medida cautelar imponiendo fianzas o el pago de seguros a Inquinosa.

EP

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés