Getafe lanza policías de paisano a la calle para multar por no recoger las heces de los perros

Este servicio de detectives caninos que puso en marcha el Gobierno del PP se prestó desde noviembre de 2014 hasta el pasado mes de abril y fue muy criticado al considerar que era poco efectivo y muy caro.

La Policía Local de Getafe, en coordinación con la empresa municipal de limpiezas (LYMA), multará a los dueños de perros que no recojan las heces de sus mascotas tras la desaparición de los detectives caninos que contrató el Ayuntamiento en la anterior legislatura por 45.000 euros durante seis meses.

Este servicio de detectives caninos que puso en marcha el Gobierno del PP se prestó desde noviembre de 2014 hasta el pasado mes de abril y fue muy criticado al considerar que era poco efectivo y muy caro.

Ahora, la Policía Local actuará a través de agentes de paisano de la unidad de Medioambiente, que patrullarán diferentes zonas de Getafe para evitar que los dueños de los animales incumplan la normativa.

Las sanciones para aquellos que no recojan las heces será de como mínimo 90 euros, por lo que el Gobierno Municipal hará llegar a los dueños de perros una carta a través del concejal de Limpieza, Ángel Muñoz, en la que se recuerda las normativas vigentes y las sanciones que supondría su no cumplimiento.

Esta medida forma parte de una campaña del Ayuntamiento de Getafe que recoge otros aspectos como el de seguridad y correcto uso de los espacios públicos.

Así, se recuerda que según el artículo 238 de las Ordenanzas de Medio Ambiente, «los animales de compañía habrán de circular acompañados y conducidos mediante cadena o cordón resistente que permita su control, yendo provistos de bozal cuando su temperamento o naturaleza y características así lo aconsejen».

No obstante, el aspecto de la salud pública es uno en los que más hincapié hace la campaña reproduciendo el artículo 240 de las Ordenanzas de Medio Ambiente relativo a que ‘las personas que conduzcan perros y otros animales deberán impedir que las deyecciones queden depositadas en las vías públicas y en particular en aceras, paseos, jardines y en cualquier otro lugar destinado al tránsito de peatones, estando obligados a proceder a su retirada y limpieza inmediata».

El Ayuntamiento recuerda que el incumplimiento de lo establecido en estas Ordenanzas puede suponer la aplicación de una multa de 90 euros para los propietarios que no recojan las heces de sus animales, y de hasta 750 euros para el resto de sanciones.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Vertidos de la mina de Loreñe

¿Plásticos naturales?

El plástico acidifica el océano