Aeversu y las nuevas tecnologías de valorización de residuos

La intervención del Secretario General Técnico de AEVERSU, Carlos Rodríguez, tuvo lugar, ante un nutrido aforo, el último día en un debate desarrollado en formato mesa redonda y en el que se abordaron los retos de la valorización de residuos en el marco del Programa Horizonte 2020

La Asociación Española de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos (AEVERSU) participó activamente en las XXIII Jornadas Técnicas de la Asociación Nacional de Empresas Públicas de Medio Ambiente (ANEPMA), organizadas por ARGGISA (Empresa pública de Agua y Residuos del Campo de Gibraltar, S.A), y que tuvieron lugar en Algeciras los días 18, 19 y 20 de noviembre, contando con un aforo de alrededor de 400 inscritos y la representación de la Administración y principales entidades públicas y privadas dedicadas a la recogida y tratamiento de la basura, así como a la limpieza viaria.

La intervención del Secretario General Técnico de AEVERSU, Carlos Rodríguez, tuvo lugar, ante un nutrido aforo, el último día en un debate desarrollado en formato mesa redonda y en el que se abordaron los retos de la valorización de residuos en el marco del Programa Horizonte 2020, compartiendo protagonismo con Carlos Martínez Orgado, Presidente de Honor de la Fundación para la Economía Circular; Santiago Fernández Fernández, Director Gerente de Cogersa; Eduardo Fernández-Giménez, Director de I+D+i y Sostenibilidad Urbana de Urbaser; y Diego de Sales, Director del Departamento Cátedra de Tecnología de Medio Ambiente de la Universidad de Cádiz.

ESPAÑA, AÚN LEJOS DE LOS NIVELES DE VALORIZACIÓN ENERGÉTICA EN EUROPA

De acuerdo con los datos hechos públicos por Eurostat en 2013, el nivel de valorización energética en España es de tan solo un 10% de residuos urbanos, gestionados a través de las 10 plantas distribuidas en el territorio.

En el nuevo PEMAR, está previsto incrementar la valorización hasta el 15%, un porcentaje que se encuentra significativamente por debajo de la media europea (26%). Y si lo comparamos con los países más avanzados de la Europa comunitaria, como Alemania, Dinamarca y Holanda, donde el tratamiento a través de este sistema supera el 35%, llegando incluso hasta el 54%, resulta evidente que, tal y como destacó Carlos Rodríguez, estamos todavía muy lejos de estas tasas.

Por otro lado, la utilización de los vertederos sigue siendo la gran asignatura pendiente en España. Más del 60% de los desechos urbanos se desvían a vertedero frente a un 31% de la media europea. En este escenario, el PEMAR 2016-2022 prevé, para el año que viene, una reducción del vertido de residuos biodegradables hasta el 36%, lo que equivale a más de 4 millones de toneladas; un objetivo difícil de alcanzar, a juicio de los participantes en el debate.

VENTAJAS DE LA VALORIZACIÓN ENERGÉTICA

El Secretario General Técnico de AEVERSU destacó las principales ventajas de la valorización energética, resumiendo las conclusiones del estudio que realizó G-Advisory del Grupo Garrigues, presentado en Madrid el pasado 6 de octubre.

Así, destacó la importancia que tiene la transformación energética inherente al residuo, en energía calorífica (vapor) y energía eléctrica. La primera se utiliza principalmente para redes urbanas de acondicionamiento (calefacción), las denominadas “district heating”, especialmente comunes en muchas ciudades del norte de Europa, aunque también hay casos en España (Barcelona, Mataró).

La generación de energía eléctrica resulta quizás más importante aún, ya que, por un lado, evita el consumo de recursos fósiles y, por otro, puede contribuir a economizar el coste para los ciudadanos.

En España, la producción de energía eléctrica procedente de la valorización energética es modesta en el contexto energético del país. No obstante, el estudio de G-Advisory estima que se podría alcanzar un ahorro de 26,3 € por cada MWh de energía eléctrica producida. Las 10 plantas de valorización energética en España producen casi 1,5 MWh, lo que equivaldría al suministro de electricidad a unas 420.000 viviendas.

Desde el punto de vista de impacto social, Carlos Rodríguez indicó que la valorización enérgica contabiliza unos1.000 empleos directos, además de 1.400 indirectos e inducidos. Destacó que el nivel y la calidad del empleo creado por el sector son muy cualificados.

En cuanto al volumen de facturación, ésta se cifra en unos 273 millones de euros.

Finalmente, enfatizó, desde la dimensión ambiental, las ventajas comparativas respecto a los vertederos.

Para más información, www.anepma.es.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés