La valorización energética de residuos contribuye a ahorrar en la importación de petróleo y gas

Fernández reseñó dos motivos fundamentales por los que decidieron abordar esta encuesta. Por un lado, para tratar de buscar una explicación sobre las razones por las cuales en España tenemos todavía un bajo porcentaje de recuperación energética de los desechos plásticos (16 por ciento)

En una entrevista emitida por Radio Líder Galicia, el Director General de PlasticsEurope, Manuel Fernández, habló de los resultados de una encuesta promovida por esta entidad y a través de la cual se extrae que prácticamente el 97 por ciento de los españoles se muestran a favor de la valorización energética de los residuos.

Fernández reseñó dos motivos fundamentales por los que decidieron abordar esta encuesta. Por un lado, para tratar de buscar una explicación sobre las razones por las cuales en España tenemos todavía un bajo porcentaje de recuperación energética de los desechos plásticos (16 por ciento), mientras que en diversos países avanzados de la Unión Europea, esta tasa se sitúa en el 75 por ciento. Y, por otro, el aparente rechazo social a este sistema.

A su juicio, el hecho de que no haya crecido la valorización energética se debe fundamentalmente a un tema legislativo y, por supuesto, a la opinión pública. Es por ello que apuntó a la necesidad de cambiar la normativa para que ésta pueda adaptarse a las nuevas necesidades, teniendo en cuenta que la corriente social es un factor importante que condiciona a los legisladores.

- Advertisement -

Entiende que “si se comunica correctamente, los ciudadanos comprenderán que la valorización energética de residuos contribuye a ahorrar en la importación de petróleo y gas del exterior”.

Reconoce que puede haber un cierto temor político de las instituciones a enfrentarse a una opinión pública que teóricamente estaba en contra de este modelo de tratamiento de residuos. En este sentido, aludió a experiencias relativas a la instalación de estas plantas, que generaron una importante contestación social, pero por parte de pequeños grupos. “Hay que saber si las personas que viven en el entorno de estas instalaciones han sido correctamente informadas sobre el cometido de estas infraestructuras y las medidas de seguridad adoptadas en las mismas”, recordando que “estas plantas son seguras por sí mismas desde hace muchísimos años en varios países europeos”.

LOS DATOS

La encuesta fue contestada por 1.000 entrevistados (una muestra representativa muy importante), en la que se constata igualmente que los españoles rechazamos el uso del vertedero, donde de hecho acaban el 50 por ciento de los residuos plásticos en nuestro país.

Precisó que el plástico contiene el mismo valor calorífico que el gas natural, argumentando que, si bien tenemos una buena posición en reciclado mecánico de envases plásticos (nos situamos en el 34 por ciento y el país comunitario que mejor lo hace está en el 40 por ciento), no es así en el caso de la valorización energética, con una notable diferencia: 16 por ciento en España frente al 75 por ciento del Estado que más valoriza.

SOBRE PLASTICSEUROPE

Fundada en el año 2005, esta organización representa a los fabricantes de materias primas plásticas a nivel europeo. Aunque su sede está en Bruselas, cuentan con delegaciones en Madrid, París, Londres, Milán y Frankfurt, desde donde operan para toda Europa.

Aludió a su tres áreas estratégicas de trabajo: la eficiencia en el uso de los recursos, la eficiencia energética y la protección al consumidor. “Lo que hacemos en todo caso es divulgar el conocimiento sobre la industria y sobre todos los materiales plásticos, sus múltiples aplicaciones y aportación a la economía circular y al desarrollo sostenible”.

Manuel Fernández es consciente de la mala fama del envase plástico, tal y como evidencian las encuestas de imagen, pero considera que todo es debido a un gran desconocimiento sobre lo que aportan estos materiales a lo largo de su vida útil, ya que constituyen la base y el fundamento de una sociedad sostenible. Y puso un ejemplo: “en los países en vías de desarrollo, se pierden, entre producción y transporte de alimentos, un 40 por ciento. En los desarrollados, se pierde sólo el 3 por ciento, y ello es gracias al uso de envases y embalajes”.

Asimismo, trasladó que cuentan con una iniciativa denominada “Cero plásticos en vertedero” con la que pretenden influir sobre los legisladores para que se prohíba la entrada de plásticos en vertedero; una medida ya aplicada en muchos países europeos y a la que califica como real y no utópica. En este marco, apuntó que trabajan con toda la cadena de valor, y con la Administración también, para enseñar lo que debemos hacer de cara a reciclar más y mejor, y concienciar a la población de que el hecho de que se valorice energéticamente no es algo negativo, sino un pilar fundamental. Aludió al caso de Viena, que cuenta con una planta de valorización energética en el mismo centro de la ciudad, siendo un claro ejemplo de cómo se puede integrar este sistema en la propia urbe.

Cree necesario perder el miedo a los plásticos porque aportan muchísimo valor a la sociedad. Y se refirió a Galicia, zona pesquera por excelencia: “Las redes que utilizan los marineros están fabricadas con plástico; el pescado se envasa en cajas de plástico, donde se conserva, contando éstas con una gran resistencia térmica para que el producto pueda llegar a toda la península ibérica. “En España transformamos muchas cajas de pescado en aislante térmico para viviendas”.

En el ámbito de la educación ambiental, destacó que llevan más de 5 años colaborando con la Fundación Ecomar, dedicada a la sensibilización de la población respecto al cuidado de nuestros mares. En este sentido, llevan a cabo actividades en las que se proporciona información sobre los plásticos, intentando eliminar su imagen negativa y que la sociedad sepa realmente lo que están aportando, contribuyendo a mejorar nuestras vidas. Desde medias de nylon hasta cualquier componente de los electrodomésticos y automóviles.

Respecto al nuevo paquete europeo de economía circular, se muestran muy satisfechos de que haya sido aprobado, toda vez que “encaja perfectamente en nuestro planteamiento de cero plásticos a vertedero”. Considera que debemos cambiar de una economía lineal a una circular en la que no existan residuos, sino recursos. “Cuando un producto concluya su vida útil, podrá servir para otra función”.

También trasladó que no sólo podemos reciclar mecánicamente los plásticos porque tiene sus limitaciones técnicas y económicas, apuntando hacia el reciclado químico, que estará plenamente instaurado en breve: “Los plásticos se convierten en monómeros para fabricar nuevas materias primas con las mismas propiedades que tienen las derivadas directamente del petróleo, posibilitando que el ciclo sea infinito”. Aludió igualmente a otras iniciativas tales como la fabricación de combustible a partir de residuos plásticos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés