“Oportunidades Galicia” supera la barrera de los 100.000 participantes

Se trata, en todo caso, de gestos que contribuirán a abandonar el caduco modo de vida lineal (extraer-fabricar-usar-tirar) y avanzar hacia uno circular en el que cobre protagonismo el criterio multierre, complementando las tres erres tradicionales (reducir, reutilizar y reciclar) con otras tales como repensar, rediseñar, refabricar, reparar, redistribuir y recuperar.

La campaña autonómica “Oportunidades Galicia. Separemos ben, reciclaremos mellor”, que promueve, coordina y lidera la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio con el fin último de incrementar las tasas de reciclaje en nuestra comunidad, ha superado la barrera de los 100.000 participantes. De hecho, desde su lanzamiento, en agosto de 2016, y hasta el mes de septiembre del año en curso, ha atendido de forma directa a un total de 102.117 personas, llevando a cabo 1.955 acciones.

Para la ejecución del plan de trabajo, la iniciativa se ha valido de distintos instrumentos tales como aulas móviles, carpas informativas y tráilers, además de tareas de buzoneo de folletos informativos para reforzar los principales mensajes, desarrollando igualmente actividades en distintos ámbitos tales como las propias calles de los municipios, centros escolares, centros comerciales, asociaciones, playas, campamentos y eventos deportivos, entre otros.

Las actividades son ejecutadas por educadores medioambientales, cuya labor se centra en instruir, formar y concienciar a la población en la correcta gestión de los residuos municipales a fin de que éstos apliquen en su vida diaria el principio de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) y adopten los preceptos de la economía circular.

- Advertisement -

DE LO LINEAL A LO CIRCULAR

La pretensión es que los ciudadanos logren llevar a cabo un consumo responsable, que reduzcan la producción de residuos en origen, que alarguen la vida útil de los productos y que se involucren de lleno en el sistema de recogida selectiva, segregando correctamente los desechos y depositándolos en los contenedores adecuados habilitados en las vías públicas: amarillo, para latas, briks y envases de plástico; azul, para envases de cartón y papel; iglú verde, para envases de vidrio; recipiente específico para pilas; y contenedor verde convencional, para la fracción resto, que Sogama convierte en energía eléctrica con todas las garantías ambientales y de protección de la salud pública.

Se trata, en todo caso, de gestos que contribuirán a abandonar el caduco modo de vida lineal (extraer-fabricar-usar-tirar) y avanzar hacia uno circular en el que cobre protagonismo el criterio multierre, complementando las tres erres tradicionales (reducir, reutilizar y reciclar) con otras tales como repensar, rediseñar, refabricar, reparar, redistribuir y recuperar.

Durante las jornadas formativas, los ciudadanos tienen ocasión de consultar todas sus dudas, dejar constancia de sus observaciones y comentarios y, si así lo desean, y de forma anónima, participar en encuestas de conocimientos y satisfacción sobre el actual sistema de recogida selectiva.

Con esta campaña, apoyada por Ecoembes y Sogama, se pretende que cada vez sean más los ciudadanos que contribuyan al reciclaje para lograr sus beneficios ambientales (ahorro de energía y materias primas, y menores emisiones de CO2), económicos (generación de riqueza y empleo) y sociales (mayor bienestar y calidad de vida).

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés