La metrópolis de Barcelona reivindica la reutilización de residuos y el uso de los Puntos Verdes

El vicepresidente de Medioambiente del Área Metropolitana de Barcelona, Eloi Badia, ha explicado que se organizarán actividades para concienciar a administraciones, empresas y ciudadanía de que se generan demasiados residuos y animar a reducirlos.

Los municipios metropolitanos de Barcelona reivindicarán durante la Semana Europea de Prevención de Residuos, que se celebra desde este sábado hasta el 26 de noviembre, la reutilización de residuos y el uso de las desecherías –Puntos Verdes– bajo el lema ‘Démosle una nueva vida’.

El vicepresidente de Medioambiente del Área Metropolitana de Barcelona, Eloi Badia, ha explicado que se organizarán actividades para concienciar a administraciones, empresas y ciudadanía de que se generan demasiados residuos y animar a reducirlos.

Asimismo, el AMB quiere aprovechar la décima edición de este proyecto, organizado por la Asociación de Ciudades por el Reciclaje (ACR+), para subrayar que la Red Metropolitana de Desecherías es un buen recurso para dar «una nueva vida» a muchos objetos.

- Advertisement -

«Las desecherías son un lugar en el que se reparan y reutilizan objetos», ha dicho Badia, y ha subrayado que algunas ya cuentan con una programación estable de asesoramiento y cursos para aprender a hacer reparaciones e intercambios y cambiar el aspecto de aparatos electrónicos, ropa o muebles.

RED DE RECOGIDA

La red metropolitana cuanta con 68 instalaciones fijas y 15 camiones que realizan paradas programadas –funcionan como Puntos Verdes móviles– en las que en 2016 se recogieron un total de 78.000 toneladas de residuos, entre los que destaca la runa (42%) y la madera (21%).

En relación a la peligrosidad, destacan el mercurio y el amianto, que se deben recoger y tratar de forma cuidadosa, además de la recogida de pilas, aparatos electrónicos y fluorescentes, que también necesitan un tratamiento específico.

DÍA DE LA DESECHERÍA

Este sábado, coincidiendo con el inicio de la Semana Europea de Prevención de Residuos, la desechería del barrio barcelonés de Vallvidrera, Esplugues-Sant Joan Despí, Molins de Rei, Pallejà, Sant Feliu de Llobregat, Santa Coloma de Cervelló, Tiana-Montgat y Viladecans organizarán manualidades, talleres, juegos y charlas.

Durante la semana también se realizarán talleres de reparación textil (Montgat, Fort Pienc, Castellbisbal); de informática (Tiana); de pequeños electrodomésticos (Sant Just Desvern); de cocina para reducir el malbarato (La Palma de Cervelló, Corbera, Sant Cugat del Vallès, Sant Andreu de la Barca y Tiana) y de reparación de muebles (Castellbisbal).

En este sentido, el local ‘Millor que nou’ del distrito barcelonés de Nou Barris organizará el 25 de noviembre actividades para «dar nuevas vidas» a distintos objetos a través de asesoramientos sobre textil, bricolaje, electrónica y ebanistería, además de cursos de reparación de juguetes e intercambios entre particulares, entre otros.

PREMIAR EL RECICLAJE

El jefe de Sección de Prevención de Residuos del AMB, Albert Torra, ha explicado que el ente supramunicipal ha impulsado la campaña ‘Ir a la desechería tiene premio’, que tiene como objetivo fomentar el reciclaje de residuos: llevar materiales de forma regular abaratará la Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos (TMTR) que se cobra con el recibo del agua.

Ha señalado que el AMB trabaja para ampliar los beneficiarios de la tarifa social de la TMTR de cara al 2018, de manera que todas las familias que estén en riesgo de exclusión residencial y tengan dificultades para pagar el recibo se puedan beneficiar.

Se calcula que esta bonificación –que será del 100%– llegará a unas 15.000 familias: «Con esta medida se amplía el concepto de pobreza energética al conjunto de servicios básicos del hogar, de los cuales los residuos son una parte esencial».

Torra ha lamentado el aumento de las campañas comerciales como el ‘black friday’ que desincentivan la reparación y reutilización de aparatos electrónicos, uno de los residuos que más ha aumentado en los últimos años: «Queremos dar alternativas. No podemos ir contra la superproducción a bajos precios, pero queremos concienciar de que estos aparatos pueden entregarse a personas necesitadas tras pequeñas reparaciones».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés