Sogama instruye en la reducción del desperdicio alimentario a jóvenes de Arteixo, Carballo, Laracha y Ordes

Bajo el lema “Con la comida no se juega. No tires alimentos”, se pretende llamar la atención sobre la importancia que tiene el consumo responsable, racional, sensato y medido para evitar que la comida acabe cada día en el cubo de la basura. El fin último es buscar en todo momento la complicidad de los jóvenes, así como la de sus profesores y familias, para que, además de contribuir a reducir la cantidad de comida desperdiciada, lleven a cabo  una tarea educativa y formativa en su entorno social más inmediato.

En el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2017 (a celebrar del 18 al 26 de noviembre), a la que Sogama se ha adscrito, esta empresa pública, con el apoyo de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio y los concellos implicados, llevará a cabo una serie de charlas y dinámicas en siete institutos de las localidades coruñesas de Arteixo, Carballo, Laracha y Ordes a fin de instruir y concienciar a los alumnos de bachillerato sobre la necesidad de reducir el desperdicio alimentario, un serio problema en alza con graves consecuencias mediombientales, económicas y sociales, amén de las propiamente éticas y morales.

Bajo el lema “Con la comida no se juega. No tires alimentos”, se pretende llamar la atención sobre la importancia que tiene el consumo responsable, racional, sensato y medido para evitar que la comida acabe cada día en el cubo de la basura. El fin último es buscar en todo momento la complicidad de los jóvenes, así como la de sus profesores y familias, para que, además de contribuir a reducir la cantidad de comida desperdiciada, lleven a cabo una tarea educativa y formativa en su entorno social más inmediato.

Educadores especializados de la compañía Applus detallarán el alcance de la problemática representada por las pérdidas y el desperdicio de alimentos, las razones por las que éste se produce y cómo ayudar a disminuir su impacto.

- Advertisement -

Las explicaciones estarán reforzadas por presentaciones, vídeos y diversos recursos didácticos, apostando en todo momento por un diálogo abierto, fluido y participativo a través del cual los estudiantes puedan expresar sus ideas y opiniones, además de fomentar su creatividad y activar su conciencia.

Las acciones se materializarán conforme al siguiente planning:

LAS CIFRAS

En la Unión Europea, el desperdicio alimentario se cifra en 89 millones de toneladas anuales (alrededor de 173 kilos por persona), correspondiendo 8 millones de España, cantidad que nos sitúa como séptimo país que más comida desecha. Los expertos advierten de que, de seguir el ritmo de despilfarro actual, en el año 2020 se alcanzarán los 126 millones de toneladas en el entorno comunitario, suponiendo un incremento del 40%.

Si bien el hogar constituye el ámbito que concentra el mayor porcentaje de desperdicio alimentario (42%), lo cierto es que éste se encuentra presente en toda la cadena, desde la fabricación (39%) hasta los servicios de restauración y catering (14%) y distribución (5%).

Las negativas consecuencias ambientales también están cuantificadas: 170 millones de toneladas equivalentes de CO2 al año, sin mencionar el consumo de otros recursos como los hídricos (para producir un kilo de carne de vacuno se utilizan de 5 a 10 toneladas de agua), además de los agrícolas y marinos.

Tal y como señala la FAO, si la pérdida y el desperdicio de alimentos fueran un país, sería el tercer mayor emisor nacional de gases de efecto invernadero.

En este escenario, el Parlamento Europeo se ha propuesto como objetivo reducir el desperdicio alimentario a la mitad en 2030. Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) proclama “tolerancia cero” con el desperdicio alimentario para acabar con el hambre, toda vez que un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia cada año en el mundo, suponiendo igualmente un despilfarro de mano de obra, agua, energía y tierra.

SOBRE LA SEMANA EUROPEA DE LA PREVENCIÓN

Conocida por sus siglas en inglés EWWR, se trata de un proyecto de la Comisión Europea a través del cual distintos colectivos sociales de toda Europa (administraciones públicas, asociaciones, centros educativos, empresas, ONG´S, ciudadanos particulares, etc) organizan cada año, y durante una semana, actividades de divulgación y sensibilización centradas en la prevención como principal soporte de la gestión sostenible de los residuos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés