Bizkaia redujo la generación de basuras un 1,3% en 2012 y recicló el 40% de sus residuos sólidos urbanos

Bizkaia redujo el pasado año un 1,3 por ciento la generación de basuras y recicló el 40 por ciento del total de residuos sólidos urbanos, según los datos aportados por el diputado de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, en la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente de las Juntas Generales de Bizkaia.

   En su comparecencia ante esta comisión a petición del PP, el diputado ha explicado que, a lo largo de 2012, cada vizcaíno generó 535 kilos de basura, hasta alcanzar las 619.963 toneladas de residuos sólidos urbanos, 8.077 toneladas menos respecto a las contabilizadas en 2011 (-1,3%).

   Además, ha destacado el porcentaje de reutilización y reciclaje, que se acerca al 40 por ciento del total de residuos gestionados en el Territorio, un tasa que «supone adelantarse cuatro años» al objetivo establecido para 2016.

   El 73 por ciento del residuo urbano primario generado en las poblaciones vizcaínas es aprovechado materialmente (39%) o energéticamente (34%) a través de Zabalgarbi, de manera que «tan sólo el 27 por ciento se deposita en vertederos controlados».

- Advertisement -

   Bizkaia prevé en los próximos años, según ha explicado Madariaga, mejorar los índices de recogida selectiva y reciclaje, tras la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico inaugurada en febrero de este año.

   Para el diputado, estos datos representan un «éxito» de la política foral en materia de residuos sólidos urbanos, «debido en buena manera al gran consenso político» alcanzado entre los grupos junteros del parlamento vizcaíno. A su entender, es la «clave» que ha permitido a Bizkaia ocupar una «posición de liderazgo a la altura de los países europeos más avanzados en la materia».

   Según han indicado desde las Juntas, tanto el PSE como el PP han coincidido en que estos resultados son fruto del «consenso político». El juntero del PP Arturo Aldecoa ha señalado que el territorio ha conseguido una solución «técnicamente razonable» y ha animado a la Diputación a que para el futuro estudie la gestión de la fracción de la materia orgánica a través de la instalación del quinto contenedor y de campañas informativas.

   Por su parte, el grupo juntero Bildu ha asegurado que la reducción de la generación de basuras se debe más a la bajada del consumo y no tanto a la concienciación ciudadana. Su portavoz, Aitor Torre, ha lamentado que el diputado es «preso» de las políticas desarrolladas en el pasado ya que, según ha indicado, el 80 por ciento de los residuos generados en Bizkaia van destinados a la incineración, a través de Zabalgarbi.

   También ha cuestionado a Madariaga sobre la implantación del quinto contenedor y la experiencia que desarrolla el Ayuntamiento de Berriz con el sistema de recogida «puerta a puerta».

   Tras precisar que la recogida de basuras es una competencia es municipal, el diputado ha señalado que la Diputación ha dejado «para el final» la gestión de los residuos orgánicos y se ha mostrado partidario de abordar «primero» el aprovechamiento de estos residuos, para implantar después una estrategia que debe ser acometida «a largo plazo». En materia orgánica, «estamos empezando la andadura», ha advertido.

EL VERTEDERO DE INERTES DE IGORRE

   Asimismo, a iniciativa del PP, el diputado foral de Medio Ambiente ha informado sobre la enajenación del vertedero de residuos inertes y no peligrosos de Igorre, decidida en el Consejo de Administración de la sociedad pública Garbiker el 30 de marzo de 2012.

   El objetivo de esta operación era desprenderse de aquellos bienes de la empresa «que no respondieran a los fines estrictamente públicos de la gestión en alta de los residuos urbanos de Bizkaia». La Diputación entendía que debía «salir del negocio privado» ya que en la actualidad, en un radio de 40 kilómetros, existen otros cuatro vertederos de residuos no peligrosos, localizados en terrenos de Zalla, Lemoa, Mallabia y Zaldibar.

   La cesión de uso del vertedero de Igorre por 14 millones de euros hasta su cierre a una empresa del grupo OTUA, dedicada al reciclaje del sector de la automoción, ha generado una «plusvalía» para la Diputación de 6,1 millones de euros, según ha indicado el responsable de Medio Ambiente.

   De esta cantidad, la institución foral tendrá que descontar 640.000 euros en concepto de canon que deberá abonar al Ayuntamiento de Igorre en virtud del convenio que este municipio firmó con la Diputación por su ubicación en el municipio de Arratia, 80.000 euros cada año.

   El PP ha mostrado su disconformidad con que esta cantidad tenga que ser asumida por la Diputación y no por los nuevos propietarios, cuando la infraestructura, ha destacado Aldecoa, ya «no es nuestra». Sin embargo, la Diputación cree que «jurídicamente es más limpio» ya que la institución foral fue la que asumió el compromiso con el Ayuntamiento.

   En cualquier caso, el diputado ha resaltado que el vertedero de Igorre ha ofrecido unos beneficios de «entre 200.000 y 300.000 euros anuales» desde su inauguración en octubre de 2009, generando unos gastos totales de mantenimiento hasta la fecha de 3 millones de euros. «En ningún caso ha dejado de ser rentable», ha manifestado.

   Por su parte, Bildu ha criticado el grado de uso del vertedero, «utilizado en un 5 por ciento». En este sentido, Fernando Larrinaga ha advertido de que supone un «error» en las previsiones «de un 600 por ciento».

   El grupo nacionalista se ha mostrado conforme con la enajenación de un servicio que no consideran público y ha planteado que la entrada de un nuevo gestor privado puede, en palabras de Edorta Rodrigo, «incrementar la competencia y ayudar a que los precios sean más competitivos, lo que redundará en beneficio para nuestro tejido industrial».

GATO MONTÉS

   Por otra parte, la Comisión ha rechazado una Proposición No de Norma del PP para instar a la Diputación Foral a «contactar» con el Gobierno vasco para impulsar los estudios necesarios sobre la situación «real» del gato montés con objeto de establecer las bases para la aprobación de un futuro Plan de Gestión de este carnívoro forestal. La iniciativa ha sido desestimada por los votos contrarios del PNV, la abstención del PSE y los votos favorables de Bildu y PP.

   La juntera del PNV Nera Ahedo se ha negado a que se elabore este plan porque esta especie «no es vulnerable ni está en peligro de extinción» según la quinta revisión o modificación del catálogo de especies amenazadas que será presentado previsiblemente el próximo 8 de mayo.

   Por su parte, el juntero del PP Arturo Aldecoa ha manifestado que «no hay datos actualizados» sobre la presencia de este animal en Bizkaia y ha insistido en la necesidad de pedir al Gobierno vasco un plan de gestión para que este animal no desaparezca como especie salvaje, ya que se está dando una «hibridación».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés