Alumnos del IES Leixa de Ferrol visitan las instalaciones de Sogama

•Mientras que la pasada semana eran los escolares de Formación Profesional y primero de Bachillerato quienes emprendían rumbo al complejo medioambiental de la Sociedad, ayer lo hacían los de diversos ciclos vinculados al ámbito sanitario y farmacéutico.

•En todos los casos mostraron gran interés por conocer las técnicas y tecnologías empleadas por Sogama en sus instalaciones para gestionar las dos fracciones de residuos que se encuentran bajo su competencia: bolsa amarilla (envases ligeros) y bolsa negra (resto).

•Como consecuencia de la crisis, la producción de desperdicios se ha visto reducida en gran medida. En el caso de la planta de transferencia de Narón, la entrada de basura en la misma ha caído en un 8 por ciento en los tres últimos años.

Cerceda, a 16 de mayo de 2013.- Más de 150 escolares del IES Leixa de Ferrol visitaron Sogama para conocer el núcleo de su infraestructura industrial, emplazada en el municipio coruñés de Cerceda, y así entender mejor la labor que esta empresa pública lleva a cabo en Galicia.

Si la pasada semana eran los alumnos de Formación Profesional de Grado Medio y Superior, además de los de primero de Bachillerato, quienes emprendían rumbo al complejo medioambiental de esta entidad, ayer lo hacían los escolares de diversos ciclos (ciclo medio de Farmacia y Parafarmacia, así como de Atención a Personas en Situación de Dependencia, y ciclo superior de Dietética).

En todos los casos mostraron especial interés por conocer los entresijos técnicos con los que Sogama propicia, por un lado, la separación automática de los materiales depositados por la ciudadanía en los contenedores amarillos de recogida selectiva, destinados a albergar los envases de plástico, las latas y los briks, procediendo a su clasificación (a través de lectores ópticos, campanas aspiradoras, electroimanes y corrientes de Foucault) por tipologías y posterior envío a los centros de reciclado; y, por otro, el tratamiento final de la parte no reciclable, utilizando para ello las tecnologías más innovadoras y con las que se garantiza un proceso limpio, compatible con la protección del medio ambiente y la salud de las personas, ajustado a la normativa vigente y con emisiones situadas muy por debajo de los límites legales.

LA VALORIZACIÓN ENERGÉTICA SE ASIENTA EN LOS PAÍSES EUROPEOS MÁS AVANZADOS

El escenario que se dibuja en torno a la gestión de las basuras en el ámbito europeo, diferencia claramente la situación de los países más avanzados y comprometidos con el cuidado del entorno, como es el caso de Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca y Suecia, que cuentan con elevados niveles de reciclaje y de valorización energética, pero con bajas tasas de vertido (inferiores al 3 por ciento), y los países menos desarrollados como Rumanía, Turquía, Polonia y Bulgaria, en donde la situación es bien diferente debido a los elevadísimos porcentajes de desechos depositados en vertedero, que en algunos casos superan el 90 por ciento, así como las precarias, e incluso inexistentes, cotas de reciclaje y recuperación energética.

España, a medio camino entre ambos extremos, se ha propuesto seguir la senda de los Estados europeos más desarrollados, haciéndose necesario un mayor trabajo en el ámbito de la concienciación social y la creación y/o modernización de las infraestructuras necesarias en las que poder llevar a cabo, conforme a la legislación vigente, un adecuado tratamiento de aquella parte de la basura que, dadas sus características, no puede ser reutilizada ni reciclada.

MENOS RESIDUOS COMO CONSECUENCIA DE LA CRISIS ECONÓMICA

En Galicia, el plan autonómico de gestión de residuos urbanos 2010-2020 ya ha marcado la ruta a seguir para que la comunidad se sume a aquellos Estados que han visto en la correcta gestión de los desechos una oportunidad con la que contribuir a la mejora medioambiental, pero también una oportunidad con la que crear empleo y riqueza, toda vez que la basura constituye uno de los mayores problemas ambientales que asola al primer mundo.

La reducción se erige así en una prioridad que va tomando forma con la crisis económica, situación que obliga a un mayor aprovechamiento de los recursos con el fin de propiciar el menor gasto. La caída en la producción de desechos se ha constatado a través de las cifras alcanzadas en los últimos años. Tomando como referencia la planta de transferencia de Narón, donde se entregan los residuos urbanos genéricos producidos por diversos concellos de la comarca, entres los que se incluyen los de Ferrol, la recepción de basura en la misma se ha minorado en los tres últimos años en un 8 por ciento, pasando de las 76.746,74 toneladas recepcionadas en el 2010 a las 70.563,68 del 2012.

http://www.sogama.es/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Vertidos de la mina de Loreñe

¿Plásticos naturales?

El plástico acidifica el océano