PSOE de Madrid critica que se recoja un 10% menos de residuos en los puntos limpios

El grupo municipal socialista ha denunciado este jueves que durante 2012 se ha recogido en los puntos limpios fijos del Ayuntamiento de Madrid un 10 por ciento menos de residuos (muebles viejos, electrodomésticos, vidrio, papel, envases, escombros, entre otros) con respecto en 2011, tendencia de lo que responsabiliza a la gestión de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, cuando estaba en Medio Ambiente.

   Así lo detalla la edil del PSOE en el Ayuntamiento Ruth Porta en un comunicado para lamentar que, mientras que en 2011 se almacenaron 12.471 toneladas de estos residuos, en 2012, según datos municipales, se han retirado solo 11.252. Por otra parte, censura también en el último año se han recibido 15.195 visitas menos a los puntos limpios del Ayuntamiento.

   La edil socialista manifiesta que es el segundo año consecutivo en el que se reduce el número y el volumen de residuos que llevan a los madrileños a los puntos limpios municipales y, en consecuencia, se ha reducido en un 17 por ciento respecto a 2010. Precisamente ese año (2010) fue en el que se obtuvieron 13.649 toneladas y el primero desde 2004 en el que se redujeron los residuos depositados en estas instalaciones.

   Ruth Porta considera que «esta reducción no solo es debida a la crisis, sino a los recortes aplicados por la alcaldesa de Madrid en agosto de 2010 cuando era delegada de Medio Ambiente, que supusieron a su juicio «la eliminación del servicio trimestral de recogida de muebles y enseres a domicilio».

   La edil del PSOE considera que «este recorte ha provocado que los ciudadanos no puedan dejar sus muebles y enseres viejos en la puerta de su domicilio para ser retirados una vez al mes por los servicios municipales y que se vean obligados a llevarlos al punto limpio más cercano por sus propios medios».

   «Dado que cinco distritos de la capital carecen de punto limpio y las distancias a estas instalaciones de muchas zonas urbanas superan los cinco kilómetros, los ciudadanos con problemas económicos no tienen más remedio que desistir de acudir a estas instalaciones», ha remachado Porta.

   También ha denunciado que «el servicio de puntos limpios del Ayuntamiento de Madrid funciona mal y no responde a las necesidades de los ciudadanos porque les pone continuas trabas para dejar allí sus residuos».

   «No es de recibo que solo se admitan en los puntos limpios 60 kilos de escombro, un frigorífico, lavadora o aparatos de aire acondicionado o tres unidades de muebles, colchones, somieres, etc., por persona. Esta mala organización municipal esta provocando que las calles y plazas de la capital se estén convirtiendo en un trastero al aire libre», ha zanjado la responsable del PSOE en Medio Ambiente.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés