Japón no aprende y seguirá apostando por la energía nuclear

Cuatro años después del accidente de la central nuclear Fukushima, Japón vuelve a trabajar con la energía nuclear reabriendo los reactores aunque «sin construir ninguno nuevo», ha informado Koshikawa.

Japón seguirá apostando a corto y medio plazo por la energía nuclear como principal fuente de energía de producción propia, a pesar del rechazo del 50 por ciento de la población nipona, según ha explicado este lunes el embajador de Japón en España, Kazuhiko Koshikawa.

Cuatro años después del accidente de la central nuclear Fukushima, Japón vuelve a trabajar con la energía nuclear reabriendo los reactores aunque «sin construir ninguno nuevo», ha informado Koshikawa.

«En Japón más del 50 por ciento de la población está en contra de las centrales nucleares (…) pero el plan del Gobierno es contar a corto y medio plazo con todas las centrales porque, anteriormente, más del 30 por ciento de la electricidad provenía de las centrales nucleares», ha afirmado el embajador nipón. «El Gobierno ha decidido reabrir algunos reactores nucleares (…) y, a largo plazo, apostar por las energías renovables», ha añadido Koshikawa.

- Advertisement -

Japón está trabajando en energías limpias con el fin de sustituir los combustibles fósiles. «Nuestras empresas han conseguido generar energía limpia e ilimitada a partir del hidrógeno (…) la aplicación más directa es el coche pero su uso es mucho más amplio, incluidas las necesidades energéticas de los hogares. Nuestro objetivo es divulgar su uso liberalizando las patentes y creando mercados en cooperación con Gobiernos en todo el mundo», ha asegurado Koshikawa.

En un desayuno informativo organizado por Executive Forum, el embajador nipón ha destacado las buenas relaciones comerciales y políticas entre España y Japón. «La exportación española ha crecido gracias a la popularidad de la que gozan la comida y la moda española entre los japoneses», ha señalado Koshikawa.

El embajador nipón ha destacado la inversión de las empresas japonesas en España y la creciente inversión española en Japón y ha instado a las firmas que ya están establecidas en el país, como Zara, Mango o Desigual, a animar a otras a intentarlo.

Koshikawa ha señalado la necesidad de consolidar el crecimiento que está experimentando Japón actualmente a través de reformas estructurales. «Es necesario aumentar el número de trabajadores poniendo un especial empeño en la incorporación más activa de la mujer, que irá teniendo más protagonismo en las empresas japonesas», ha asegurado.

El embajador ha destacado también la importancia de la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), que «establecerá las reglas comerciales del siglo XXI» y que «introducirá reformas estructurales y tendrá efectos muy beneficiosos en la liberalización de varios sectores, como la agricultura, sanidad, energía… que durante décadas han estado protegidos».

Respecto al pago de las pensiones en Japón, el embajador ha advertido que necesitarán «un plan financiero para poder hacer sostenible el pago de las pensiones y hacer posible la contención del gasto público» en el país, que es uno de los países más envejecidos y con la esperanza de vida más alta del mundo.

En el panorama geopolítico, ha señalado que «todos los conflictos deben solucionarse pacíficamente» pero que «Japón no puede quedarse de brazos cruzados» ante las crecientes amenazas globales como el terrorismo. Aunque el país no participa en misiones militares de combate, si intervendrá en misiones de ayuda logística para así «contribuir aún más a la paz y la seguridad en el mundo».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés