Ojo con el atún rojo de Turquía

En concreto, la confederación, según ha informado en un comunicado, ha trasladado estas recomendaciones tanto al Gobierno español como a la Comisión Europea.

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) aboga por aumentar el total admisible de capturas (TAC) de atún rojo, de cara a la reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), que tendrá lugar del 10 al 17 de noviembre en Malta.

En concreto, la confederación, según ha informado en un comunicado, ha trasladado estas recomendaciones tanto al Gobierno español como a la Comisión Europea.

Respecto al atún rojo, Cepesca aboga por adelantar a 2016 el incremento de la cuota hasta las 23.155 toneladas, inicialmente previsto para 2017 y fundamenta su posición en las últimas evaluaciones científicas, de acuerdo con las cuales los índices de abundancia se sitúan en máximos históricos, la biomasa se encuentra por encima del Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) y la mortalidad por pesca por debajo.

- Advertisement -

Asimismo, demanda que las partes contratantes de ICCAT, sobre todo Japón, Estados Unidos y los Estados miembros de la UE, no compren atún rojo procedente de Turquía, al considerar que si lo hacen estarían contribuyendo a poner en peligro el éxito en el control y la sostenibilidad de esta pesquería.

Cepesca solicita que se tomen medidas para asegurar el cumplimiento de los acuerdos que fueron adoptados en el seno de ICCAT en 2014, ya que Turquía presentó una objeción a la recomendación de la asociación que acordaba las cuotas de pesca para 2015, 2016 y 2017, y anunció que se asignaría unilateralmente una cuota adicional de 600 toneladas este año, y superiores en años futuros.

En este sentido, la patronal española considera que este tipo de medidas unilaterales, aún estando previstas dentro del convenio de ICCAT, pueden poner en peligro el éxito en el control y la sostenibilidad de esta pesquería, objetivos para los que es necesario la implicación de todas las partes y países.

Por otro lado, Cepesca ha planteado la necesidad de poner en marcha un plan de gestión para regular adecuadamente las poblaciones de tintorera y de marrajo dientuso, tanto en el Atlántico Norte como en el Sur.

Por ello, y para garantizar que se pueda seguir pescando en el futuro sosteniblemente, considera imprescindible un plan de gestión que congele el esfuerzo pesquero, que establezca unas reglas de control de capturas (harvest control rules) y unos puntos de referencia. Además, solicita que se desarrolle un plan de investigación específico para los tiburones y que se mejore considerablemente la colecta de datos.

Respecto al pez espada del Mediterráneo, Cepesca aboga por el establecimiento de un plan de recuperación antes de que sea tarde, dado el estado de sobreexplotación de la pesquería, por lo que propone medidas severas de control para evitar la pesca ilegal con redes de enmalle a la deriva y el establecimiento de una veda de cuatro meses, entre los meses de marzo y junio.

Por lo que se refiere al patudo, la asociación pide el establecimiento de medidas efectivas de control del esfuerzo pesquero e insta a la UE a que defienda «firmemente» que la actual prohibición de realizar transbordos en alta mar para los cerqueros se extienda a la flota palangrera que realiza pesca dirigida a túnidos para garantizar la completa implementación de las medidas de reducción del esfuerzo sobre el patudo.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés