Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

El ser humano es la única especie del planeta que malgasta sus recursos

Le economía circular tan solo es el comienzo. Lo primero que debemos hacer es aprender a reinventar los productos, porque la verdad es que hemos hecho las cosas de forma totalmente errónea. La economía circular se basa en un método de pensamiento lineal de los ciclos.

El Green Circular Day contó con un ponente de lujo, Michael Braungart, químico y fundador de la Agencia para el Fomento de la Protección Ambiental (EPEA) y padre de la metodología cradle to cradle -de la cuna a la cuna- junto al arquitecto William McDonough. Ambos publicaron en 2002 el libro “De la cuna a la cuna. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas”, en el que presentaban una nueva metodología que apuesta por una forma de producción que mantiene el valor añadido de los productos y reduce la producción de residuos. Braungart considera que la economía circular es un modelo de presente y futuro que, “ofrece oportunidades de innovación y que permite el ahorro de mucho dinero”.

¿Por qué necesitamos una economía circular?

Le economía circular tan solo es el comienzo. Lo primero que debemos hacer es aprender a reinventar los productos, porque la verdad es que hemos hecho las cosas de forma totalmente errónea. La economía circular se basa en un método de pensamiento lineal de los ciclos. Hace falta una forma de pensar diferente. Por ejemplo, con los neumáticos. La gente utiliza neumáticos usados para hacer chanclas. Sin embargo, si acaban en los océanos, dichas acciones representan un desastre ecológico. Así que es necesario fabricar chanclas, que puedan acabar en los océanos con el menor impacto. La economía circular es una realidad buena, pero solo una realidad, a fin de cuentas.

¿Cómo explicaría que es la metodologíacradle to cradlea alguien que no la conozca?

En Europa tardamos 150 años en elaborar la Declaración de los Derechos Humanos y para que las mujeres pudieran votar, 150 años. Ciertos pasos llevan su tiempo. La metodología cradle to cradlecombina ciertos pensamientos europeos, americanos y asiáticos ya que es una oda a la vida, minimiza los impactos y salvaguarda la vida en sí. Es consiguiente a la economía circular.

¿Qué diría a aquellos escépticos acerca del poder de la economía circular?

Que la economía circular puede dar lugar al ahorro de mucho dinero, sin lugar a dudas. Cuando se fabrica un coche, el valor material del vehículo es dos veces superior a su mano de obra. Por tanto, si podemos gestionar los materiales de una manera diferente, se pueden fabricar instalaciones mejores y pagar mejor a los trabajadores, ya que se está ahorrando gracias a la manera de gestionar los materiales.

Unos de los principios de los que habla el “cradle to cradle” es que todo ha de ser nutriente de otra cosa. ¿Es posible lograrlo más allá del sector privado?

Esta es la clave de nuestra filosofía. ¿Queremos ser más tontos que un árbol? ¿Queremos ser más tontos que cualquiera de las especies de este planeta? Somos la única especie del planeta que malgasta sus recursos. ¿Por qué nos empeñamos en crear residuos en lugar de hacer nutrientes, tal y como hacen las otras especies? Es obvio que no vamos a vivir como las hormigas o como otros animales, ni como lavadoras u ordenadores. Por tanto, busquemos ciclos biológicos y técnicos porque no consumimos agua y luz como las lavadoras sino que hacemos uso de ellas porque nos dan un servicio práctico.

¿El camino hacia la economía circular es un camino de no retorno?

Sí y es necesario que seamos más rápidos en lograrlo, pues de lo contrario podremos convertirnos en un museo para China. Al fin y al cabo sin industrias no hay economía circular.

¿Cómo pueden estimular los poderes públicos la economía circular?

Hay que invertir en la adquisición de guías de buenas prácticas. Necesitamos la adquisición de estas directrices para promover la economía circular como oportunidad de innovación.

¿Cuáles son los principales retos y desafíos de la economía circular?

El tiempo. Solo es cuestión de tiempo. Debemos comprender que las líneas de pensamiento tradicional favorecen la creación de incineradores, por ejemplo. Y con los incineradores no se fomenta la economía circular.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés