Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

El buen desarrollo genera buena conservación

Manifestó que el desarrollo en España, que despega a mediados del siglo XX, abrazó la solución ofrecida por lo urbano e industrial y se olvidó de los comportamientos, formas u organizaciones rurales.

El geólogo y escritor medioambiental Jaime Izquierdo Vallina, participó la semana pasada en el programa radiofónico Ecovoz, emitido por Radio Voz Galicia, para hablar del desarrollo local sostenible, manifestando al respecto que uno de los principales problemas ambientales existentes en muchas zonas rurales es el abandono, es decir, la ausencia de desarrollo. De ahí que su planteamiento sea que “el buen desarrollo genera buena conservación”, mostrándose convencido de que es posible un desarrollo local respetuoso con el medio ambiente.

Manifestó que el desarrollo en España, que despega a mediados del siglo XX, abrazó la solución ofrecida por lo urbano e industrial y se olvidó de los comportamientos, formas u organizaciones rurales.

Admite que también nos hemos equivocado en la distribución de algunos espacios, que en la década de los 80 comenzaron a ser denominados “Espacios Naturales”, cuando, en realidad, eran territorios agrícolas que están siendo abandonados. Es por ello que se hace necesario identificar los territorios y descubrir las claves que nos indican cuáles son los modos culturales para la conservación de los mismos.

AMENAZAS

A su juicio, el cambio climático constituye nuestro mayor riesgo como civilización, con la particularidad de que, a nivel local, cada lugar tiene sus características. En este sentido, insiste en la necesidad de aprender a desarrollarse, tomando como referencia un modelo que no se base en el consumo, “un modelo con el que logremos situarnos en una vida de mayor calidad, pero sin consumismo ni despilfarro”.

Para él resulta evidente que, si bien no somos conscientes de la importancia de cuidar nuestro entorno, sí lo somos a niveles de estética local.

Entiende que la labor que pueda realizarse no va a ver resultados a medio plazo, “pero sí debemos esforzarnos para dejar un mejor legado a las generaciones futuras”. Y apela al dicho “La persona que planta un árbol sabiendo que nunca se va a sentar debajo de él, ha entendido lo que significa vivir”, por lo que nuestro cometido debe ser precisamente plantar más árboles para los demás.

A nivel de sensibilización ambiental de la sociedad, considera que es fundamental la actuación de los medios de comunicación para movilizar conciencias, debiendo llevarse a cabo de forma paralela un trabajo intenso con los niños y jóvenes. “La mejor manera de aprender es a través del juego y el entretenimiento”.

SOBRE JAIME IZQUIERDO VALLINA

Licenciado en Geología por la Universidad de Oviedo, ha desarrollado una buena parte de su actividad profesional en el Gobierno del Principado de Asturias, estando vinculado a las áreas de medio ambiente, medio natural, gestión de los recursos naturales y desarrollo local.
Desde hace más de 20 años, Izquierdo trabaja en los territorios de genuina naturaleza campesina, intentando contribuir a que se superen los conflictos que han venido enfrentando las aspiraciones de desarrollo de la comunidad local con las de conservación del entorno natural.
En su opinión, para solventar este desencuentro, propiciado en buena medida por la influencia hegemónica del pensamiento urbano-industrial, se hace imprescindible cambiar de perspectiva en ambas políticas —desarrollo y conservación— y promover simultáneamente, en una misma acción, los objetivos de conservación patrimonial y de desarrollo socioeconómico de la comunidad.
Ha dirigido cursos y seminarios, ha impartido conferencias y ha publicado numerosos artículos y libros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Movilidad sostenible en Gijón

Ley de Movilidad Sostenible

ODS 11 a revisión en Bilbao