Extremadura prohibirá el uso de glifosato para usos no agrarios

La propuesta, presentada por Podemos pero que lleva la «firma» de la asociación Ecologistas en Acción, ha contado con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, mientras que el PP se ha abstenido.

La Asamblea de Extremadura ha aprobado una propuesta en la que se insta a la Junta a prohibir el uso de herbicidas químicos para usos que no sean agrarios en espacios de uso público, como la eliminación de vegetación espontánea en cunetas de las carreteras de la comunidad.

La propuesta, presentada por Podemos pero que lleva la «firma» de la asociación Ecologistas en Acción, ha contado con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, mientras que el PP se ha abstenido.

El principal argumento para reclamar esta prohibición se fundamenta en que el glifosato, principio activo que contienen la mayor parte de los herbicidas químicos usados en nuestro país, está incluido por parte de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el listado sustancias que pueden provocar cáncer, así como por sus propiedades contaminantes para el medio ambiente.

Por su parte, los ‘populares’ han optado por abstenerse en esta propuesta debido a que se trata de un asunto «controvertido, sensible», con «voces a favor y en contra», según ha señalado la diputada Auxiliadora Correa, quien ha argumentado que existen otros informes que contradicen las conclusiones de la OMS.

La iniciativa ha sido defendida por la diputada Irene de Miguel, quien se ha mostrado «emocionada» con la aprobación de una iniciativa sobre una cuestión acerca de la cual se ha venido interesando desde antes de que entrara a formar parte de la vida política.

En concreto, en ella se insta a la Junta de Extremadura a que se responsabilice de la protección de la salud de los extremeños y extremeñas y de su patrimonio natural, tal y como recomienda el Real Decreto 1311/2012, prohibiendo la aplicación de herbicidas químicos para todos los usos no agrarios en los espacios de uso

público, carreteras o redes de servicio en la totalidad del territorio.

Asimismo, impulsa la sustitución de esta práctica por métodos no químicos, que no dañen la salud ni el medio ambiente, como por ejemplo los métodos mecánicos, térmicos y el pastoreo, que se aplican en la mayoría de los países de la Unión Europea y que tienen un mayor potencial de generación de empleo.

Además, reclama la adopción de medidas oportunas para sensibilizar e informar a la población de los «riesgos para la salud y el medio ambiente» que supone el uso de los herbicidas químicos también en lo referente a sus usos agrarios a fin de fomentar una reducción de su uso agrario y una aplicación en condiciones de seguridad.

PERIODO DE TRANSICIÓN

La iniciativa ha contado con el apoyo de los socialistas después de que se haya aprobado una enmienda a la propuesta inicial de Podemos en la que esta formación reclamaba un periodo de transición en la prohibición de este herbicida, en el que se convocará a todas las administraciones públicas competentes en el ámbito de regulación y gestión de los espacios y lugares.

Según ha defendido el diputado Eduardo Béjar, los socialistas están de acuerdo en que se establezcan métodos más sostenibles para acabar con la vegetación en espacios públicos, si bien entiende que la propuesta de Podemos necesita de un periodo de transición. A modo de ejemplo, ha señalado que afecta al tratamiento sobre carreteras que no son de titularidad de la Junta, como puede ser el Estado o las diputaciones provinciales, sobre las que la administración regional no tiene competencias.

PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN

Irene de Miguel ha reconocido la existencia de informes contradictorios sobre los riesgos sobre la salud y el medio ambiente de esta sustancia, pero ha apelado al «principio de precaución» para prohibir el uso de herbicidas químicos para eliminar la vegetación espontánea y sustituirlos por medios mecánicos, térmicos e incluso el pastoreo, como ya se realiza en la «mayoría» de países europeos.

Según ha explicado, en marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado al Glifosato como «probablemente cancerogénica» tras la publicación por parte de Agencia de Investigación sobre el Cáncer (IACR) de un amplio estudio que demuestra que esta sustancia favorece la aparición de Linfoma de Hodgkin en humanos y causa daños en el ADN además de provocar cáncer en animales de laboratorio.

El vigente Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, que establece la Actuación para el Uso Sostenible de los Productos Fitosanitarios en España, señala que «la Administración competente en cada caso pueda aplicar el principio de cautela limitando o prohibiendo el uso de productos fitosanitarios en zonas o circunstancias específicas».

El citado real decreto también establece que los órganos competentes establecerán para sus ámbitos territoriales medidas para informar y sensibilizar en «especial referencia a los riesgos resultantes de su uso y posibles efectos agudos y crónicos para la salud humana, los organismos no objetivo…así como sobre la utilización de alternativas no químicas».

ASUNTO «CONTROVERTIDO»

Por su parte, la diputada del Grupo Popular Auxiliadora Correa ha enmarcado la propuesta de Podemos a la próxima decisión que debe adoptar la UE con respecto a la renovación del permiso de utilización de esta sustancia para los próximos años.

Ha subrayado que se trata de un tema «controvertido, sensible», con «voces a favor y en contra», y en este sentido se ha mostrado partidaria de velar por que se haga un buen uso de estas sustancias y se aplique conforme a la normativa reglamentaria en lugar de prohibirlas.

Según ha subrayado, en la lista de la OMS en la que se encuentra el glifosato como sustancia cancerígena, también se incluyen otras como el café, la carne roja o trabajar en una peluquería. Por tanto, considera que en esta propuesta «no se han tenido en cuenta todo el conocimiento científico» sobre la cuestión, lo cual «puede aumentar la confusión y el miedo entre los ciudadanos».

Por último, la diputada De Miguel ha cerrado el debate con palabras de agradecimiento a los socialistas por su apoyo a la iniciativa mientras que ha lamentado que el Grupo Popular no tenga esta misma «sensibilidad medioambiental».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés