Dudas sobre el proyecto de estabilización de playas de Cantabria

El concejal de Medio Ambiente de Santander, José Ignacio Quirós, ha mostrado su «sorpresa» por las afirmaciones del Gobierno cántabro sobre el proyecto de estabilización de las playas de Los Peligros, la Magdalena y Bikinis, una actuación que, según ha recalcado, «cuenta con el aval técnico, ambiental y ciudadano».

En su opinión, resulta «asombroso» que el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, llegue a «amenazar» con recurrir el proyecto redactado por el Ministerio de Medio Ambiente y «siembre dudas» sobre su evaluación ambiental «sin informarse antes sobre un expediente que es público y está a disposición de todo el que quiera consultarlo».

Además, en un comunicado, ha lamentado que el consejero no se haya dirigido a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar ni al Ayuntamiento santanderino para tratar de aclarar sus dudas antes de hacer unas afirmaciones «muy serias» que «ponen en cuestión» la labor de expertos y organismos independientes.

Así, el concejal de Medio Ambiente ha afirmado que la actuación ha superado un «riguroso» proceso de evaluación ambiental en el que se ha dado respuesta a las consultas y planteamientos realizados por administraciones y colectivos de diversa índole, incluido el propio Gobierno de Cantabria.

Según ha señalado Quirós, en esa evaluación se incluye un informe del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) que resuelve las dudas del Ejecutivo regional.

NO HAY AFECCIONES A LUGARES NI HÁBITATS DE INTERÉS

Entre otras cosas, ha indicado que el informe concluye que la actuación en las playas santanderinas «no supondrá afección directa ni indirecta sobre el LIC de las Dunas del Puntal y el Estuario del Miera, o sobre hábitats o especies de interés comunitario», ya que los cambios hidrodinámicos producidos por la obra se localizan a bastante distancia.

De esta forma, el informe del CEDEX, que forma parte del expediente y puede ser consultado por cualquier interesado, ratifica las conclusiones de la Dirección General de Costas, que ya indicó que el efecto del proyecto de estabilización de las playas sobre la dinámica litoral «no se extiende más allá del ámbito de la propia obra».

Además, el CEDEX no ve necesario un nuevo estudio de las posibles modificaciones de la dinámica litoral y avala las conclusiones extraídas de la lectura y análisis en detalle de los diversos estudios incluidos ya en el proyecto.

Del mismo modo, el Centro de Estudios descarta que se puedan producir posibles efectos sinérgicos o acumulativos entre el proyecto de actuación en las playas y las estructuras proyectadas en el Plan Director de la Autoridad Portuaria de Santander, que incluye el dragado del canal y la reducción del prisma de marea de la bahía.

A juicio del CEDEX, «dada la escasa magnitud de los efectos del proyecto de estabilización» de las playas, no se espera que la dinámica mareal se vea afectada por procesos acumulativos o sinérgicos con los efectos del Plan Director del Puerto, y tampoco se prevé que afecte a la dinámica sedimentaria, «habida cuenta de la separación entre las zonas afectadas por ambos proyectos».

El concejal de Medio Ambiente ha recordado que, a la luz de éste y otros informes aportados durante el proceso de evaluación ambiental, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente emitió el pasado 10 de febrero declaración de impacto ambiental favorable, al concluir que con la alternativa propuesta «quedarán adecuadamente protegidos el medio ambiente y los recursos naturales».

Por tanto, ha señalado que se ha dado «cumplida respuesta» a todas las consultas planteadas y no entiende que el Gobierno de Cantabria plantee ahora la posibilidad de recurrir el proyecto.

LA ÚNICA ALTERNATIVA

Quirós ha insistido en que la actuación es «la mejor solución técnica» y ha sido planteada por «los principales expertos» en la materia de la Universidad de Cantabria y del Instituto de Hidráulica.

Asimismo, ha señalado que el proyecto fue refrendado mayoritariamente por la ciudadanía a través de un proceso de conferencias, encuestas y una exposición pública en la que más del 90 por ciento de los encuestados se mostraron a favor de una actuación de este tipo para poder preservar estos arenales.

El concejal ha reiterado una vez más que el proyecto redactado por el Ministerio de Medio Ambiente es la «única alternativa» para salvar estos arenales, porque las labores de reposición anual de arena ya no bastan para frenar un proceso que, de no tomar medidas, «conduce a su definitiva desaparición».

Pero además, ha agregado que se trata de un proyecto «absolutamente imprescindible» para garantizar también la seguridad de las edificaciones situadas junto a las playas y de los propios ciudadanos que utilizan los arenales.

«Si no se actúa, las playas de la Magdalena, Bikinis y Los Peligros serán historia», ha enfatizado Quirós, quien ha agregado que «los expertos, los informes y los ciudadanos coinciden en que es la mejor solución desde el punto de vista técnico y ambiental».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés