El Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid) rebaja un 50% su huella ambiental

Este esfuerzo ha sido acreditado con el certificado Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology (BREEAM) que analiza tanto los edificios como la gestión ambientalmente sostenible de éstos.

El Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes ha reducido sus emisiones de CO2 casi un 50 por ciento en cinco años y un 20 por ciento, el consumo de agua, ha informado la empresa concesionaria del centro, Acciona, en un comunicado.

Este esfuerzo ha sido acreditado con el certificado Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology (BREEAM) que analiza tanto los edificios como la gestión ambientalmente sostenible de éstos. Acciona ha obtenido la calificación de «excelente», la máxima posible, en la categoría de «gestión de edificios» y la de «muy bueno» en la que valora el edificio en sí.

El Hospital Infanta Sofía ha implantado sistemas para mejorar su eficiencia energética manteniendo o mejorando la calidad del servicio. Entre estas iniciativas destaca la instalación de mecanismos de monitorización que permiten analizar la demanda energética del edificio en tiempo real, detectando variaciones en el consumo de electricidad y gas natural, que hacen posible establecer protocolos de actuación inmediata para la corrección de desviaciones.

Gracias a este sistema, unido a la sustitución de la iluminación por leds, el uso de equipos eficientes y la adaptación de la climatización según sensores exteriores e interiores de temperatura, se ha reducido más de un 48 por ciento el consumo de gas natural y un 15 por cientoel de electricidad. Además, el cien por cien de la energía eléctrica consumida por el centro es de origen renovable.

También se ha mejorado la gestión del agua, cuyo consumo se ha reducido en un lustro casi un 50 por ciento mediante un conjunto de medidas de ahorro (lavandería, grifería, cisternas) junto con campañas de concienciación del personal y pacientes.

Estas medidas están coordinadas por una ‘Comisión de Sostenibilidad’ encargada de la gestión social y medio ambiental del hospital que también analiza otros impactos ambientales como la gestión de residuos y el consumo de papel.

Acciona, que también construyó el edificio, tuvo en cuenta ya en su diseño el máximo aprovechamiento de la iluminación natural exterior y la apertura de amplios espacios interiores.

Los responsables de Acciona en el Hospital Infanta Sofía sometieron al análisis independiente de BREEAM las instalaciones y el funcionamiento del centro hospitalario por primera vez en 2013, obteniendo la calificación de «muy bueno» en gestión sostenible y «bueno» en la valoración del edificio.

En este proceso BREEAM analizó las prestaciones ambientales del edificio, las facturas energéticas, registros de consumos (energía, agua), salud y bienestar ambiental y gestión de residuos.

A raíz del informe de esta entidad certificadora implementaron una serie de medidas adicionales de eficiencia energética y gestión ambiental, que han logrado este año, al ser nuevamente analizados y valorados con un «excelente» en la categoría de gestión y «muy bueno» en la de evaluación del edificio.

Este análisis proporcionó una hoja de ruta para mejorar la sostenibilidad del centro, al tiempo que se logra reducir los gastos de funcionamiento y mejorar el rendimiento y confort ambiental.

En palabras del director de Explotación y de los departamentos Técnicos, de Calidad y Medio Ambiente de la SCHN, José Luis García Matamoros, «el ejercicio de certificación ha servido de aliciente para incorporar nuevos procesos y equipos con el fin mejorar la relación del hospital con su entorno y junto con la Empresa Pública Hospital del Norte, ahondar en el Compromiso Social adquirido de respeto por el medio ambiente».

El Hospital Infanta Sofía es el único centro sanitario de España que cuenta con el certificado BREEAM de sostenibilidad. A nivel internacional más de 500 centros sanitarios se han sometido a la evaluación de esta entidad, obteniendo en todos los casos calificaciones inferiores a la lograda por Acciona.

BREEAM es un método de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación con 20 años de experiencia y más de 245.000 edificios certificados en más de 70 países.

Firmas como MRW, Orona, Repsol, Agbar, Eroski, Kutxa o Decathlon confían en su metodología que promueve una estructura saludable y productiva para sus ocupantes y eficiente en los recursos que emplea.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés