Actualizar

lunes, enero 30, 2023

La nefasta imagen de la industria del automóvil tras el dieselgate y los ensayos en humanos

«El sector automovilístico ha demostrado que no es en absoluto fiable», ha declarado en el pleno del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo (Francia) al abordar la polémica por los ensayos realizados en humanos sobre los efectos de la exposición a emisiones de gases diésel encargados por fabricantes alemanes.

La comisaria de Industria y Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska, ha arremetido duramente este lunes contra el sector del automóvil al considerar que los escándalos por el fraude en el registro de emisiones contaminantes y los ensayos en humanos son pruebas de que el sector «no es fiable» y que representa un problema ético «sistémico».

«El sector automovilístico ha demostrado que no es en absoluto fiable», ha declarado en el pleno del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo (Francia) al abordar la polémica por los ensayos realizados en humanos sobre los efectos de la exposición a emisiones de gases diésel encargados por fabricantes alemanes.

Según los diarios Stuttgarter y Süddeutsche, las pruebas fueron solicitadas por el Grupo Europeo de Investigación Sobre Medio Ambiente y Salud en el Sector del Transporte, una organización ya desaparecida fundada por Volkswagen, Daimler y BMW.

«Cuando lo escuché por primera vez pensé que era una broma sin gracia», ha lamentado la comisaria, quien ha condenado con firmeza esta práctica, pero ha advertido de que Bruselas no tiene competencias para actuar y que le corresponde a las autoridades nacionales examinar lo sucedido.

«El seguimiento legal a este caso inaceptable está en manos de las autoridades nacionales y celebramos que las autoridades alemanas hayan dicho que van a investigarlo con urgencia», ha resumido.

A juicio de Bienkowska, que se ha mostrado decepcionada por descubrir un nuevo escándalo a través de la prensa, la situación demuestra que existe un «problema ético sistémico» en la industria del motor alemana y ha puesto en duda que los escándalos sean el resultado al mal comportamiento de unos pocos.

En este sentido, ha instado a los Estados miembros a vigilar más el sector y a los fabricantes les ha reclamado que asuman su responsabilidad y cumplan con el compromiso de mayor transparencia. «No debemos aceptar que se rompa la ley, tampoco debemos aceptar romper los estándares éticos», ha remachado.

En cuanto al ‘dieselgate’, la comisaria responsable de Industria ha lamentado también la falta de determinación en la colaboración necesaria de los Estados miembros para avanzar.

Los instrumentos de que dispone la UE siguen siendo «limitados», ha dicho, pero mantiene expedientes sancionadores contra varios países para que cooperen plenamente en las investigaciones y ofrezcan soluciones inmediatas a los afectados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés