Madrid ahorra millones gracias a su bosque urbano

Los beneficios se cuantifican por la absorción de la contaminación, la emisión de oxígeno, la reducción del gasto sanitario, la disminución de la erosión y el menor consumo energético. El ecosistema natural de las ciudades está compuesto por los árboles, arbustos, el suelo, el aire, el agua y la fauna que interactúan con los habitantes y visitantes.

El Ayuntamiento realiza una gestión del Bosque Urbano que pretende mejorar la salud humana y la calidad ambiental. Madrid, con sus 5,7 millones de árboles, es la cuarta ciudad más arbolada del mundo, según el modelo I-Tree Eco y después de Toronto, Atlanta y Londres. Respecto a la cobertura arbórea, Madrid es la tercera con el 26 por ciento. El primer puesto corresponde a Atlanta con el 36,8 por ciento y el segundo a Washington con el 28,6 por ciento.

Madrid ahorra millones gracias a su bosque urbano

Los árboles de las infraestructuras verdes gestionadas por el Ayuntamiento de Madrid aportan un beneficio ambiental y económico que asciende a 7,9 millones de euros al año, según un estudio realizado por el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad para conocer los efectos del bosque urbano sobre la calidad del aire, la reducción de la contaminación y la salud ciudadana.

Esta cifra aumenta hasta los 25,7 millones de euros si se añaden las infraestructuras privadas o gestionadas por otras administraciones públicas como los parques botánicos, zoológicos, instalaciones deportivas, viveros, huertos urbanos, parques forestales, edificios verdes, embajadas, universidades, cementerios y la vegetación espontánea que crece en solares no urbanizados.

En la ciudad de Madrid existe un bosque formado por millones de árboles, arbustos y herbáceas que forman un ecosistema que interacciona con sus habitantes y que incluye a los animales, el suelo, el aire o el río Manzanares y otras láminas de agua. Este nuevo concepto denominado Bosque Urbano cambia la idea que se tenía del parque tradicional centrada sólo en sus funciones estéticas o lúdicas.

En la ciudad de Madrid existe un bosque formado por millones de árboles, arbustos y herbáceas que forman un ecosistema que interacciona con sus habitantes y que incluye a los animales, el suelo, el aire o el río Manzanares y otras láminas de agua.

El Ayuntamiento cuenta con un inventario detallado de todas las zonas verdes, los árboles, arbustos y praderas de titularidad municipal. Este listado, recogido en un Sistema de Información Geográfica (SIG) que se actualiza permanentemente, ha sido tratado con la herramienta i-Tree Eco para conocer el valor del Bosque Urbano. Se trata de un programa informático desarrollado por el Servicio Forestal de Estados Unidos que está siendo ampliamente utilizado en las principales ciudades de todo el mundo.

PUBLICIDAD

El estudio ha analizado diferentes valores como la cantidad de contaminación captada por los árboles; su efecto como sumidero de carbono; el ahorro en infraestructuras de canalización y evacuación de aguas pluviales gracias a la retención de la lluvia por parte de la vegetación; el consumo eficiente de energía en edificios; la producción de oxígeno que mejora la calidad del aire que respiramos y el ahorro en gasto sanitario por las incidencias médicas evitadas.

Entre los beneficios que se pueden cuantificar económicamente destaca la captación por parte del Bosque Urbano de 673 toneladas de contaminación con un ahorro de 5,5 millones de euros al año; el almacenaje de 470.789 toneladas de carbono y la producción de 77.802 toneladas de oxígeno. La vegetación evita anualmente la escorrentía de 814.791 metros cúbicos de aguas pluviales y un gasto de 1,7 millones de euros en obras de mantenimiento. Respecto a la salud, la disminución de incidencias médicas economiza anualmente 14,8 millones de euros a las arcas públicas.

Gestión del bosque

El conocimiento del valor del Bosque Urbano servirá para promover una gestión que mejore la salud humana y la calidad ambiental, así como la reducción del consumo energético o en infraestructuras de saneamiento de aguas pluviales. En este sentido, el Ayuntamiento de Madrid acaba de redactar el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático y está elaborando el Plan Estratégico de Zonas Verdes, Arbolado y Biodiversidad.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad gestionará el Bosque Urbano para utilizar aquellas especies que absorben más contaminación. El tratamiento de los árboles está enfocado a conseguir ejemplares de mayor tamaño con un incremento del volumen de su copa.

Censo de zonas verdes

El estudio ha calculado la existencia de 5,7 millones de árboles, con 506 especies diferentes, de los cuales 3,7 millones están situados dentro del casco urbano y pertenecen tanto al arbolado viario como a zonas verdes municipales y privadas. Los dos millones restantes forman parte de espacios forestales incluidos en el término municipal. Entre ellos destacan el Monte del Pardo, con 16.000 hectáreas gestionadas por Patrimonio Nacional, y la finca privada Soto de Viñuelas con 3.000 hectáreas.

De los ejemplares ubicados en la ciudad, el Ayuntamiento de Madrid se encarga directamente del mantenimiento de 1.740.000 árboles repartidos en calles y zonas verdes. La mitad de las calles, unas 5.000, están arboladas con unos 230.000 ejemplares mientras que el resto de árboles está plantado en 6.000 hectáreas de parques y jardines, de las que 1.600 hectáreas son de céspedes y praderas naturales.

El número de árboles que componen el bosque urbano es un dato importante pero la diversidad de especies, la calidad de los ejemplares y la cobertura arbórea que aportan son datos más relevantes para determinar la calidad del bosque urbano. Los mayores beneficios los aportan el pino piñonero y la encina, dado que representan entre el 43,8 % de la población y el 46,9 % del área foliar de los árboles estudiados. Hay que destacar que ambas especies son de hoja perenne, aportando un alto rendimiento durante todo el año, tanto en captación de contaminantes como en la retención de agua de lluvia.

Respecto a la captación de contaminación, el pino piñonero se encuentra en primer lugar con 53 toneladas/año seguido del plátano de sombra con 27 toneladas/año, que supera a la tercera especie en importancia (la encina con 20 toneladas) aun teniendo un menor número de árboles.

Salud

La contaminación del aire incide directamente en la salud de los residentes y visitantes de las grandes ciudades. Está comprobado que niveles altos de contaminación atmosférica generan la aparición de distintas patologías y enfermedades, especialmente de tipo cardiovascular y pulmonar.

El asma y los problemas respiratorios agudos son las patologías médicas más numerosas de las evitadas por la captación de contaminantes debidas al Bosque Urbano madrileño. Tiene especial relevancia, en términos de beneficio económico para el Sistema de Salud, la captación de partículas menores de 2,5 micras por los árboles de la ciudad y la captación de ozono. Se ha estimado que anualmente se han evitado 3.676 casos de asma y 4.089 síntomas respiratorios agudos en la ciudad de Madrid.

Fauna

El valor de la biodiversidad de Madrid también está garantizada por la variedad de fauna que vive en la ciudad y alrededores. A escasos 10 kilómetros a vuelo de pájaro de la Puerta del Sol viven y anidan varias parejas de especies en peligro de extinción, como el águila imperial ibérica, y vulnerables como la cigüeña negra o el buitre negro.

El paso de migraciones frecuentes de aves, en su ruta del norte de Europa – África, hace que se hayan identificado en el interior de la zona urbana de Madrid más de 200 especies distintas de aves y mamíferos. A estos animales hay que sumar los peces, reptiles, anfibios e insectos, entre los que hay catalogadas más de 44 especies de mariposas, que conforman la fauna del Bosque Urbano de Madrid.

Madrid, con sus 5,7 millones de árboles, es la cuarta ciudad más arbolada del mundo, según el modelo I-Tree Eco. Esta clasificación la encabeza Toronto (Canadá) con 10,2 millones de árboles, seguida de Atlanta (Estados Unidos) con 9,4 millones y Londres (Reino Unido) con 8,4 millones. Nueva York se encuentra un puesto por debajo de Madrid con 5,2 millones de árboles.

Respecto a la cobertura arbórea, el primer puesto corresponde a Atlanta con el 36,8 por ciento y el segundo a Washington (Estados Unidos) con el 28,6 por ciento. Madrid es la tercera con el 26 por ciento, mientras que Nueva York baja al séptimo lugar con un 20,9 por ciento./

Encuentra la noticia completa en el siguiente enlace: https://bit.ly/2FObKP0

Los beneficios se cuantifican por la absorción de la contaminación, la emisión de oxígeno, la reducción del gasto sanitario, la disminución de la erosión y el menor consumo energético. El ecosistema natural de las ciudades está compuesto por los árboles, arbustos, el suelo, el aire, el agua y la fauna que interactúan con los habitantes y visitantes. El Ayuntamiento realiza una gestión del Bosque Urbano que pretende mejorar la salud humana y la calidad ambiental. Madrid, con sus 5,7 millones de árboles, es la cuarta ciudad más arbolada del mundo, según el modelo I-Tree Eco y después de Toronto, Atlanta y Londres. Respecto a la cobertura arbórea, Madrid es la tercera con el 26 por ciento. El primer puesto corresponde a Atlanta con el 36,8 por ciento y el segundo a Washington con el 28,6 por ciento. 

  

Los árboles de las infraestructuras verdes gestionadas por el Ayuntamiento de Madrid aportan un beneficio ambiental y económico que asciende a 7,9 millones de euros al año, según un estudio realizado por el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad para conocer los efectos del bosque urbano sobre la calidad del aire, la reducción de la contaminación y la salud ciudadana. 

  

Esta cifra aumenta hasta los 25,7 millones de euros si se añaden las infraestructuras privadas o gestionadas por otras administraciones públicas como los parques botánicos, zoológicos, instalaciones deportivas, viveros, huertos urbanos, parques forestales, edificios verdes, embajadas, universidades, cementerios y la vegetación espontánea que crece en solares no urbanizados. 

  

En la ciudad de Madrid existe un bosque formado por millones de árboles, arbustos y herbáceas que forman un ecosistema que interacciona con sus habitantes y que incluye a los animales, el suelo, el aire o el río Manzanares y otras láminas de agua. Este nuevo concepto denominado Bosque Urbano cambia la idea que se tenía del parque tradicional centrada sólo en sus funciones estéticas o lúdicas. 

  

El Ayuntamiento cuenta con un inventario detallado de todas las zonas verdes, los árboles, arbustos y praderas de titularidad municipal. Este listado, recogido en un Sistema de Información Geográfica (SIG) que se actualiza permanentemente, ha sido tratado con la herramienta i-Tree Eco para conocer el valor del Bosque Urbano. Se trata de un programa informático desarrollado por el Servicio Forestal de Estados Unidos que está siendo ampliamente utilizado en las principales ciudades de todo el mundo. 

  

El estudio ha analizado diferentes valores como la cantidad de contaminación captada por los árboles; su efecto como sumidero de carbono; el ahorro en infraestructuras de canalización y evacuación de aguas pluviales gracias a la retención de la lluvia por parte de la vegetación; el consumo eficiente de energía en edificios; la producción de oxígeno que mejora la calidad del aire que respiramos y el ahorro en gasto sanitario por las incidencias médicas evitadas. 

 

Entre los beneficios que se pueden cuantificar económicamente destaca la captación por parte del Bosque Urbano de 673 toneladas de contaminación con un ahorro de 5,5 millones de euros al año; el almacenaje de 470.789 toneladas de carbono y la producción de 77.802 toneladas de oxígeno. La vegetación evita anualmente la escorrentía de 814.791 metros cúbicos de aguas pluviales y un gasto de 1,7 millones de euros en obras de mantenimiento. Respecto a la salud, la disminución de incidencias médicas economiza anualmente 14,8 millones de euros a las arcas públicas.

 

Gestión del bosque

El conocimiento del valor del Bosque Urbano servirá para promover una gestión que mejore la salud humana y la calidad ambiental, así como la reducción del consumo energético o en infraestructuras de saneamiento de aguas pluviales. En este sentido, el Ayuntamiento de Madrid acaba de redactar el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático y está elaborando el Plan Estratégico de Zonas Verdes, Arbolado y Biodiversidad.

 

El Área de Medio Ambiente y Movilidad gestionará el Bosque Urbano para utilizar aquellas especies que absorben más contaminación. El tratamiento de los árboles está enfocado a conseguir ejemplares de mayor tamaño con un incremento del volumen de su copa.

 

Censo de zonas verdes

El estudio ha calculado la existencia de 5,7 millones de árboles, con 506 especies diferentes, de los cuales 3,7 millones están situados dentro del casco urbano y pertenecen tanto al arbolado viario como a zonas verdes municipales y privadas. Los dos millones restantes forman parte de espacios forestales incluidos en el término municipal. Entre ellos destacan el Monte del Pardo, con 16.000 hectáreas gestionadas por Patrimonio Nacional, y la finca privada Soto de Viñuelas con 3.000 hectáreas.

 

De los ejemplares ubicados en la ciudad, el Ayuntamiento de Madrid se encarga directamente del mantenimiento de 1.740.000 árboles repartidos en calles y zonas verdes. La mitad de las calles, unas 5.000, están arboladas con unos 230.000 ejemplares mientras que el resto de árboles está plantado en 6.000 hectáreas de parques y jardines, de las que 1.600 hectáreas son de céspedes y praderas naturales.

El número de árboles que componen el bosque urbano es un dato importante pero la diversidad de especies, la calidad de los ejemplares y la cobertura arbórea que aportan son datos más relevantes para determinar la calidad del bosque urbano. Los mayores beneficios los aportan el pino piñonero y la encina, dado que representan entre el 43,8 % de la población y el 46,9 % del área foliar de los árboles estudiados. Hay que destacar que ambas especies son de hoja perenne, aportando un alto rendimiento durante todo el año, tanto en captación de contaminantes como en la retención de agua de lluvia.

 

Respecto a la captación de contaminación, el pino piñonero se encuentra en primer lugar con 53 toneladas/año seguido del plátano de sombra con 27 toneladas/año, que supera a la tercera especie en importancia (la encina con 20 toneladas) aun teniendo un menor número de árboles.

 

Salud

La contaminación del aire incide directamente en la salud de los residentes y visitantes de las grandes ciudades. Está comprobado que niveles altos de contaminación atmosférica generan la aparición de distintas patologías y enfermedades, especialmente de tipo cardiovascular y pulmonar.

 

El asma y los problemas respiratorios agudos son las patologías médicas más numerosas de las evitadas por la captación de contaminantes debidas al Bosque Urbano madrileño. Tiene especial relevancia, en términos de beneficio económico para el Sistema de Salud, la captación de partículas menores de 2,5 micras por los árboles de la ciudad y la captación de ozono. Se ha estimado que anualmente se han evitado 3.676 casos de asma y 4.089 síntomas respiratorios agudos en la ciudad de Madrid.

 

Fauna

El valor de la biodiversidad de Madrid también está garantizada por la variedad de fauna que vive en la ciudad y alrededores. A escasos 10 kilómetros a vuelo de pájaro de la Puerta del Sol viven y anidan varias parejas de especies en peligro de extinción, como el águila imperial ibérica, yvulnerables como la cigüeña negra o el buitre negro.

El paso de migraciones frecuentes de aves, en su ruta del norte de Europa – África, hace que se hayan identificado en el interior de la zona urbana de Madrid más de 200 especies distintas de aves y mamíferos. A estos animales hay que sumar los peces, reptiles, anfibios e insectos, entre los que hay catalogadas más de 44 especies de mariposas, que conforman la fauna del Bosque Urbano de Madrid.

 

Madrid, con sus 5,7 millones de árboles, es la cuarta ciudad más arbolada del mundo, según el modelo I-Tree Eco. Esta clasificación la encabeza Toronto (Canadá) con 10,2 millones de árboles, seguida de Atlanta (Estados Unidos) con 9,4 millones y Londres (Reino Unido) con 8,4 millones. Nueva York se encuentra un puesto por debajo de Madrid con 5,2 millones de árboles.

 

Respecto a la cobertura arbórea, el primer puesto corresponde a Atlanta con el 36,8 por ciento y el segundo a Washington (Estados Unidos) con el 28,6 por ciento. Madrid es la tercera con el 26 por ciento, mientras que Nueva York baja al séptimo lugar con un 20,9 por ciento./

 

Encuentra la noticia completa en el siguiente enlace: 

Por:

Comparte esta noticia!

Toyota vuelve a Forética

Toyota vuelve a Forética

Te explicamos todas las alternativas sostenibles a la bolsa de plástico

Te explicamos todas las alternativas sostenibles a la bolsa de plástico

Comentario/s

  • Josepx - jueves 31 mayo 2018

    Contaminación y el polvo que retienen las hojas de los árboles, sin esperar a que llueva para librarse de él.

Deja tu comentario

'Forests For Fashion', una colección de moda con tejidos de origen forestal
Moda Sostenible

'Forests For Fashion', una colección de moda con tejidos de origen forestal

La secretaria general de PEFC España, Ana Belén Noriega y la diseñadora española María Lafuente...

Juanjo Oliva by ECOEMBES presentan la primera colección a partir del reciclaje de botellas de plástico
Moda Sostenible

Juanjo Oliva by ECOEMBES presentan la primera colección a partir del reciclaje de botellas de plástico

Un canto a la edad contemporánea en el que la sostenibilidad es el patrón predominante y que llevará, por vez...

Moda Sostenible de Gipuzkoa
Moda Sostenible

Moda Sostenible de Gipuzkoa

Según ha explicado Asensio, "será un espacio dirigido a jóvenes diseñadores emergentes en moda sostenible, que...

Éxito del curso de producción de fibras naturales y manufactura de textiles verdes
Moda Sostenible

Éxito del curso de producción de fibras naturales y manufactura de textiles verdes

José Luis Ibáñez, responsable del algodón de COAG, explicó el sistema de producción que se está llevando a cabo actualmente en...

Cantabria saca a información pública las normas de protección de La Viesca
Medio Ambiente

Cantabria saca a información pública las normas de protección de La Viesca

La Viesca fue la primera Área Natural de Especial Interés declarada en Cantabria, mediante decreto del Consejo de Gobierno...

Europa está harta de España por no paliar el ruido ambiental y no prevenir inundaciones
Medio Ambiente

Europa está harta de España por no paliar el ruido ambiental y no prevenir inundaciones

Estos mapas sirven de base para definir las medidas y planes de acción encaminados a reducir la contaminación acústica...

Las condenas por delitos medioambientales y por maltrato animal se diparan
Medio Ambiente

Las condenas por delitos medioambientales y por maltrato animal se diparan

Además, hubo las mismas condenas (394) por delitos relacionados con la ordenación del territorio y urbanismo, 23 por patrimonio histórico...

Nuevo director del Organismo Autónomo Parques Nacionales
Medio Ambiente

Nuevo director del Organismo Autónomo Parques Nacionales

Areces es funcionario de la Escala de Técnicos Facultativos Superiores de Organismos Autónomos del Ministerio de Medio...

La transición energética generará cientos de miles de empleos
Energías Renovables

La transición energética generará cientos de miles de empleos

Elevar la tasa de empleo es el gran reto de la economía española y la voluntad de cumplir las directivas europeas de...

Extremadura prevé la construcción de 21 plantas fotovoltaicas
Energías Renovables

Extremadura prevé la construcción de 21 plantas fotovoltaicas

Se trata de los localizados, por un lado, entre Usagre e Hinojosa, de 500 MW, y por otro el formado por ocho pequeñas plantas que...

Máster en Ingeniería y Gestión de las Energías Renovables, ¿aún no tienes tu plaza?
Energías Renovables

Máster en Ingeniería y Gestión de las Energías Renovables, ¿aún no tienes tu plaza?

El sector energético ha experimentado cambios relevantes en los últimos años. La necesidad de diversificar fuentes...

Por un Contrato Social de la Energía que involucre a ciudades en la Transición Energética
Energías Renovables

Por un Contrato Social de la Energía que involucre a ciudades en la Transición Energética

Asimismo, han querido dejar patente que el objetivo no debe ser solo reducir costes sino también luchar contra la concentración de la...