EH Bildu utiliza ‘partidariamente’ la catástrofe del COVID-19

«Es el tiempo de la responsabilidad compartida entre todas las fuerzas sociales, económicas y culturales que creen en Euskal Herria y en su soberanía, en su derecho a decidir su futuro y en la defensa del bienestar», han defendido.

Según ha advertido, la crisis sanitaria «ha desnudado todas las graves carencias del sistema neoliberal y de la globalización capitalista» y también «ha puesto de manifiesto los límites de nuestro autogobierno», cuyas instituciones «poco pueden hacer ante los decretos de los Estados español y francés».

Estas son algunas de las reflexiones que ha realizado la formación soberanista en una declaración conjunta que ha hecho pública, junto a EH Bai –su homólogo en el País Vasco francés– con motivo de la celebración del Aberri Eguna este domingo, así como en un vídeo que ha difundido en redes sociales su coordinador general, Arnaldo Otegi.

Otegi advierte, en su intervención, de que esta ocasión «nos toca vivir una época de inseguridades e incertidumbres», pero que, «como todas las crisis, ofrece una oportunidad para quienes creemos que hay que construir este país desde la soberanía y para proteger a nuestra gente».

- Advertisement -

El dirigente de EH Bildu apela a «construir este Aberri Eguna, teniendo en el recuerdo a quienes se nos han ido en durísimas condiciones, sin que los suyos los hayan podido despedir, y a quienes están trabajando en primera línea contra esta pandemia» y que «están dando una lección de patriotismo».

Otegi defiende que es preciso «aprender de nuestros errores». «Hay que poner fin a rebajar los impuestos y fomentar las privatizaciones. Lo público tiene que prevalecer sobre lo privado. Hay que reconstruir el país transformando las estructuras de Estado que merece Euskal Herria, para que tenga la capacidad y la soberanía para garantizar la salud, la educación y el bienestar de nuestra gente», reivindica.

Por ello, considera que este Aberri Eguna debe servir para reivindicar que «necesitamos un pueblo culto, un gobierno honrado y leyes justas, y eso solo podemos conseguirlo construyendo nuestra propia república, la República Vasca». «Saldremos de esta crisis con una lección aprendida: la República Vasca de iguales es hoy más urgente que nunca», asegura.

«Cambian las preguntas»

En la misma línea, la declaración conjunta de EH Bildu y EH Bai para el Aberri Eguna advierte de que, «en la actual coyuntura histórica, las respuestas no pueden ser las mismas de siempre porque las preguntas han cambiado» y, por ello, plantean que en esta fecha se debería reflexionar sobre cuestiones como «qué es ser abertzale en este tiempo histórico» y sobre «cómo podríamos ser más eficaces, dentro del proceso de liberación nacional y social, para construir un Estado Vasco y una República Vasca de iguales».

A su entender, estas y otras preguntas «no se pueden plantear ni responder en este Aberri Eguna sin tener en cuenta la crisis humanitaria» provocada por el coronavirus.

En este sentido, recuerdan que este año «celebramos el día de la patria vasca en una situación de confinamiento general, con nuestros mayores en grave peligro y nuestra juventud encerrada en casa» y también «con nuestros presos alejados y aislados».

Del mismo modo, subrayan que la jornada llega en un momento «con buena parte de la industria cerrada, con el sistema educativo adaptándose a Internet, con miles de trabajadores y agricultores trabajando, aun a riesgo de enfermar, para abastecer de bienes básicos y alimentos al mercado, con decenas de miles de autónomos, comerciantes y hosteleros que tienen cerrados sus negocios y miran a su futuro económico con inmenso temor».

«Pero, sobre todo, hemos llegado aquí con un sistema vasco de salud que lucha sin desmayo contra la pandemia, con todas y todos sus profesionales dándolo todo en hospitales que están al borde del colapso, si no están ya superados», valoran.

Tras remarcar que en este Aberri Eguna no se pueden «obviar esas circunstancias», destacan que «ningún referente de la lucha de la nación vasca pudo imaginar nunca una realidad como la que vivimos hoy» y, en adelante, «nada será igual».

Por ello, abogan por «aprovechar este drama que está golpeando con tanta crudeza a nuestra nación y a todo el mundo, primero, para aprender y, luego, para construir una Euskal Herria mejor, un mundo mejor, basado en la justicia social y la solidaridad, empezando por una Europa de los Derechos Humanos y de los Pueblos».

«Ese tiene que ser nuestro primer compromiso militante en este momento», insisten en el documento, que llama a «aprender de nosotras y nosotros mismos, entender mejor los retos a los que se enfrentan nuestro pueblo, las generaciones futuras y toda la humanidad».

En esta línea, señalan que la pandemia de coronavirus «ha desnudado todas las graves carencias del sistema neoliberal y de la globalización capitalista» y también «ha puesto de manifiesto los límites de nuestro autogobierno». «En la Comunidad Autónoma Vasca, en Nafarroa Garaia, en Lapurdi, en Nafarroa Beherea, en Zuberoa nuestras instituciones poco pueden hacer ante los decretos de los Estados español y francés», lamenta.

Las formaciones soberanistas denuncian que, «en esta dramática situación, los poderes estatales utilizan todos los medios para recentralizar la administración y para hacer campañas militaristas e incluso, en el caso español, hasta monárquica».

De ese modo, advierten de que ha quedado en evidencia que «nuestros representantes institucionales no tienen modo de intervenir en muchas decisiones importantes que afectan a la vida de nuestra ciudadanía» y subrayan que «el debate no es qué plan tienen los Estados para nosotros, porque sus planes siempre nos tomarán como meros subordinados», sino que «el debate nacional y estratégico que debemos desarrollar es distinto, más profundo: ¿Qué vamos a hacer a partir de ahora como pueblo?, ¿cómo vamos a diseñar y construir entre todas y todos la Euskal Herria soberana, justa, democrática, solidaria y paritaria que reivindica una amplia mayoría?».

Por ello, el documento defiende que «el debate que debemos desarrollar es, por tanto, nacional, popular, incluyente, democrático y sin límites» para abordar «cómo vamos a construir la nación vasca desde valores alternativos a los que nos llevan al desastre ecológico y las desigualdades sociales». «El debate fundamental es sobre qué valores y principios queremos construir en nuestro país la sociedad, la vida de todas y todos», reivindica.

«Es el tiempo de la responsabilidad compartida entre todas las fuerzas sociales, económicas y culturales que creen en Euskal Herria y en su soberanía, en su derecho a decidir su futuro y en la defensa del bienestar».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés