Martín destaca el «avance» medioambiental de los últimos cuatro años, algo que «jamás ha vivido» Cantabria

Así, en la última legislatura se han resuelto situaciones «heredadas» en décadas anteriores, como las derivadas de la contaminación industrial, al tiempo que se han resuelto problemas de saneamiento y abastecimiento de agua «para lo que queda de siglo XXI», al acometer más de un millar de obras hidráulicas en cuatro años «en todos y cada uno» de los 102 ayuntamientos.

   En una entrevista a Europa Press, en la que ha repasado su gestión al frente de la Consejería, Martín se ha mostrado satisfecho con la labor realizada, aunque ha matizado aún quedan cosas por hacer.

   Ejemplo de ello es la Autovía del Agua, que tiene 125 kilómetros acabados y en funcionamiento mientras que los 20 restantes están licitados y en ejecución, por lo que esta infraestructura estará acabada «en pocos meses», ha indicado. El que sí está finalizado y funcionando es el Bitrasvase del Ebro, según ha recordado.

   Además, el 93% de los cántabros cuentan con saneamientos adaptados a las directivas y se ha conseguido «por primera vez en la historia» que las 65 empresas más contaminantes de la región hayan «paralizado de forma brusca» este fenómeno, al disponer de Autorización Ambiental Integrada (AAI), tras una inversión privada de más de 150 millones de euros para adaptarse a las mejoras técnicas. Ello permite a Cantabria encabezar los índices de producción industrial y, al mismo tiempo, ser una Comunidad «respetuosa» con el medio ambiente.

- Advertisement -

   En este sentido, Martín ha recalcado que «todas» las empresas de la cuenca del Besaya cuentan con depuradora de aguas y filtro en las chimeneas, algo que se ha producido «por primera vez» en la Comunidad, ha recalcado.  

   Paralelamente, a lo largo de la legislatura que está a punto de concluir, se han renovado todos los sistemas de recogida de basura. Destaca en este apartado el vertedero de Meruelo, que se ha adecuado a las directivas europeas, se ha creado una planta para tratamiento de lixiviados y está en marcha otra de tratamiento de residuos.

   Asimismo, está a punto de finalizar la construcción del vertedero en Monte Carceña, que garantiza el tratamiento de los residuos industriales inertes de la región durante los próximos 30 años.

   Entre las cuestiones pendientes queda culminar el sistema de saneamiento para el 8% de los cántabros, que si bien es «poca» población esta red abarca «mucho territorio».

   Otra red que está por concluir es la de puntos limpios, en la que se ha avanzado «bastante» en los últimos años, con la creación de los puntos de Unquera, Camargo, Suesa, Torrelavega o Santoña. Entre los municipios que aún faltan figuran Piélagos, Bezana o Laredo.

   Además, hay que seguir «tejiendo» la red de carriles bici puesta en marcha, ya que el objetivo es, según Martín, que estas redes sean «tan tupidas» como las que hay en Holanda o Dinamarca y comuniquen, además, las zonas de residenciales con aquellas que concentran la actividad empresarial o comercial.

   El objetivo último es que las bicis se conviertan en una «alternativa real» al coche, para lo que también se deben seguir fomentando los vehículos eléctricos. «El transporte urbano se va a realizar, sin ninguna duda y en muy pocos años, a través de vehículos eléctricos», ha augurado el consejero.

FUTURO CONSEJERO

   Con todo ello, Martín ha apuntado que el próximo consejero de Medio Ambiente se va a encontrar «una Cantabria completamente diferente a la que yo encontré».

   En este sentido, ha manifestado que le gustaría inaugurar las obras en marcha pero aún no terminadas, ya que, sobre todo en materia ambiental, en cuatro años se ponen «las vías». «La máquina viene después», ha comentado, para indicar que los «frutos» de las iniciativas impulsadas se suelen ver en un plazo de 8 a 10 años.

   En cualquier caso, Martín se considera que no es una «persona ambiciosa en absoluto», por lo que aunque se siente «muy orgulloso» de haber sido consejero no tiene un «apego extremo al cargo».

   «Si tengo que seguir como consejero de Medio Ambiente, seré feliz y lo haré con todas mis ganas y todos mis esfuerzos. Pero, si tengo que volver a la Universidad (de Cantabria), también seré feliz y volveré a actividades docentes e investigadoras», ha indicado.

CANTABRIA, REGIÓN DE CERO EMISIONES

   Siga o no al frente de la Consejería en la próxima legislatura, a Martín le gustaría que Cantabria se convirtiera en una región de «emisiones cero» de CO2. Sería, según ha dicho, «la gran noticia», aunque ha reconocido que es un meta «ambiciosa» para la que «faltan muchos años todavía».

   Más a corto plazo desea, por ejemplo, que las nutrias recolonicen todas las cuencas cántabras, lo que sería «un magnífico indicador» de la calidad de los ríos de la región.

   En el otro extremo, la noticia que «más rabia» ha dado al consejero es la de los vertidos al Besaya de hace un año, que «echaron por tierra muchos meses de recuperación».

   También le da «rabia» que algunos ciudadanos no usen los puntos limpios cuando cualquier cántabro tiene uno «a menos de diez minutos». «Es algo que me revienta porque ya no es una cuestión de capacidad o incapacidad, es una cuestión de voluntad», ha indicado Martín, que ha lamentado que «por comodidad» la gente decida «hacerlo mal». «No lo acabo de asimilar ni lo asimilaré nunca», ha señalado.

   En cualquier caso, ha destacado que la mayoría de la población es «plenamente» consciente y «respetuosa» con el medio ambiente. «Hace diez años, a nadie le extrañaba ver un neumático en un río. Hoy en día, llama mucho la atención», ha comparado Martín, que ha recordado que la Administración ha puesto las infraestructuras a disposición de los ciudadanos, que tienen ahora el deber de «usarlas».

LABOR PONTIFICADO AMBIENTAL

  «La única vía es la educación», ha apostillado, para recordar el cambio que se ha dado en esta política en los últimos años. Así, se han destinado más de 600 subvenciones a asociaciones a diferentes agrupaciones para que lleven a cabo sus propias actividades de educción de forma que ahora «miles de personas están haciendo una labor casi de pontificado ambiental».

   Al mismo tiempo, se ha creado un centro de formación para educadores y monitores ambientales, para que la Consejería sea «menos protagonista» y la sociedad asuma su «responsabilidad» y difunda «la religión» del «respeto al medio ambiente».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés