Escenarios de futuro de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de España

Uno de los próximos  y principales retos que va a afrontar el proyecto de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de España (EME) es la definición de los escenarios de futuro ante distintos contextos de cambio global para visibilizar las relaciones entre la sociedad española y sus ecosistemas.

En los escenarios de futuro de EME, el primer paso será definir los escenarios de futuro a los que se enfrenta la sociedad española ante el Cambio Global. Fruto de ello, se propondrá un catálogo de recursos educativos y de intervención social para desarrollar la orientación proambiental en la sociedad española, que configuren escenarios de futuro sostenibles. Por último, se investigará el grado de consenso social que genera en diferentes segmentos de la población española las propuestas de sostenibilidad resultantes del proceso de investigación.

Un escenario de futuro es un dibujo consistente y factible de una realidad futura posible que informa de las principales cuestiones que atañen a un debate sobre políticas. Los escenarios son futuros posibles, plausibles e internamente consistentes, que pueden utilizarse para explorar distintas alternativas de desarrollo. En ellos, se construyen narrativas basados en información y conocimientos actuales que describen distintos futuros alternativos, desafiando el pensamiento presente y proporcionando un marco para la reflexión y la toma de decisiones (Nicol, 2005; Milne, 2010; EEA, 2009). Por tanto, no son, ni pretenden ser, predicciones de futuro, ni prolongaciones de las dinámicas actuales.

La principal característica de los escenarios de futuro radica en incorporar la incertidumbre en áreas clave, lo que es de gran utilidad para la gestión (Peterson, 2003). Mediante la incorporación de la incertidumbre podemos abarcar un mayor espectro de futuros abriendo el espacio para el desarrollo de diferentes estrategias que puedan lidiar con los resultados obtenidos, aunque no son todos los posibles (Carpenter, 2006). Otra de las ventajas de los escenarios es que obligan a pensar en el largo plazo, lo que es fundamental para una gestión sostenible (Huss, 1988) (todo a partir de Palomo et al., 2009).

Las formas de construir escenarios también precisan introducir en su gestación la participación de diferentes actores sociales que permitan una combinación/diálogo de saberes y ser resilientes ante los cambios, incluyendo las incertidumbres en la planificación.

Su aplicación permite: i) Conocer qué propuestas/políticas pueden ser aceptables por diferentes stakeholders y vislumbrar cuáles son necesarias frente a los posibles escenarios futuros que son factibles y tienen aspectos deseables y no deseables; ii) Obtener información para tomar decisiones; iii) Evaluar la robustez y resiliencia de las políticas/líneas de trabajo estratégicas actuales contrastándolas con los escenarios (EEA, 2009).

El método de trabajo para afrontar este reto consta de varias fases. En una primera etapa se revisará crítica y sistemáticamente la documentación de los resultados de este proyecto y los proyectos antecedentes más relevantes, construyendo una batería de impulsores de cambio que permitan definir prospectivamente los elementos de análisis de los escenarios de futuro de la sociedad española en relación a los problemas del cambio global.

En un taller participativo que tendrá lugar en febrero de 2012 y al que se invitarán a personas expertas y distintos actores sociales, se definirán los modelos básicos de los escenarios de futuro socioecológico en España en relación a los problemas del cambio global. Se utilizará una metodología cualitativa con el objetivo de establecer los modelos básicos de escenarios de futuro.

A partir de la configuración de los distintos escenarios de futuro resultantes del taller participativo y de su análisis, se realizará una batería de propuestas de cambio como orientación de posibles medidas a impulsar por distintos agentes sociales, públicos y privados, y a diferentes escalas de acción.

Además, se establecerá el grado de acuerdo/desacuerdo con las distintas propuestas de cambio derivadas del análisis de los escenarios de futuro, así como el nivel de compromiso general con las exigencias de cambio deducidas del estudio anterior. Para ello, se realizará un listado de los cambios necesarios en las distintas áreas, y se sondeará la posibilidad de que sean asumidos por las personas, así como se explorará el grado de consenso social suscitado por los distintos escenarios. Con este fin, se consultará a un grupo amplio de personas expertas y técnicos de entidades, públicas y privadas, que realizan su trabajo en relación con temas ambientales, estimación de servicios de los ecosistemas y relaciones naturaleza y sociedad.

http://www.ecomilenio.es/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés