La sostenibilidad también integra en América Latina

En Latinoamérica, a menudo la discapacidad física y mental se encuentra estrechamente vinculada a situaciones de pobreza. Producto a veces de la violencia o de la desnutrición, quienes la sufren ven limitado su acceso no solo al trabajo, sino también al derecho a la educación, la salud, la vivienda, el transporte, la alimentación y la justicia.

A este panorama se suma un modelo productivo en crisis que, para hacer frente al cambio climático y a los límites de crecimiento, comienza a modificar algunos de sus paradigmas de trabajo en sectores como la energía, el reciclaje, la agricultura, la construcción y el transporte. Lo hace incorporando empleos verdes que, según la Organización Internacional del Trabajo “reducen el impacto ambiental de las empresas, el consumo de energía, materias primas y agua, las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudan a descarbonizar la economía y a proteger ecosistemas y biodiversidad”.

Así, iniciativas pioneras que aúnan la necesidad de proporcionar empleos dignos a la población discapacitada con una reformulación económica se desarrollan poco a poco a lo largo de la región latinoamericana. Una de estas iniciativas es el “Proyecto Biocolón”, desarrollada en la provincia argentina de Entre Ríos. Se trata de un biodigestor impulsado en 2006 en la Escuela-Taller de Adcadis, una organización local que cada año proporciona inserción laboral a 45 alumnos
con capacidades diferentes a través de diversos módulos: panadería, telar, carpintería, huerta, vivero y producción de biodiesel.

Por si fuera poco, su impacto cero sobre el medio ambiente es indudable: ocupando tan solo 40 metros cuadrados, el proyecto Biocolón impide que los aceites de la ciudad vayan a parar al río. Asimismo, sustituye la combustión de leña que se utilizaba en el horno de la panadería por biogas, restaurando así las reservas naturales de los bosques y la flora autóctona de Entre Ríos.

El reciclaje “tradicional” es otro gran sector donde existen iniciativas que vinculan las preocupaciones medio ambientales y el trabajo digno de personas con discapacidad. Así, en Costa Rica, la Asociación APRODISA y la Asociación APEDISPROSA trabajan en la Red de Reciclaje de Costa Rica, que, nacida en el año 2005, agrupa a 125 en organizaciones.

Si quieres saber más sobre empleo verde e integración laboral en América Latina, puedes leer más en la Revista Esposible.

http://www.canalsolidario.org/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Mesa de la Ciencia Pesquera

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible