Francia ordena mejoras para que sus centrales nucleares soporten desastres

La empresa de energía eléctrica francesa EDF tendrá que instalar generadores diésel a prueba de inundaciones y búnkeres de seguridad con control remoto en las 19 centrales nucleares que tiene en el país. Si no lo hace, deberá detener el funcionamiento de algunos de sus 58 reactores.

   Además, EDF, controlada por el Estado en un 80 por ciento, tendrá que crear antes de 2013 una fuerza especial de emergencias que pueda intervenir en menos de 24 horas allí donde se haya producido un accidente nuclear.

   «Creemos que las instalaciones solo pueden seguir funcionando si se hacen una serie de inversiones en un plazo de tiempo concreto. En caso contrario, tendremos que suspender algunas operaciones», ha declarado en una rueda de prensa el presidente de la ASN, André-Claude Lacoste.

   «Si EDF considera que lo que le estamos pidiendo le resulta tan costoso que no le merece la pena mantener unas instalaciones, puede decidir cerrarlas», ha añadido Lacoste, que no ha dado una estimación de lo que costarían las mejoras que hay que realizar.

UNA INVERSIÓN DE MILES DE MILLONES DE EUROS

   Lacoste ha reconocido que «los miles de millones de euros que habrá que invertir afectarán a los costes de producción». Cada uno de los 58 reactores atómicos deberán tener un generador diésel de seguridad, cada uno de los cuales costará entre 30 y 50 millones de euros, según el presidente de la ASN.

   La ASN ha entregado al Gobierno francés las conclusiones de su evaluación sobre la seguridad de las instalaciones atómicas este martes, casi diez meses después del desastre que se produjo en Fukushima-1, que sufrió el accidente nuclear más grave ocurrido el mundo después del de Chernobil (Ucrania).

   Francia ha sometido a sus centrales nucleares a las pruebas de resistencia solicitadas por la Unión Europea, que quería saber si las instalaciones del continente podrían soportar catástrofes naturales extremas o ciertas condiciones meteorológicas. La UE publicará sus conclusiones el próximo mes de junio.

   La ASN ha afirmado que las instalaciones que ha evaluado en Francia, el país del mundo que tiene una mayor dependencia de la energía atómica, tienen un nivel de seguridad «suficiente» pero es necesario tomar algunas medidas para mejorar la gestión de los accidentes y asegurarse de que pueden resistir fenómenos extremos como inundaciones o terremotos.

   El ministro de Energía, Eric Besson, ha dicho en un comunicado que el próximo lunes se reunirá con los responsables de EDF, de la empresa nuclear Areva y de la Comisaría de Energía Atómica (CEA) con el fin de elaborar un plan para la aplicación de las medidas recomendadas por la ASN.

   El tema de las centrales nucleares seguramente se tratará durante la campaña electoral previa a los comicios presidenciales de abril y mayo de este año. La Unión por un Movimiento Popular, el partido del presidente, Nicolas Sarkozy, está a favor de mantener el ‘statu quo’, mientras que el Partido Socialista, en la oposición, es partidario de que en 2025 se hayan cerrado los 24 reactores más antiguos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil