Una tesis estudiará la influencia de los factores ambientales en las lentes de contacto

“El estudio presentado en el congreso americano formó parte de mi trabajo fin de Máster, antes de iniciar el doctorado”, recuerda el investigador, quien detalla que se centró en analizar la relación entre síntomas y signos del Síndrome de Ojo Seco, un tema “controvertido”. “Muchos autores consideran que no existe relación entre signos y síntomas y lo que hice fue una pequeña contribución a este campo, al relacionar ambos y observar que sí podría haber una ligera correlación”, añade. 

En estos momentos, Martín desarrolla su tesis doctoral en un tema diferente al que llevó al congreso, la influencia de los factores ambientales en las lentes de contacto. Para ello, empleará uno de los instrumentos más importantes con que cuenta el centro de investigación vallisoletano, la Cámara de Ambiente Controlado. “Acabamos de terminar un estudio sobre Ojo Seco y factores ambientales en la Cámara de Ambiente Controlado y ahora vamos a comenzar el análisis sobre lentes de contacto, en el que examinaremos cómo influye un ambiente adverso en una determinada lente de contacto”. 

Respecto al estudio sobre Ojo Seco recientemente concluido, el óptico-optometrista señala que consistió, básicamente, en la realización de pruebas a una muestra de sujetos sanos y con el Síndrome antes y después de entrar en la Cámara, con el fin de comprobar si habían modificado determinados parámetros bajo condiciones de humedad y presión atmosférica muy bajas. 

“La Cámara es perfecta para estandarizar a los sujetos”, apunta el investigador, quien aclara que las condiciones oculares de las personas cambian mucho dependiendo del lugar de donde procedan, por ejemplo, si han estado expuestas a aire acondicionado. Mediante la Cámara, se pueden reproducir determinadas condiciones y someter a los sujetos a las mismas. En el próximo trabajo, la Cámara será utilizada para investigar cómo afectan determinadas condiciones ambientales al uso de lentes de contacto. “Estamos iniciando el periodo de reclutación de pacientes y prevemos empezar su estudio en enero”, avanza. 

Un premio al potencial en investigación 

Vicente Martín obtuvo uno de los premios de la 89 edición de la reunión anual de la Academia Americana de Optometría, celebrada en Boston el pasado mes de octubre. El reconocimiento, que consiste en una ayuda económica para sufragar los gastos del viaje, está patrocinado por la empresa Vistakon y la Sociedad Americana de Optometría. Según la información del IOBA, cada año la organización ofrece unas becas de viaje para que los estudiantes asistan a la reunión anual de la Academia Americana de Optometría (AAO) y la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología (ARVO). Las becas se conceden únicamente a miembros estudiantiles de la Academia, reconociendo el potencial en investigación y las habilidades clínicas y académicas, siendo necesario presentar una comunicación científica. 

El póster exhibido por el óptico-optometrista en el congreso, titulado Correlación entre pruebas de función visual, película lagrimal y sintomatología en pacientes con y sin Síndrome de Ojo Seco, tutorado por la doctora del IOBA María Jesús González.

 DyctECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil

Qatar 2022: fútbol a todo gas