Actualizar

sábado, abril 1, 2023

Andalucía. Junta destina 1.661 millones al nuevo Plan de Medio Ambiente, que generará más de 38.800 empleos

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado el Plan de Medio Ambiente de Andalucía (PMA) Horizonte 2017, con el que da continuidad al vigente desde 2004 y establece, al mismo tiempo, la nueva estrategia de la Administración autonómica para impulsar la gestión sostenible de los recursos naturales y la lucha contra el cambio climático como motores de desarrollo socieconómico y creación de empleo. La planificación, cofinanciado en un 60 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), recoge un presupuesto inicial de 1.661 millones de euros para 2012 y 2013, que son las dos últimas anualidades del marco de apoyo comunitario en vigor, mientras que el resto hasta 2017 queda pendiente de la aprobación de las nuevas cuentas de la Unión.

   Los proyectos previstos para los dos primeros años conllevarán la generación de 38.826 empleos, de los que 26.860 corresponderán a los ámbitos de la gestión sostenible del medio natural y de los recursos hídricos, según ha informado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.

   El desarrollo de esta planificación implicará a siete consejerías del Gobierno andaluz y se estructura en torno a seis grandes áreas como son el medio natural, los recursos hídricos, la sostenibilidad urbana, la integración ambiental de la actividad económica, la información ambiental y la mejora de los servicios administrativos. El documento se completa con el diagnóstico de la situación actual y la detección de nuevas necesidades, la evaluación de los resultados del anterior plan y las medidas de carácter horizontal.

   El bloque con mayor dotación económica es el de gestión del medio natural, con 629,91 millones de euros y una previsión de 16.577 puestos de trabajo asociados durante los próximos dos años, basará su planificación en la conservación de la biodiversidad y geodiversidad, espacios naturales, uso público y gestión forestal. Entre los principales proyectos previstos destacan los relativos a gestión forestal, con 78,61 millones de euros de inversión; extinción de incendios, con 89 millones; y forestación de tierras agrarias, con 43,58 millones.

   Por otro lado, la gestión de los recursos hídricos contará con unas inversiones de 555,83 millones de euros y un empleo asociado de 10.293 puestos. Las prioridades en este capítulo se dirigen a las obras de saneamiento y depuración, abastecimiento de agua potable y mejora de las infraestructuras hidráulicas. En este sentido, Díaz Trillo ha criticado que el Gobierno central da «un salto atrás de 40 años con las políticas de grandes obras hidráulicas y de la cultura de la oferta, que desde el punto de vista medioambiental son insostenibles».

   El área de la sostenibilidad urbana, con 275,02 millones de euros y 6.396 empleos, se centra en los programas de calidad ambiental del medio urbano y en la promoción de modelos de movilidad sostenibles, con especial atención al refuerzo de los sistemas de transporte en las áreas metropolitanas y al fomento de las conexiones por ferrocarril.

   Para el bloque de integración ambiental de la actividad económica, el Plan de Medio Ambiente Horizonte 2017 consigna una partida de 130,44 millones de euros con el doble objetivo de reducir los impactos negativos sobre el medio ambiente y propiciar un modelo productivo más sostenible y compatible con la conservación de los recursos naturales.

   Actualmente, Andalucía cuenta con 98.661 puestos de trabajo asociados a estos sectores, una cifra que supone el 18 por ciento del denominado ‘empleo verde’ en España y que se prevé duplicar en el año 2020 hasta superar los 210.000, según ha apuntado Díaz Trillo.

   Entre los principales programas dentro de este capítulo destacan los referentes al fomento de las energías renovables; innovación en tecnologías limpias; buenas prácticas en la industria y en la agricultura; promoción de la certificación de en calidad medioambiental como elemento de competitividad; modernización de regadíos; reducción de emisiones contaminantes; apoyo a la producción agraria ecológica; y gestión de residuos.

   Por otro lado, ha explicado que el plan aprobado por el Consejo de Gobierno se completa con los capítulos dedicados a la información ambiental y a la mejora de la gobernanza, la participación ciudadana y los servicios administrativos.

BALANCE DEL PLAN 2004-2010

   Díaz Trillo ha indicado que el anterior plan, desarrollado entre 2004 y 2010, se saldó con una inversión pública total de 8.196 millones de euros, «un 55 por ciento más de los 5.289 millones inicialmente previstos». Los principales proyectos se centraron en la mejora del medio natural, el apoyo a las producciones sostenibles, los recursos hídricos, la eficiencia energética y las infraestructuras de transporte.

   De acuerdo con los datos de balance correspondientes a 2010, en el bloque de mejora del medio natural destacan indicadores como la repoblación forestal de 42.496 hectáreas o la mejora de las principales especies de la fauna y la flora andaluzas en peligro de extinción.    

   En materia de recursos hídricos, sobresalen los proyectos de modernización de regadíos realizados sobre más de 350.000 hectáreas, permitiendo sustituir casi la mitad de todo el riego en superficie de la comunidad autónoma por sistemas de aspersión y localizados, más eficientes en el uso del agua. Los agricultores andaluces utilizan actualmente un 25 por ciento menos de agua que hace diez años y, con los mismos recursos hídricos de entonces, pueden atender un 36 por ciento más de superficie, según el consejero.

   La mejora del medio ambiente urbano se reflejó en indicadores como la construcción de 133 nuevas depuradoras; la creación de 3.596 kilómetros de corredores verdes y carriles-bici; el sellado de 88 vertederos, y la adhesión de 231 municipios al programa Ciudad 21.

POLÍTICA «MIOPE» DEL GOBIERNO

   Entre los avances en el campo energético, a cargo de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, destacó la línea de subvenciones para desarrollo energético sostenible, con más de 85.000 proyectos incentivados y un volumen total de ayudas de 257 millones de euros para empresas, ciudadanos y administraciones.

   El consejero de Medio Ambiente ha lamentado, en este ámbito, la derogación por parte del Ejecutivo central de las ayudas a la energía renovable. Para Díaz Trillo es una medida «errónea y miope, pues por ahorrar 176 millones de euros se ponen en riesgo en torno a 14.000 millones de inversión en Andalucía y la creación aproximada de 50.000 empleos».

   El avance hacia un nuevo modelo productivo más sostenible tuvo su reflejo, durante el periodo 2004-2010, en indicadores como el auge de la agricultura ecológica, pasando de 326.704 a 879.859 hectáreas; o el incremento del número de establecimientos empresariales con Sistemas de Gestión Medioambiental, de 683 a 2.639.

   En relación con la protección de litoral, a lo largo de los últimos siete años se han aprobado los planes subregionales de ordenación del territorio de la Costa del Sol Occidental, el Litoral Occidental de Huelva, Litoral Oriental-Axarquía de Málaga, Poniente de Almería, Levante de Almería, Costa Tropical de Granada, La Janda, Campo de Gibraltar y Costa Noroeste de Cádiz.

   Finalmente, durante el periodo de aplicación del 2004 al 2010 el Gobierno andaluz aprobó normas de incidencia ambiental tan relevantes como las leyes del Agua y la Dehesa, el reglamento contra la contaminación lumínica, los decretos de autorizaciones ambientales o la nueva normativa de simplificación de trámites en los territorios de influencia de los parques naturales, además de promover iniciativas como el Acuerdo Andaluz por el Agua o el Plan de Acción por el Clima.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés