Euskadi ha reducido sensiblemente el consumo de agua en los últimos 20 años

De esos consumos, el abastecimiento a la población es el uso mayoritario del agua y alcanza al 72% de los recursos empleados. Destaca el consumo de agua para industrias que asciende al 14,5% del total del agua que se emplea en la CAPV. El uso de regadío es significativo, casi el 14% del total en la CAPV.

En el departamento de medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco y la Agencia vasca del Agua URA se destaca el menor consumo doméstico, fruto de una creciente concienciación ciudadana a lo que se le une un notablemente más eficiente empleo del agua en la industria. El resultado es, en ocasiones, espectacular: desde el embalse de Añarbe, por ejemplo, se suministra hoy en día un 40% menos de agua que hace 20 años.

Al igual que en el resto de la vertiente cantábrica de la península, el contraste con el resto del estado el evidente. El promedio de consumo estatal del agua es, aproximadamente, del 20% de las aportaciones de las cuencas. Hay demarcaciones de la parte sur en las que más de la mitad de los aportes de agua se emplean para diversos usos humanos. Las demarcaciones del norte peninsular tienen porcentajes sensiblemente inferiores y el de la CAPV, con un 8%, se encuentra en esta línea.

Además de la cantidad total, la distribución de usos es muy diferente. Si en la CAPV domina de forma clara el abastecimiento urbano, en la mayor parte de demarcaciones del centro y sur de la península el regadío es el consumo mayoritario de manera aplastante: llega a ser más del 75% del agua consumida en 7 de las 14 demarcaciones.

- Advertisement -

Evolución

La cuestión que se plantea en un Día Mundial del Agua, es cómo será la evolución en el futuro, un ejercicio que la planificación hidrológica ya recoge.  Los planes hidrológicos del ciclo 2009-2015 han estimado la posible evolución de las demandas de agua para los horizontes temporales 2015, 2021 y 2027.  Según dichos estudios,  las demandas urbanas en 2015 supondrán en torno a un 5% menos agua que en la actualidad. También se contempla que, pese a un ligero aumento de población, la demanda urbana total sea bastante estable -y menor que la actual- en los horizontes 2015, 2021 y 2027. Esta menor extracción de agua se deberá sobre todo a la mejora en la eficiencia de las redes de distribución, ya que es probable que se incremente el consumo doméstico e industrial.  En el departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco evitan “caer en triunfalismos que nos hagan bajar la guardia, Euskadi como país avanza hacia el uso más eficiente y sostenible de un bien insustituible para las personas y el medio”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés