La ‘cara oculta’ del Plan Hidrológico del Ebro

Los ecologistas piden a la Generalitat que utilice todos los mecanismos jurídicos a su alcance para parar el Plan

Ecologistas en Acción presentó a la Agencia Catalana del Agua un Informe para que fueran consideradas sus argumentaciones en la sesión que ayer celebró el Consejo de Uso Sostenible del Agua sobre el Plan Hidrológico del Ebro.

El informe basa su argumentación en cinco documentos públicos de la propia organización, de la Plataforma de Defensa del Ebro, del mundo académico y la práctica mayoría de los movimientos socioambientales del agua y de dos prestigiosos expertos catalanes en este ámbito: Rafael Sánchez Navarro, responsable del Comité Científico Español del Convenio Ramsar, y Gabriel Borràs Calvo – exdirector de Planificación de la Agencia Catalana del Agua (ACA)-.

La organización recoge una síntesis de las principales carencias en el propio proceso de elaboración del PHDHE así como del poco rigor técnico y científico del Plan que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 28 de febrero. El Pla fue formulado sin abrir espacios de debate intersectoriales y se informó a los miembros del “Consejo del *Agua” tan sólo nueves días antes de su presentación y sin haber respondido las alegaciones presentadas.

El Plan aprobado contiene errores de cálculo básicos y graves deficiencias de análisis en cuanto a la cuantificación de los recursos hídricos disponibles, la valoración de los efectos del cambio climático, las sequías y las inundaciones; la no evaluación del estado de las masas de agua más complejas (zonas húmedas, protegidas, aguas de transición, muy modificadas y marinas),- y aún así afirmar que el 70% de masas de agua de la cuenca superan el buen estado, superando en un 17% la media europea-. El PHDHE tampoco ha valorado el buen potencial ecológico de las masas muy modificadas (así califica al Delta del Ebro) ni el estado ecológico ni los objetivos ambientales de los espacios protegidos de la Red Natura 2000 en la cuenca.

En relación a la construcción de 35 nuevos embalses y 44 más planificados y el aumento de 450.000 hectáreas de regadío que se suman a las 950.000 existentes, los ecologistas cuestionan la falta de justificación social y económica, así como su viabilidad dado que no existen suficientes recursos hídricos para implantarlas y el gran impacto ambiental que comportaría su ejecución. La propuesta de caudales ambientales que hace el PHDHE, lejos de estar determinada con criterios técnicos se concreta a partir del caudal sobrante una vez se han descontado los caudales necesarios para satisfacer todas las demandas de usos a la cuenca, cuando el caudal ecológico es una restricción previa a cualquier uso. En el informe se destacan los incumplimientos del PHDHE sobre la Directiva Marco de Agua y otras directivas y normativas comunitarias (2).

El documento presentado por Ecologistas en Acción concluye solicitante al Consejo para el Uso Sostenible del agua (CUSA) que recomiende a la Agencia Catalana del Agua, al Departamento de Territorio de la Generalitat de Cataluña y al Gobierno de la Generalitat de Cataluña que dados los graves impactos sociales, económicos y ambientales que el PHDHE supondrá sobre el tramo catalán del Ebro tome las siguientes medidas:

Utilice todos los mecanismos jurídicos tanto estatales como comunitarios que estén a su alcance para parar el PHDHE . Dado el grave incumplimiento de la ley de aguas, la Directiva Marco de Agua y otras normativas estatales y comunitarias.

Elabore un informe de evaluación de los impactos derivados y deterioro por la falta de caudales y mala calidad que supondrá el PHDHE sobre los espacios protegidos Red Natura 2000 en el tramo bajo del Ebro donde colaboren la Dirección general de Medio Natural y Biodiversidad (Departamento de Agricultura), responsable no sólo de la gestión de los espacios de Natura 2000 sino también de la conservación de la biodiversidad a escala de cada uno de los espacios, asumiendo la autoría, con consultas y colaboración con la Agencia Catalana del agua, la Subdirecció de evaluación ambiental de la Dirección general de Políticas Ambientales y el Servicio de Planificación del entorno natural de esta misma Dirección general.

Elabore todos los estudios necesarios que permitan un desarrollo de una agricultura y ganadería sostenible no intensiva que asiente la población en el territorio, avance hacia la soberanía alimentaria, reduzca los consumos de volumen de agua y no emplee abonos y pesticidas contaminantes.

En la sesión de ayer del CUSA se tomó el acuerdo de redactar un dictamen que incorporara estas tres peticiones añadiendo alguna de las propuestas que también presentó el Colegio de Ambientólogos y Unió de Pagesos. Ecologistas en Acción insistió en que la queja a la Unión Europea por parte del Gobierno de Cataluña se presente antes de junio, momento en que el Plan hidrológico del Ebro se analizará en la Comisión Europea.

1. Consejo Uso Sostenible del agua

2. La Directiva Marc de Agua 2000/60/CE, la Directiva Aves 79/409/CEE, la Directiva Hábitats 92/43/CEE, la Directiva 2001/42/CE relativa a la evaluación de los efectos de determinados planos y programas en el medio ambiente, la Directiva 91/676/CEE relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura, la Directiva 2008/56/CE por la cual se establece un marco de acción comunitaria para la política del medio marino, así como las disposiciones de Derecho comunitario y principios objetivos de la Unión Europea relacionados con las directivas mencionadas.

http://www.canalsolidario.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca

Proyectos ALADDIN y TAB4BUILDING