Europa y las Islas Feroe resuelven su disputa sobre el arenque

«Tras largas e intensas negociaciones, estoy satisfecha de que pronto podamos considerar la disputa del arenque como algo del pasado. Los pescadores feroeses podrán volver a las aguas de la UE y los pescadores europeos pueden continuar su pesca tradicional en aguas feroesas», ha celebrado la comisaria de Pesca, María Damanaki, en un comunicado.

La Comisión Europea y las Islas Feroe, territorio autónomo de Dinamarca, han alcanzado este miércoles un acuerdo político para resolver su disputa sobre la gestión del arenque en el Atlántico Nordeste y poner fin a las sanciones y a los procedimientos legales que les enfrentaban.

Como parte de este compromiso, las Islas Feroe se comprometen a acabar con la sobrepesca de arenque, mientras que Bruselas pondrá fin a las restricciones comerciales y de acceso a los puertos de la UE impuestas a las Islas Feroe en agosto de 2013. Además, las Islas Feroe desistirán de las denuncias impuestas contra la UE en la Organización Mundial del Comercio y ante la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar.

«Tras largas e intensas negociaciones, estoy satisfecha de que pronto podamos considerar la disputa del arenque como algo del pasado. Los pescadores feroeses podrán volver a las aguas de la UE y los pescadores europeos pueden continuar su pesca tradicional en aguas feroesas», ha celebrado la comisaria de Pesca, María Damanaki, en un comunicado.

Las relaciones de la UE con las Islas Feroe se han deteriorado en los últimos años por las disputas sobre la gestión de la caballa y el arenque en aguas del Atlántico Nordeste. Tras el aumento unilateral de la cuota de caballa por parte del territorio danés en 2010, se interrumpieron los intercambios bilaterales normales de cuotas pesqueras, lo que impidió que los pescadores de las dos partes pudieran seguir pescando en sus zonas tradicionales.

El conflicto se agravó en 2013 tras la aprobación unilateral por parte de las islas Feroe de lo que Bruselas consideró cuotas desproporcionadas de arenque, que ponían en peligro la sostenibilidad de la especie. Bruselas prohibió en agosto de ese año importar a la UE el arenque y la caballa capturados bajo control de las islas Feroe y prohibió la entrada en puertos comunitarios de los barcos que participaban en la pesca o trasporte de este pescado.

En respuesta a estas medidas, las autoridades feroesas iniciaron procedimientos contra la UE en los mecanismos de arbitraje de la OMC y la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar. La disputa empezó a resolverse a finales de 2013, cuando las Islas Feroe aceptaron participar en el acuerdo entre los Estados costeros sobre la gestión de la caballa de 2014. El pacto sobre el arenque es la última etapa en la normalización de relaciones.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés