Actualizar

jueves, febrero 9, 2023

Hemos creado Milanta porque es necesario cambiar la mirada hacia el juego y el modelo de consumo

Nuestros niños viven inmersos en tiempos rápidos y en espacios reducidos y, aunque están rodeados de abundancia de materiales y estímulos, no satisfacen su necesidad vital de exploración, de creación, de aventura, de descubrimiento, etc.

¿Por qué Milanta?
Porque es necesario un cambio. Un cambio en las propuestas que ofrecemos a nuestros niños, un cambio en la mirada que tenemos hacia el juego, hacia el modelo de consumo de juguetes, etc.
¿Qué les pasa a los juguetes habituales?
Nuestros niños viven inmersos en tiempos rápidos y en espacios reducidos y, aunque están rodeados de abundancia de materiales y estímulos, no satisfacen su necesidad vital de exploración, de creación, de aventura, de descubrimiento, etc. Los juguetes que habitualmente consumimos ofrecen propuestas cerradas y dirigidas de juego: darle a un botón para que suene música, muchas veces estridente, sería un ejemplo. Pero el juego debe incluir la exploración y el descubrimiento autónomo de todo lo que nos rodea; y muchas veces no es así. Esperamos respuestas predecibles y preconcebidas de nuestros hijos hacia todo lo que experimentan por sí mismos. Y no debería ser así.

Pero los padres también tenemos un papel clave. Por mucho que los juguetes sean de una manera, también somos los adultos los que muchas veces interferimos en el proceso creativo de nuestros hijos.
Exacto. Es así. La propuesta de Milanta también quiere llegar al mundo adulto, acercándo a los padres a probar nuevas maneras de jugar con sus hijos, respetando más el ritmo de aprendizaje de cada uno y confiando en su capacidad de crear y aprender a la vez.
¿Quiénes formáis parte de Milanta?
Juan, que viene del mundo de la industria, comenzó con el proyecto hace dos años. Tenía ganas de hacer un cambio radical y dedicó todos sus conocimientos acumulados durante años a desarrollar y dar forma a una idea que hacía tiempo que le bailaba por la cabeza: ofrecer a las criaturas y, de rebote a las escuelas; materiales y propuestas de juego que den espacio a su capacidad creadora e imaginativa. Una campaña de micromecenazgo permitió que todo empezara a rodar. Desde hace un año me he incorporado yo al proyecto. Además, Milanta trabaja estrechamente con un carpintero que se encarga casi de toda la producción en madera; así como con otros artesanos que trabajan el mimbre, la cuerda, etc.

Más allá de su propuesta educativa, también trabajan otros valores como la sostenibilidad. ¿Como lo hacen?
Intentamos que todo lo que distribuimos esté hecho lo más cerca posible y podríamos decir que casi el 95% de nuestros productos están hechos en el territorio. Por ejemplo, hace un tiempo una guardería nos pidió conos de plástico para su propuesta de juego heurístico y no hemos parado hasta que hemos conseguido contactar con una fábrica catalana que se encarga de producirlos. Y lo mismo podemos decir de los botones, de todas las piezas de madera (peonzas, huevos, utensilios de miel, etc.), los botes metálicos …

Tenemos pendiente resolver los coladores pequeños, por ejemplo. Los hemos intentado producir nosotros mismos, y aunque el resultado es un producto de gran calidad e interés, resulta muy caro y pesado.

Es uno de los problemas que tiene velar por una producción local y artesanal; en muchos casos implica un precio más elevado.

¿Cuáles son los criterios que incorporan en la elección de materiales? ¿Y en el diseño de sus productos?
El tipo de producción, de consumo y de distribución que se desprende del proyecto apuesta por un modelo de decrecimiento, de sostenibilidad y de conciencia ambiental. Los criterios para la selección de materiales son, ahora mismo, el uso de excedente industrial, de materiales naturales y de producción local.

Mucha de nuestra materia prima son materiales que la industria no aprovecha (por ejemplo, telas que han sido mal tintadas, mangueras, bobinas de cableado, etc.). Además, velamos para que nuestras propuestas estén elaboradas con materiales naturales, principalmente madera, pero también cáscaras, corcho, ropa …

¿Y como sabéis si vuestros productos gustarán a los niños? ¿En algunos casos proponéis jugar con un palo o una cuerda. ¿Los niños no se aburren con estas propuestas?
En Milanta contamos con una red de profesionales que nos asesoran a la hora de diseñar los juguetes. Desde diseñadores expertos en el mundo de la educación, arquitectos, jardineros, carpinteros … nos acompañan en el proceso de creación. Aunque parezca que se trata de materiales de juego muy básicos, nuestras propuestas provocan muy buena respuesta en los niños … y los adultos. Quién no se ha encontrado a su hijo, sobrino o nieto jugando con la caja del juguete o el papel de regalo más que con el juguete en sí. ¿Por qué? Pues porque una caja da para mucho: puede ser una casa, un coche, un cajón mágico …

¿Pero Milanta diseña cajas y palos, o vaya más allá? Explica alguno de vuestros productos
Últimamente tenemos nuevas propuestas. Una de ellas es el armario de los sueños, un armario de madera de un metro y medio de alto y de ancho con piezas de construcción gigantes en su interior. Son piezas de diferentes tipos que se pueden encajar entre sí (como un Lego pero gigante). Además hay un carro lo suficientemente grande dentro como para poder transportarlas. Os sorprenderían las maravillas que llegan a hacer los niños con estas piezas. Realmente la creatividad infantil es un pozo sin fondo, y Milanta quiere potenciarla al máximo.

También hemos diseñado un xilófono con tuberías de PVC reutilizadas. Es una estructura musical que hemos descontextualizado de su uso habitual. Se trata de 7 tuberías cortadas de manera consecutiva de tal manera que cada una de ellas da una nota musical de la escala; y también incluye una tubería gigante que ofrece un sonido grave y que permite hablar a través de él.

Y no podíamos dejar de proponer juegos para llevar al arenal. Un lote que consiste en una buena síntesis de lo que es la esencia de Milanta. Está formado por diferentes elementos, algunos de origen industrial (como las mangueras o el tubo corrugado), otros de origen natural (como las conchas, las cañas de río y, en breve, las cáscaras de coco) y otros fabricados artesanalmente en el territorio (como las cucharas y cucharones de madera de diferente tipo).

¿Y las escuelas os llaman?
De hecho, son los profesionales de la educación los que nos vienen a buscar con este tipo de propuestas. Prácticamente todas las guarderías de Barcelona tienen productos nuestros y repiten. Ahora empezamos con primaria y las expectativas son buenas. De momento no hemos salido mucho de Barcelona, pero la intención es hacerlo, llegando al resto de Cataluña y también saliendo fuera.

¿Los niños ya no quieren jugar con los puzzles y las muñecas?
De hecho, cada vez son más las escuelas que incorporan el juego heurístico como eje central de su propuesta lúdica y de aprendizaje, con un retorno a los elementos naturales, a las propuestas simples y sencillas que estimulan la creatividad …

¿Salen al patio también en Milanta?
Sí, claro. Apenas nos estamos poniendo ahora. Hay muchas ganas de replantear este espacio desde otra mirada, estructurando con propuestas que permitan integrar diferentes ambientes (naturaleza, arena, espacio abierto para correr, espacio psicomotriz) e invitar a actitudes creadoras, investigadoras. Siempre con el eje educativo como centro.

Ya para terminar, y seguro que no es la primera vez que se lo preguntan: ¿por qué Milanta?
Cuarenta, cincuenta, sesenta, setenta, o Milanta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés