Entrada en Europa de madera ilegal Amazónica

El origen de dicha madera es el aserradero brasileño Rainbow Trading (Santarem, Estado de Pará) y su destino son las empresas belgas Lemahieu y Omniplex, importada a través del agente belga Leary Forest Products.

Greenpeace denunció hace meses a una empresa española vinculada con el mismo el aserradero de Brasil

Activistas de Greenpeace han denunciado hoy en el puerto de Róterdam la entrada en la Unión Europea de un barco que transporta madera tropical brasileña procedente de un aserradero conocido por comerciar con madera ilegal. Los activistas han desplegado una pancarta con el mensaje que «Amazon Forest Crime” (Crimen Forestal en la Amazonia) y exigen a las autoridades de la UE que aplique las leyes que prohíben la entrada de madera ilegal en Europa (EUTR), confiscando la madera antes de que ésta entre en el mercado.

El origen de dicha madera es el aserradero brasileño Rainbow Trading (Santarem, Estado de Pará) y su destino son las empresas belgas Lemahieu y Omniplex, importada a través del agente belga Leary Forest Products.

«La documentación oficial utilizada por el sector forestal en la Amazonía carece de valor, es humo, es papel mojado. Estos papeles oficiales son utilizados para el blanqueo de madera ilegal en Brasil. La compra de madera a empresas como Rainbow Trading es un negocio de alto riesgo» ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace España.

- Advertisement -

Las actividades ilícitas del aserradero Rainbow Trading  han sido objeto de una reciente investigación sobre la tala, procesamiento y comercio de madera ilegal en la selva amazónica (1). En dicha investigación, Greenpeace ha colocado dispositivos de localización GPS a camiones de madera que penetraban hasta los campamentos ilegales en el corazón de la Amazonia, en zonas sin autorización de tala. Una vez cargados,  y amparados en la oscuridad de la noche, transportaban la madera talada ilegalmente hasta una red de aserraderos en la ciudad de Santarem. La investigación también revela la existencia de planes de manejo forestal que declaran estar suministrando madera a un determinado aserradero pero son realmente utilizados para el blanqueo de madera talada ilegalmente en otro lugar, una práctica muy extendida en el sector de la madera amazónica brasileña.

Según la legislación de la Unión Europea, está prohibido introducir madera de origen ilegal en el mercado europeo, y las empresas están obligadas a actuar con la debida diligencia para asegurarse de que su madera no es ilegal (2).

Tras la presentación de la investigación de Greenpeace el pasado 15 de octubre, varios  cargamentos de madera procedentes de la empresa Rainbow Trading han sido desembarcados en Europa. Algunos de estos cargamentos iban destinados a los mismos compradores de madera, los cuales habían sido advertidos previamente por Greenpeace del alto riesgo de estas operaciones con la empresa brasileña Rainbow Trading. Mientras que algunas empresas belgas han seguido comprando madera a Rainbow Trading, otras en Holanda y Suecia han anunciado el fin de la relación comercial con esta empresa.

En España, Greenpeace denunció el pasado 15 de octubre (3) a una de las empresas españolas que están importando madera de esta red de aserraderos brasileños implicado en blanqueo de madera ilegal. Se trata del fabricante español de suelos López Pigueiras S.A., de Viveiro (Lugo), empresa que ya fue denunciada por Greenpeace en 2006 por importar madera de ipé procedente de empresas implicadas en talas ilegales.

Debido a este escándalo, Greenpeace solicitó en junio de 2014 a la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA que investige a esta y otras empresas españolas que están importando madera de esta red de blanqueo, tal como denunció en su informe “Amazonia, una crisis silenciosa” (4). Pero desde el Ministerio se han inhibido han contestado que ellos no pueden hacer

“Desde el MAGRAMA hacen oídos sordos a la advertencia de la Comisión Europea sobre la falta de medidas para aplicar el Reglamento de Madera en España, medidas que desde el Ministerio se siguen demorando”, ha denunciado Soto. “Mientras se lavan las manos, la Amazonia se sigue desangrando”.

Notas:

  • Informe sobre la empresa Rainbow Trading: Night Terrors, Greenpeace, Octubre de 2014:
  • Según el Artículo 4 del Reglamento de la Madera de la UE (Union European Timber Regulation), las empresas que introducen madera en el mercado de la UE deben mitigar su riesgo de comprar madera ilegal. La documentación oficial no puede por ser por sí sola garantía de legalidad cuando la madera proviene de regiones donde la tala ilegal de madera es un problema frecuente, como ocurre en el estado brasileño de Pará, en la Amazonia brasileña.
  • Greenpeace denuncia nuevos casos de lavado de madera ilegal brasileña y su entrada en España:
  • Amazonía, una crisis silenciosa (junio de 2014):
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés