Dos años de cárcel para el ‘delincuente’ acusado de un fuego en la Sierra de Andújar

De esta manera se ha suspendido un juicio con jurado popular que estaba señalado para este próximo lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial precisamente por este caso, al haberse alcanzado un acuerdo de conformidad entre las partes que quedó ratificado este jueves por la mañana y que ahora tendrá que ser recogido en la sentencia que se dicte al efecto.

Un hombre identificado como J.M.C.S. acusado de un delito de incendio forestal que habría cometido al provocar en julio de 2011 un fuego en un enclave del Parque Natural de la Sierra de Andújar (Jaén) ha aceptado una pena de dos años de cárcel por estos hechos y ha indemnizado al Organismo Autónomo Parques Nacionales, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y al Plan Infoca de la Junta de Andalucía.

De esta manera se ha suspendido un juicio con jurado popular que estaba señalado para este próximo lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial precisamente por este caso, al haberse alcanzado un acuerdo de conformidad entre las partes que quedó ratificado este jueves por la mañana y que ahora tendrá que ser recogido en la sentencia que se dicte al efecto.

Además, según ha informado a Europa Press la fiscal delegada de Medio Ambiente y Urbanismo de Jaén, Isabel Uceda, y recoge en su edición de este viernes ‘Diario Jaén’, al acusado además se le ha condenado a pagar una multa de tres euros diarios durante diez meses.

- Advertisement -

La condena de cárcel finalmente aceptada de dos años es menor a la que inicialmente solicitaba para él la Fiscalía, que ascendía a seis años de prisión por un delito de incendio forestal, que ha quedado así rebajada porque se aprecia en el comportamiento del encausado la atenuante de reparación del daño causado, dado que ya se ha encargado de ingresar las cuantías de las indemnizaciones solicitadas por el Ministerio Público.

En concreto, la Fiscalía pedía en su escrito inicial de calificación que el encartado indemnizase al Organismo Autónomo Parques Nacionales con 119,28 euros «en concepto de gastos de extinción y daños ocasionados», y al Plan Infoca de la Junta de Andalucía en la cantidad de 189,82 euros.

Según el relato de los hechos descrito por el Ministerio Público, el suceso se produjo el 16 de julio de 2011, después de que el procesado –que cuenta con condenas previas por delitos contra la seguridad del tráfico, de daños y de atentado– hubiera sido denunciado por un agente de la Guardia Civil al circular con un coche de su padre por «un camino no permitido» dentro del citado Parque Natural, y «al haberlo estacionado en un lugar prohibido, al estar reservado para los servicios de urgencias de extinción de incendios», en el término municipal jiennense de Andújar.

ACTUÓ «EN REPRESALIA»

Una media hora después de que eso sucediera, sobre las 18,30 horas, el acusado, «movido por el ánimo de ocasionar un incendio forestal en el Parque Natural» y «en represalia» a la referida denuncia de la Guardia Civil, «procedió, valiéndose de un mechero que llevaba, a pegar fuego en la abundante vegetación forestal que existía en el margen izquierdo del carril de acceso a la zona recreativa del Encinarejo (…), dentro del monte ‘Lugar Nuevo’, perteneciente al Parque Natural de la Sierra de Andújar».

Actuó además «en época de extremo peligro de incendio forestal por las elevadas temperaturas y baja humedad relativa», según remarca la Fiscalía, que considera también que el procesado se comportó «con la intención y voluntad de que se propagase rápidamente el fuego al terreno forestal y a la masa forestal circundante, como efectivamente, y de acuerdo a su propósito, sucedió».

«Cuando incendiaba el monte forestal», el procesado «fue sorprendido» por un guardia civil, tras lo cual supuestamente se montó en el vehículo que conducía, «huyendo a gran velocidad del lugar», si bien fue finalmente interceptado por agentes de la Benemérita «a las 19,30 horas» de ese día 16 de julio de 2011 «en el punto kilométrico 4 de la carretera A-6177 Andújar-Santuario Virgen de la Cabeza.

Siempre según el relato de los hechos de la Fiscalía, habida cuenta de «las altas temperaturas, la profusión de vegetación, la sequedad de los combustibles vegetales, arbustivos y arbóreos, la continuidad de pasto seco, la ladera ascendente y la virulencia del fuego y su rápida propagación fue necesario llamar a los Servicios de Extinción de Incendios del Parque Natural», que lograron sofocar definitivamente el fuego «a las 19,40 horas» del día referido.

En las labores de extinción del fuego participaron «un agente de la Guardia Civil», así como un dispositivo del Plan Infoca compuesto por «un grupo de especialistas en extinción de incendios, dos personas encargadas de las autobombas y dos agentes de medio ambiente», además de distintos vehículos, y el incendio quemó una superficie de 1.500 metros cuadrados de terreno forestal del paraje ‘Doña Rosa-El Encinarejo’, «compuesta por vegetación herbácea y matocadas de encina».

Dicho paraje pertenece al monte denominado ‘Lugar Nuevo’, «propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente», incluido en el Parque Natural de la Sierra de Andújar y declarado como «Zona de Reserva» de dicho enclave.

Se trata, así, de un «espacio con valores ambientales excepcionales, con un gran valor ecológico que posibilita el establecimiento de importantes especies faunísticas, entre las que destacan las colonias de buitre negro, así como la presencia del núcleo de población mejor conservado de lince ibérico, zona de mayor valor desde el punto de vista ambiental del Parque al albergar especies en peligro crítico de extinción como el lince ibérico y el águila imperial ibérica».

La Fiscalía subrayaba en su escrito que «de no haberse producido la rápida intervención tanto del agente de la Guardia Civil que detectó el incendio como de los servicios de extinción (…), el fuego provocado por el acusado habría dado lugar a un incendio forestal de grandes dimensiones», poniendo además en «riesgo» la «vida e integridad de las aproximadamente 50 personas que el día 16 de julio pasaban una jornada de descanso en el área recreativa».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés