Un teléfono inteligente, dos personalidades

AT&T, el segundo mayor operador de telefonía móvil en EE.UU., y Qualcomm, que domina el mercado de los procesadores para teléfonos inteligentes, quieren darle a los teléfonos una doble identidad. Las empresas están adoptando por separado una tecnología con la que se puede hacer que un teléfono inteligente sea lo suficientemente seguro como para satisfacer a los directores de TI, pero lo suficientemente abierto como para permitir al propietario instalar aplicaciones o navegar por la web.

AT&T lanzará su versión de esta tecnología, llamada Toggle, para los teléfonos Android este año. Quien utilice un dispositivo con Toggle, solo tiene que pulsar dos veces el botón de inicio para cambiar entre los modos personal y de trabajo. El modo personal se comporta como un teléfono normal y está totalmente bajo el control del usuario. El modo de trabajo tiene la apariencia de un teléfono distinto, con su propio escritorio y conjunto de aplicaciones, además de estar protegido por una contraseña. Su funcionalidad se ve limitada por la política de TI de la empresa; todos los datos almacenados o creados en el modo de trabajo, ya sean correos electrónicos, contactos, o descargas de Internet, se cifran y se pueden borrar de forma remota si el teléfono se pierde o es robado.

«La gente quiere usar sus propios teléfonos inteligentes y tabletas para el trabajo, pero en la práctica esto puede crear grandes dolores de cabeza para los departamentos de TI de las empresas», comenta Chris Hill, miembro del grupo de Soluciones Móviles Avanzadas de AT&T. «Toggle ayuda a resolver el problema de una manera sencilla y asequible».

El auge del teléfono inteligente provocado por el iPhone de Apple ha generado un fuerte aumento en el número de personas que utilizan dispositivos móviles personales en el trabajo, un fenómeno que a veces se denomina como BYOD (del inglés ‘Bring Your Own Device’, o ‘Trae Tu Propio Dispositivo’). Los nuevos teléfonos hacen que el dispositivo empresarial estándar, el Blackberry, parezca torpe, y además vienen con aplicaciones para fomentar la productividad.

- Advertisement -

La tecnología Toggle de AT&T es un cambio de nombre de una tecnología desarrollada por Enterproid, una start-up con sede en Nueva York, que la lanzó en fase de pruebas beta cerrada a principios de este año. Enterproid también continúa desarrollando su propio producto, afirma su cofundador Alexander Trewby. Los usuarios de Android pueden inscribirse para utilizar Enterproid, que es gratis en la actualidad.

Trewby y sus colegas también están trabajando con el fabricante de chips Qualcomm, que ha realizado cambios en los próximos diseños de procesador de teléfono y tableta para dar mejor soporte al enfoque de Enterproid. «Estaremos integrados con su línea de procesadores Snapdragon, para que podamos almacenar en el silicio las claves de cifrado que protegen los datos», explica Trewby. Esto corrige una vulnerabilidad importante, puesto que evita que los datos puedan ser robados desde un teléfono en modo de trabajo si un atacante tuviese acceso raíz a un teléfono y extrajese las claves de cifrado Enterproid o Toggle almacenadas en la memoria. El almacenamiento de las claves en el procesador de un dispositivo hace que el ataque sea mucho más difícil, afirma Trewby, quien además señala que este tipo de seguridad es lo suficientemente alta como para satisfacer a las organizaciones militares.

Activar el modo de trabajo en un dispositivo que ejecute Toggle o Enterproid permite el acceso a una suite de aplicaciones básicas para el correo electrónico, navegar por la web y la gestión de contenidos. Enterproid planea lanzar su propia tienda de aplicaciones para permitir a los administradores de TI instalarlas remotamente en los teléfonos de los empleados. Trewby y sus colegas también esperan animar a los desarrolladores a contribuir con aplicaciones. «Estamos proporcionando una plataforma a los desarrolladores de terceras empresas, con la que serán capaces de incluir nuestra encriptación y seguridad en su propia aplicación».

El hecho de que dos empresas tan influyentes como AT&T y Qualcomm estén apoyando la tecnología de Enterproid hará posible que esta característica se haga común entre muchos teléfonos inteligentes y tabletas. Sin embargo, el enfoque no funcionará para el iPhone o el iPad, que no permiten que una aplicación se ejecute dentro de otra. Apple también posee estrictas directrices para las aplicaciones, entre las que descarta repetir la interfaz por defecto de Apple.

Trewby afirma que Enterproid tiene una buena relación con Apple, y espera que en el futuro la compañía permita un sistema de doble personalidad. Aunque por el momento, Enterproid está trabajando en una aplicación más básica para el iPhone que mantiene la lista de contactos de trabajo segura.

«Sin embargo, estamos viendo que hay demanda para un modo dual en el iPhone, y a los usuarios existentes de Android les gusta mucho este enfoque», asegura Trewby. Además, añade que una aplicación para iPads pirateados, llamada iUser, ha implementado un sistema como este y «ha recibido una gran respuesta».

Mike Sapien, desde la firma de análisis Ovum, afirma que el problema del BYOD es lo suficientemente grave como para llamar la atención de Apple. La investigación de su compañía sugiere que el 35 por ciento de las personas actualmente utilizan un dispositivo personal para datos de trabajo. Sapien afirma que el número es probablemente mayor dado que muchas personas lo hacen en contra de la política de la empresa.

«Creo que es una tendencia lo suficientemente grande como para que Apple encuentre su propia solución, probablemente con algunos socios clave» -indica Sapien- quien también señala que Enterproid podría otorgar a los teléfonos Android una ventaja competitiva sobre los dispositivos de Apple a ojos de algunos consumidores y administradores de TI en empresas.

 

www.technologyreview.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés