Innovadora tecnología colombiana para medir los movimientos oculares

 Se trabajará, por ejemplo, con niños con implante coclear (un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar). En ellos se analizará cómo son sus ejecutivas, es decir, cómo piensan o qué predictores son importantes o no en su rehabilitación.

La Facultad de Medicina de la U.N. adquirió un “eye tracking”, uno de los cuatro equipos de última generación importados en Colombia, que se usan para el seguimiento ocular y tienen aplicaciones en el marketing y la publicidad.

 

Esta moderna tecnología para medir la fijación de la mirada no es masiva en el país. De los cuatro dispositivos existentes, dos han sido importados por universidades y uno de ellos por esta Institución, concretamente, por el departamento de Terapia Ocupacional y el de la Comunicación Humana.

 

La profesora María Fernanda Lara Díaz, docente del Departamento de la Comunicación Humana de la Universidad Nacional de Colombia comenta que son muchos los ámbitos en los que este aparato está siendo usado. El principal es en disciplinas relacionadas con el marketing y la publicidad.

 

“Se utiliza en análisis de usabilidad, para medir la calidad de las páginas de internet, para saber dónde ubicar publicidad o para testar empaques, por ejemplo”, explica la docente.

 

Aunque la tecnología del seguimiento de la mirada ha sido aplicada más frecuentemente en temas comerciales, se ha detectado que se está incrementando su uso en la investigación.

 

“Una de las razones es que cada vez se exige mayor precisión en las valoraciones y mediciones de los estudios. Por eso, serán muchos los grupos de investigación de la U.N. que podrán beneficiarse de esta tecnología de última generación”, señala la fonoaudiología.

 

De hecho, durante el primer semestre de 2014 el “eye tracking” será usado en tres tesis de maestría de la Facultad de Medicina.

 

Se trabajará, por ejemplo, con niños con implante coclear (un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar). En ellos se analizará cómo son sus ejecutivas, es decir, cómo piensan o qué predictores son importantes o no en su rehabilitación.

 

También se trabajará con pacientes con alzhéimer, pues se ha encontrado que los movimientos oculares pueden predecir esta enfermedad. “Antes de que las personas se enfermen podría llegar a saberse si tienen algún riesgo. Aquí vamos a cruzar información sobre el patrón de la mirada, las pruebas del lenguaje y la parte molecular de los genes”, explica Lara.

 

Asimismo, y teniendo en cuenta que el 7% de los niños padecen trastornos del lenguaje, estudiantes de maestría de la Facultad de Medicina, medirán los problemas de equilibrio, pues existe evidencia de que este tipo de dificultades altera el patrón de la fijación visual. “Dependiendo de los resultados obtenidos podríamos encontrar la manera de mejorar el diagnóstico y hacerlo más preciso”.

 

La profesora María Fernanda Lara comenta que adquirir esta tecnología y ponerla al servicio de los investigadores en áreas como la fonoaudiología, medicina, terapia ocupacional, economía, diseño y neurociencias posicionará aún más a la Institución en el ámbito de los estudios del comportamiento humano.

 

Aunque en apariencia parece un computador de mesa convencional, lo cierto es que el medidor ocular –también conocido como “eye tracking”– utiliza cámaras de altas velocidad para rastrear el movimiento de los globos oculares, la dilatación de la pupila (pupilometría) y el parpadeo del sujeto, entre otros factores.

 

“La información que recogen los sistemas de seguimiento visual sirven para conocer los recorridos visuales de los sujetos y crear mapas que señalen los puntos ‘calientes’ de la imagen, es decir, los lugares en los que la vista se detiene durante más tiempo”, comenta la profesora Lara.

 

También pueden indicar las trayectorias que siguen y el orden en el que son examinados los elementos o los recorridos visuales.

 

Según la experta, varios de los trabajos que empezarán a desarrollarse utilizando esta tecnología son el resultado de una apuesta cada vez más creciente por la interdisciplinariedad, en la que los grupos de investigación de la U.N. serán los mayores beneficiados.

DiCYT

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés