Los movimientos en la bolsa pueden ser predecibles al segundo

Las probabilidades siguen siendo significativas hasta unos cinco minutos después de que sale de esos límites. Al cabo de 30 minutos, la ventana de previsibilidad queda cerrada.

Un nuevo estudio de la Universidad de Iowa ha encontrado evidencias de que los movimientos de precios de las acciones son, de hecho, previsibles durante un corto periodo de tiempo antes de que se produzcan.

   El estudio, realizado por investigadores de la Escuela de Negocios Tippie, sugiere que los movimientos de precios se pueden predecir con una precisión superior al 50 por ciento durante más de un minuto después de que el valor salga de sus límites de cotización.
Las probabilidades siguen siendo significativas hasta unos cinco minutos después de que sale de esos límites. Al cabo de 30 minutos, la ventana de previsibilidad queda cerrada.

   Los investigadores — Nick Street, profesor de ciencias de la gestión y el estudiante de doctorado Michael Rechenthin– rebaten la creencia generalizada de que los precios de las acciones no se pueden predecir . Aunque factores como las noticias o los informes financieros pueden mover los precios de las acciones, las ideas previas, nada inherente a la tendencia de un valor bursátil, pueden ser usadas para predecir hacia dónde evolucionará el precio de las acciones.

   «Este estudio es el primer paso para demostrar que existe la previsibilidad, y que una vez que un precio se escapa de los confines de la propagación de oferta y demanda, está mostrando una tendencia», dice Rechenthin, un ex operador de la bolsa de Chicago cuyas tesis se basa en predecir la dirección futura del precio de las acciones . » En otras palabras, es algo más que un tirón de la oferta lo que hace subir al precio.

   El estudio examinó los movimientos de los precios de un solo valor — el movimiento del fondo de inversión S&P 500 (SPY)– durante el año 2005. Este valor agrupa los 500 dependientes de la agencia de rating Standard & Poors y se considera representativo del conjunto del mercado de Estados Unidos. Es también una de los valores más negociados en el mercado, con una media de más de 90.000 transacciones al día durante el período de estudio, por lo que proporciona una gran cantidad de datos para el estudio.

   Su análisis no encontró ninguna previsibilidad de precio de la acción dentro del spread -es decir, el espacio entre el precio que los compradores están dispuestos a pagar por una acción (la oferta) y el que los vendedores de acciones están dispuestos a vender (la demanda)- mientras el mercado intenta establecer el valor de un activo. La clave de su estudio es lo que sucede una vez que los
inversores establecían un valor y el precio escapaba a ese margen de propagación.

   Una vez en esa situación, el estudio siguió la evolución del precio de la acción a los 1, 3, 5, 10 y 20 segundos y a 1, 5 y 30 minutos .

   El estudio encontró que el precio de las acciones por lo general rompía la propagación después de cinco a diez segundos, y la previsibilidad de sus movimientos posteriores depende del patrón de sus más recientes transacciones. Por ejemplo, si dos operaciones más recientes de la Bolsa eran un repunte seguido de una caída, había una probabilidad del 52 por ciento de que la tendencia se invirtiera en cinco segundos. Dentro de los 20 segundos, se tenía un 43 por ciento de probabilidad de reversión.

   Rechenthin dice que estas tendencias sólo se rigen por los precios comerciales anteriores, mientras que otros factores que impulsan el precio – noticias o estados financieros – no se pueden incorporar al precio de un balor en una ventana tan corta.

   Aunque un 52 por ciento de probabilidad puede no parecer una mucho mejor probabilidad respecto 50 por ciento, Street señala que en el océano de datos que representa el comercio de acciones es un notable incremento, y es algo que puede ser explotado. El siguiente paso es desarrollar un modelo de trabajo que aproveche estas probabilidades para una operación en bolsa más eficiente.

   El estudio fue publicado recientemente en la revista Physics A.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés