Y si Samsung hubiese comprado en 2004 Android antes que Google

La historia ha sido desvelada en el libro Dogfight y recogida en Phone Arena. En el libro se habla sobre la evolución de los teléfonos y tabletas inteligentes durante los últimos años.

Google adquirió en 2005 Android por 50 millones de dólares, un pequeño proyecto con Andy Rubin a la cabeza que desarrolló un sistema operativo destinado a cámaras fotográficas que llegó mucho más lejos. Esto es conocido por todos, pero lo que no se sabía es que Samsung conoció el proyecto y lo dejó pasar. Sin embargo, si no hubiese sido comprado por el gigante del buscador, quizá el futuro de Android habría sido otro.

   La historia ha sido desvelada en el libro Dogfight y recogida en Phone Arena. En el libro se habla sobre la evolución de los teléfonos y tabletas inteligentes durante los últimos años.

   Situándonos en el año 2005, no había teléfonos inteligentes, al menos no de la forma en la que se conocen ahora. Las empresas que desarrollaban teléfonos inteligentes elaboraban sus propios sistemas, donde las pocas aplicaciones que existían no eran compatibles de un teléfono a otro.

   Los desarrolladores no se interesaban en la producción de aplicaciones o cualquier tipo de contenido para estos dispositivos inteligentes. De esta forma, uno de los primeros en iniciar el desarrollo de un sistema compatible fue Andy Rubin con su proyecto Android. Rubin era un ingeniero que inicialmente se interesó en el desarrollo de un sistema operativo para cámaras de fotos, pero que acabó llegando a los ‘smartphones’.

   En octubre de 2003 puso en marcha el proyecto Android. Un año después, era necesario financiar el proyecto -pues no había ninguna compañía importante detrás de Android para poder financiarlo-. De esta forma y para ir enseñando los progresos del proyecto, Rubin y su equipo deciden mostrárselo a Samsung.

   Tras un viaje a Seúl, el equipo de ocho personas de Android se reunió con veinte ejecutivos de Samsung. Estos escucharon lo que Rubin tenía que decir acerca de su proyecto Android y los avances que estaban llevando a cabo. Ante esta ponencia, los ejecutivos de Samsung no tomaron en serio el proyecto que habían escuchado, argumentando que se trataba de un equipo muy reducido de personan y que no veían posible que evolucionara la idea hacia algo que tuviese el éxito suficiente como para adquirirlo.

   Un par de semanas después, Google compró todo lo relacionado con el proyecto Android, donde los ocho trabajadores junto con Rubin fueron trasladados a Mountain View para formar parte de la compañía de Internet. El éxito que supuso esta compra es conocido por todos, y seguro que más conocido aún por aquellos ejecutivos de Samsung que decidieron dejar pasar esa oportunidad.

   Sin embargo, no se puede decir con alegría que haber dejado pasar de largo la compra de Android fuese mal negocio para Samsung. A día de hoy, es la que tiene mayor cuota del mercado de ‘smartphones’ con mucha diferencia y la que acapara la mayoría de los ingresos que genera el sistema operativo a fabricantes.

   La naturaleza abierta de Android, la abundancia de ‘software’, los servicios de Google y su presencia en los ‘smartphones’ de casi todos los fabricantes a precios muy competitivos consiguieron que el sistema operativo ganase presencia rápidamente y gran apoyo por parte de los desarrolladores. A día de hoy, es el SO móvil más popular del mundo. Si no hubiese sido comprado por el gigantes de las búsquedas, quizá habría caído en el olvido como ocurrió con Bada y las ventas de ‘smartphone’ Samsung no se habrían disparado como lo hicieron.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés