Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Curiosity busca una ruta más suave para proteger sus ruedas

El martes, el vehículo recorrió 100,3 metros, primera caminata larga de la misión utilizando la marcha atrás y el máximo recorrido en los últimos tres meses.

El terreno que el rover Curiosity de la NASA está cruzando ahora en Marte es finalmente tan suave como los miembros del equipo habían anticipado basándose en imágenes anteriores de la órbita .

   El martes, el vehículo recorrió 100,3 metros, primera caminata larga de la misión utilizando la marcha atrás y el máximo recorrido en los últimos tres meses.

   La marcha atrás validó la factibilidad de una técnica desarrollada con pruebas en la Tierra para disminuir el daño a las ruedas del Curiosity al conducir sobre un terreno salpicado de rocas afiladas . Finalmente, la larga maniobra del martes llevó al vehículo sobre un terreno más benigno.

   «Queríamos ejercitarnos en conducir marcha atrás porque habrá partes de nuestra ruta que serán más difíciles», dijo el manager de la misión Jim Erickson del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

   El equipo del rover utiliza imágenes tomadas desde la órbita para evaluar posibles rutas, después de detectar a finales de 2013 que los agujeros en las llantas de aluminio del vehículo se acumulaban más rápido de lo previsto. Para llegar a la ruta elegida, que parece ser menos peligrosa para las ruedas, se requería cruzar una duna de un metro de altura. Curiosity la cruzó el 9 de febrero.

   Erickson dijo: «Después de la duna, comenzamos a conducir en un terreno que se parece a lo que esperábamos sobre la base de los datos orbitales. Hay menos rocas afiladas, muchas de ellos están sueltas, y en la mayoría de los lugares hay un poco de arena que sirve para amortiguar el vehículo».

   Los destinos de la misión siguen siendo los mismos: una escala científica y luego el objetivo a largo plazo de la investigación de las faldas del Monte Sharp, donde se han detectado desde la órbita minerales relacionados con el agua.

   La escala científica previa, que puede ser donde Curiosity emplee de nuevo su taladro de recogida de muestras, es una intersección de diferentes capas de rocas de 1,1 kilómetros. Esta ubicación se denomina Kimberley por el cuadrante de mapa geológico que la contiene en recuerdo de una región del noroeste de Australia con rocas muy antiguas.

   «Hemos cambiado nuestro enfoque para analizar más posibilidades para llegar a las laderas del monte Sharp, evaluar las diferentes rutas posibles y diferentes puntos de entrada a la zona de destino», dijo Erickson. «Ninguna ruta será perfecta, tenemos que pensar en la mejor de las más imperfectas».

   Curiosity ha recorrido ya 285,5 metros en su nueva ruta desde el 9 de febrero, para un total de 5,21 kilómetros desde su aterrizaje en agosto de 2012.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés