Un estudio demuestra que la proteína natural fibronectina previene el riesgo de cóagulos

Este descubrimiento pone de relieve una posible nueva vía de investigación para el control del sangrado y puede ser más relevante para la cirugía y las lesiones traumáticas, que a menudo requieren una gran cantidad de transfusiones de sangre.

La proteína natural fibronectina es fundamental para detener la hemorragia en ratones lesionados, pero curiosamente también para la prevención del riesgo para la vida de la formación de coágulos de sangre, según concluye un nuevo estudio que se publica este martes en la revista ‘Journal of Clinical Investigation’. Sus autores vieron que la fibronectina puede cambiar su función de detener el sangrado para frenar la formación de coágulos sanguíneos hiperactivos.

Cuando alguien está sangrando, un coágulo de sangre es una respuesta positiva, puesto que el cuerpo forma como una especie de tapón para detener el sangrado. Pero cuando los coágulos de sangre se forman en ausencia de una lesión, pueden ser potencialmente mortales, puesto que su presencia en las arterias y el cerebro son la causa principal de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

«La mayoría de los tratamientos que ayudan a detener las hemorragias del cuerpo en realidad pueden causar coágulos de sangre y muchos tratamientos para prevenir su exceso aumentan el riesgo de sangrado», destalla el doctor Heyu Ni, investigador principal y científico en el Centro de Investigación Keenan para Ciencias Biomédicas del Hospital de St. Michael, en Toronto, Ontario, Canadá.

- Advertisement -

«Pero cuando se administra a ratones después de una lesión o con los ratones tratados con anticoagulantes, que con frecuencia conducen a complicaciones hemorrágicas, la fibronectina parece ofrecer una solución ganadora», matiza. Aunque este estudio muestra que la fibronectina puede ser la primera respuesta del cuerpo contra el sangrado de un vaso sanguíneo lesionado, los autores creen necesarios más estudios para determinar si esta proteína juega un papel similar en las personas.

Este descubrimiento pone de relieve una posible nueva vía de investigación para el control del sangrado y puede ser más relevante para la cirugía y las lesiones traumáticas, que a menudo requieren una gran cantidad de transfusiones de sangre.

«Las transfusiones de sangre conllevan un riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular, especialmente en pacientes quirúrgicos, por lo que los investigadores y clínicos de todo el mundo están experimentando con diferentes formas de productos de la sangre para determinar cuál es el mejor para transfusiones», explica Ni, que también es científico en los Servicios de Sangre de Canadá.

Sin embargo, en este punto, los expertos no están de acuerdo acerca de qué productos sanguíneos son más beneficiosos para el control de la hemorragia. La forma más común de producto de la sangre utilizada en Canadá es procesada por las muestras y la preservación de la sangre del donante, pero hay otras formas más refinadas, como eliminar la mayoría de las proteínas que se encuentran en la sangre, incluyendo la fibronectina, para crear una forma concentrada de una sola proteína de la sangre, el fibrinógeno.

«Se ha demostrado que el fibrinógeno ayuda a detener la hemorragia cuerpo, pero nuestra investigación indica que los productos sanguíneos menos refinados que incluyan la fibronectina y el fibrinógeno pueden ayudar a detener el sangrado aún de manera más eficaz», sentencia. Ni. «Y, como un bono adicional, la fibronectina probablemente también reduce el riesgo de formación de coágulos», apostilla.

El debate sobre los riesgos de infección ha llevado a extraer algunos de los productos de la sangre más elaborados a partir de una serie de países europeos, pero Canadá, Estados Unidos e Inglaterra siguen utilizándolos. Los productos sanguíneos más fuertemente refinados, incluyendo el fibrinógeno concentrado, han sido aprobados por muchos países, pero están sólo disponibles en Canadá a través del programa de acceso especial de ‘Health Canada’.

«Hay mucho trabajo por hacer, pero podemos encontrar que la forma menos costosa y menos procesada de la sangre del donante puede ser más eficaz para las transfusiones», plantea Ni. «Hemos demostrado que la fibronectina podría desempeñar un papel en la mejora de los resultados de las transfusiones y no debe descartarse durante el procesamiento de productos de la sangre. Puede ser también una proteína importante en transfusiones para detener el sangrado, especialmente para los pacientes que reciben anticoagulantes durante las cirugías», concluye.

 

www.infosalus.com – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés