Investigadores madrileños previenen con un té la diarrea producida por bacterias

Un grupo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid ha realizado un estudio que revela el posible uso de un compuesto herbal, derivado de una planta medicinal, que bloquea la adhesión a las células de bacterias que producen diarrea y, por tanto, se podría usar como tratamiento de la infección.

El grupo de investigación dirigido por la profesora Narcisa Martínez Quiles en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, ha encontrado un compuesto herbal, derivado de una planta medicinal y que ya es actualmente ingerido como infusión (té), que bloquea la adhesión a las células de bacterias que producen diarrea y, por tanto, podría ser usado como tratamiento de la infección. (Figura 1).

La bacteria Escherichia coli es un microorganismo comensal de la microbiota intestinal normal del ser humano. Sin embargo, algunos tipos patógenos de E. coli son uno de los agentes más importantes causantes de diarreas. Se calcula que el 30% de las diarreas son producidas por Escherichia coli patógenas, y entre ellas destaca Escherichia coli enteropatógena (EPEC). EPEC fue la primera E. coli aislada como agente causal de diarreas en una guardería en Londres en 1945 y es trasmitida por aguas fecales y alimentos contaminados. EPEC se pega a las células del intestino, hace que desaparezcan las microvellosidades y produce en la célula infectada una estructura llamada pedestal, enriquecida en proteínas del citoesqueleto tales como actina, (figura 2). De esta forma la bacteria permanece pegada, evita ser expulsada del intestino, y finalmente produce la diarrea.

En el estudio llevado a cabo se trataron células en el laboratorio con un compuesto herbal, y al cabo de un tiempo se retiró y se añadieron las bacterias. Se pudo observar que había menos bacterias en las células tratadas que en las no tratadas, lo que podría indicar que la ingestión de dicho té haría que las bacterias se peguen peor y podría tener un efecto preventivo. Además se realizaron tratamientos con el compuesto una vez que la bacteria se había pegado, pudiéndose observar que quedaban menos bacterias, lo que indicaría que el tratamiento con el compuesto hace que las bacterias se despeguen, mostrando un posible uso como tratamiento tras la infección.

- Advertisement -

Los ensayos se llevaron a cabo en el laboratorio empleando un tipo concreto de células, y ahora es necesario corroborar este hallazgo con otro tipo celular. Además, también se quieren determinar otros parámetros que miden la infección por la bacteria. Cuando EPEC se pega introduce en la célula intestinal componentes (denominadas efectores) que trabajan a su favor, siendo ahora necesario medir si el tratamiento dificulta que EPEC introduzca sus efectores, así como estudiar si el tratamiento mejora la inflamación que produce la infección con dicha bacteria.

El estudio molecular de los mecanismos patogénicos de EPEC es de gran utilidad en salud, como ya se comprobó en el brote ocurrido en Alemania en el 2011, causado por otra E. coli similar que resultó mortal y ocasionó grandes pérdidas económicas para España.

La plataforma precipita.es ha sido puesta en marcha recientemente a través de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, con el fin de ser el vehículo que canalice la participación ciudadana en la investigación a través del mecenazgo o crowdfunding. La plataforma publicita a través de su web los proyectos y recauda las donaciones de particulares de manera segura. Este tipo de iniciativas son muy frecuentes en otros países, tales como los Estados Unidos de América, especialmente desde el comienzo de la crisis. No debemos olvidar que en nuestro país no es costumbre sustentar la investigación a través de donaciones de particulares, las cuales son especialmente necesarias para el desempeño de proyectos que afectan a las denominadas ‘enfermedades olvidadas, neglected diseases, tales como las diarreas infecciosas.

El trabajo se integra en las líneas de investigación del grupo especializado en el estudio del citoesqueleto celular y su transducción de señales, del Departamento de Microbiología (sección de Inmunología de la Facultad de Medicina. El desarrollo del proyecto permitiría obtener un compuesto barato y eficaz para prevenir y curar diarreas por bacterias, que causan la muerte de aproximadamente un millón de niños cada año en países en vías de desarrollo (3).

Se solicita la solidaridad ciudadana para continuar con el estudio y poner nuestro pequeño grano de arena para erradicar una enfermedad muy grave a nivel mundial.

 

www.madrimasd.org – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés