Benoît Battistelli tiene su receta para que en España se pueda innovar

“Los países con más éxito en innovación son los que tienen una buena red de colaboración entre las universidades y los centros de investigación con la industria. España debería mejorar este aspecto”, afirma Benoît Battistelli, presidente de la Oficina Europea de Patentes (OEP).

El presidente de la Oficina Europea de Patentes (OEP), Benoît Battistelli, tiene su receta para que en España se patente más: “Tendría que mejorar la conexión entre universidades y centros de investigación con la industria. Los países con más innovación son los que tienen una buena red de colaboración entre estos agentes”, explicó en una entrevista concedida a Sinc.

Battistelli presentó ayer en Bruselas el informe anual de su organización en el que se indica que el pasado año la OEP recibió un total de 274.000 solicitudes de patentes, con un incremento del 3,1% respecto al año anterior, y concedió 64.000 títulos.

En el último año, España hizo 2.485 solicitudes de patente, con una reducción del 2,1% respecto a 2013. Sin embargo, obtuvo 467 patentes, un 18% más. Telefónica, Airbus Group y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han encabezado la lista de los principales solicitantes españoles, según el informe.

- Advertisement -

Los cinco principales campos de innovación de las solicitudes presentadas en la OEP por parte española fueron los productos farmacéuticos (9%), el transporte (7%), la biotecnología (7%), la tecnología médica (6%) y la ingeniería civil (5%).

La tecnología médica fue uno de los cinco principales campos de innovación de las solicitudes españolas de patente. / Fotolia

El presidente del organismo no da mucha importancia a la reducción en el número de solicitudes españolas, pero reconoció a Sinc que el nivel de patentes es “todavía bajo”.

En su opinión, además de la colaboración entre investigación e industria, en España se debería “animar a las pymes para que patenten más. Hay pequeñas empresas tecnológicas españolas que están haciendo desarrollos muy interesantes”, señaló.

Battistelli puso como ejemplo a la empresa española Fractus, que desarrolló la primera antena fractal multibanda. Estas antenas potentes y de tamaño reducido permiten incorporar tecnologías inalámbricas, como GPS, WLAN y Bluetooth, a los teléfonos móviles. Esta firma quedó finalista en la pasada edición del Premio al Inventor Europeo de la OEP.

Respecto a las dificultades a las que se enfrentan tanto las pequeñas empresas como investigadores para afrontar los costes y las complicaciones que supone patentar, el responsable dijo que es un tema que compete a los países y a la Comisión Europea, que “son los que deben acometer programas especiales de impulso”.

A vueltas con la patente única europea

“Nosotros no estamos a cargo de la innovación en los países, nuestra oficina de lo único que se ocupa es de otorgar las patentes. Es una actividad muy técnica”, destacó.

«Para que todos los europeos estemos en mejor posición en la competición, deberíamos ponernos de acuerdo respecto a la patente única»

Otra medida que podría beneficiar a las pymes –dijo el directivo– “es lograr que se implante la patente única europea”, que fue aprobada en 2012, pero que cuenta con el rechazo de España e Italia, debido a que establece que las patentes europeas solo se traducen a los tres idiomas oficiales de la UE: inglés, francés y alemán.

“Para que todos los europeos estemos en mejor posición en la competición, deberíamos ponernos de acuerdo respecto a la patente única, ya que permitiría recortar los costes y el proceso se simplificaría. Desde un punto de vista económico, esto sería muy positivo para las pequeñas y medianas compañías”, subrayó.

Globalmente, los ámbitos en los que más crecieron las solicitudes de patentes en 2014 en la Oficina Europea de Patentes fueron la biotecnología (12,1%), la maquinaria eléctrica (8%) y la tecnología de computación (7,8%).

 

www.agenciasinc.es – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés