Suelas autorreparables, el innovador avance del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja

La aplicación final permitirá la fabricación de suelas de calzado que puedan, de forma autónoma, reparar grietas que surjan como consecuencia de la flexión

El Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja, CTCR, avanza en el desarrollo de nuevos materiales inteligentes, en este caso poliméricos, que presentan la capacidad de auto-regenerarse. La aplicación final permitirá la fabricación de suelas de calzado que puedan, de forma autónoma, reparar grietas que surjan como consecuencia de la flexión, agresiones externas, etc. Así, se tratará de conseguir el incremento de la durabilidad de las mismas, entre otros beneficios y, concretamente, una vez finalizado el proyecto en desarrollo, se obtendrá un aumento en el tiempo de vida funcional de los materiales y en la seguridad del producto, la reducción de los costos que supondría su reemplazo y, también, la minimización de la generación de residuos.

Una de las vías que se está abordando implica la distribución de microcápsulas, que contienen agentes potencialmente generadores de polímero, a lo largo del material principal empleado. Cuando se origina una grieta o rotura en dicho material base, se rompen, al mismo tiempo, las microcápsulas incorporadas, liberando componentes que se unen entre sí y formando un polímero que provocaría el sellado de la grieta. Algunas de las barreras principales superadas por el CTCR, en este sentido, han sido: recuperar las propiedades originales del material en el porcentaje más elevado posible y lograr materiales que se auto-reparen mediante reacciones activadas por agua, entre otras. Como una vía alternativa, se está trabajando también en la obtención de polímeros con capacidad intrínseca de auto-reparación, es decir, que puedan regenerarse sin necesidad de incorporar reactivos adicionales.

Las aplicaciones de estos materiales se orientarán principalmente al sector calzado, para la fabricación de pisos resistentes a grietas, aunque también se pueden enfocar a otros sectores, tales como la construcción (cementos autorreparables) o la ingeniería (formando parte de las alas de los aviones), entre otros, y es que la totalidad de los materiales actuales se van desgastando o rompiendo irremediablemente con el paso del tiempo. Las principales causas de degradación son: agentes oxidantes, contaminación, bacterias, calor, luz, fuerzas mecánicas externas, insectos, radiaciones y agentes atmosféricos como el viento o la lluvia. Por tanto, desde todos los subsectores industriales se hace necesario generar materiales que sean capaces de eliminar o al menos reducir estos procesos de desgaste.

- Advertisement -

En conclusión, el CTCR, y concretamente el Departamento de Nanotecnología y Nuevos Materiales, formado por doctores en Química e Ingeniería Química, aspira a liderar los avances en un campo actualmente bastante desconocido, como es la investigación en materiales auto-regenerables mediante compuestos poliméricos auto-reparables. Como punto y final del proyecto, el CTCR iniciará la etapa de industrialización y comercialización en cooperación con empresas del sector.

 

INNOVAticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés