USB Type-C, el revolucionario puerto USB del futuro

Una de las características que lo hacen único es que el cable será reversible, es decir, no tendremos que preocuparnos del lado por el que lo cojamos.

Teléfonos móviles, teclados, cámaras digitales, memorias USB, reproductores multimedia, módems… todos estos periféricos utilizan el USB como estándar de conexión. Este conector nació de hecho con este objetivo, estandarizar y economizar la conexión, y a lo largo de su vida, desde que se lanzara de forma oficial en 1996, ha experimentado notables cambios, aunque quizás el más importante está por llegar. El conocido como USB-Type C parece ser la versión que marcará una nueva era en la historia reciente de la informática y la electrónica de consumo.

El USB Type-C o USB-C es un puerto compacto, reversible, que alcanza velocidades de transmisión nunca vistas: ni más ni menos que una tasa de velocidad de 10Gbps en los dos sentidos, lo que supone el doble de velocidad que el actual USB 3.0.

Se trata de una apuesta fuerte por un estándar que está nacido para el éxito y para hacer las delicias de los consumidores. Algunos dispositivos, como el nuevo MacBook de Apple o el futuro One Plus 2 ya tienen o tendrán el nuevo puerto USB, pero poco a poco serán muchos más. Veamos para qué sirve y por qué es necesario.

- Advertisement -

UNIVERSAL Y REVERSIBLE

Este conector será casi universal, es decir, tendrá la capacidad para soportar gran cantidad de protocolos, tales como HDMI, DisplayPort, Ethernet, VGA, PCIe, etc. La idea es que a través del mismo conector se puedan transmitir datos, audio, vídeo y también energía.

Otro de las características que lo hacen único es que el cable será reversible, es decir, no tendremos que preocuparnos del lado por el que lo cojamos. Podremos conectarlo a la primera y con los ojos cerrados.

MÁS RÁPIDO

El USB-C no solo nos ofrecerá mejoras en la transferencia de archivos a través del cable, sino que requerirá menos energía que la versión 3.0 actual. Esto es posible gracias a la optimización de los componentes y a una mejor gestión energética.

El cable será capaz de proporcionar hasta 100 vatios de potencia, o lo que es lo mismo, una corriente de 5A / 20V. Esto permitirá cargar varios dispositivos móviles a la vez y favorecerá la carga rápida, algo que ya han comenzado a añadir a sus dispositivos los fabricantes.

Además, si conectamos dos dispositivos a través de un USB-C podremos cargar uno con el otro, es decir, un teléfono podría cargar una tableta y viceversa.

ESTÁNDAR EN LOS CABLES

El hecho de que sea universal y reversible permitirá crear un estándar en los cables. Entre las ventajas que encontraríamos estaría poder prestar nuestro cargador a otra persona y, como acabamos de explicar, cargar un dispositivo a través de otro.

ASPECTO

El aspecto del conector USB-C es distinto al de los actuales cables USB o Micro-USB pero en cuanto al tamaño es similar a este último.

EMPRESAS QUE APUESTAN POR ÉL

Apple ha sido la primera compañía en lanzar un producto con este nuevo estándar. Los nuevos McBooks ya incorporan esta nueva forma de conexión, y la tableta Nokia N1 lo hizo hace unos meses. OnePlus y Google también han anunciado que sus nuevos buques insignia, el OnePlus 2 y los próximos Nexus, también utilizarán el USB-C.

Con las grandes tecnológicas tirando del carro no cabe duda de que la industria adoptará el estándar USB-C en un futuro no muy lejano.

 

EP – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés