El kirigami y su aplicación en el grafeno

El kirigami de grafeno podría desarrollar dispositivos atómicamente muy finos y podrían usarse en la fabricación de sensores y aparatos robóticos a escala nanométrica en el futuro.

Las láminas de grafeno se pueden manipular imitando las técnicas del kirigami, el arte del papel recortado, para crear complejas estructuras tridimensionales. Investigadores de la Universidad de Cornell (Ithaca, Nueva York) se han inspirado en este método para formar diminutos objetos de grafeno en forma de resortes y bisagras de tamaño micrométrico.

El trabajo, publicado en la revista Nature, destaca el potencial del kirigami de grafeno para el desarrollo de dispositivos atómicamente muy finos que podrían usarse en la fabricación de sensores y aparatos robóticos a escala nanométrica en el futuro. En este estudio, se demuestra que la monocapa de átomos de carbono que forma el grafeno es muy adecuada para kirigami. El físico Paul McEuen y los otros coautores midieron la rigidez de flexión de este material y probaron que sus propiedades mecánicas son similares a las de un pedazo de papel.

El equipo también se inspiró en el arte del kirigami para construir mecánicamente electrodos elásticos y robustos. Además, demostró que los dispositivos de grafeno, desarrollados con esta técnica, se pueden operar de manera remota con campos magnéticos o conectados con elementos del mismo material.

- Advertisement -

 

Sinc – INNOVAticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés