Carmen Vela ve «extremadamente difícil» alcanzar el 2% del PIB en I+D+i en 2020 por la «poca» aportación de las empresas

Así lo ha asegurado Vela este lunes 12 de junio durante un acto con el Clúster Marítimo Español (CME), donde, no obstante, ha indicado que, a pesar de esta dificultad, este objetivo planteado para 2020 puede ser «posible» si la Administración central toma «el liderazgo» y para ello, indica que es «imprescindible» que aumenten los recursos.

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha asegurado que es «extremadamente difícil» que se cumpla el objetivo de alcanzar el 2% del PIB en I+D+i para 2020 por la «poca dedicación» de las empresas españolas en este campo, lo que a juicio de Vela supone el «mayor problema estructural» que tiene el país con respecto a la Investigación, el Desarrollo y la Innovación.

Así lo ha asegurado Vela este lunes 12 de junio durante un acto con el Clúster Marítimo Español (CME), donde, no obstante, ha indicado que, a pesar de esta dificultad, este objetivo planteado para 2020 puede ser «posible» si la Administración central toma «el liderazgo» y para ello, indica que es «imprescindible» que aumenten los recursos.

Tal y como ha recordado, sólo el 52% de la I+D+i está financiada por empresas, mientras que la media de Europa es de en torno al 64%, y en países como Suecia, Japón o Estados Unidos supera el 70% ó el 80%. «Una de las tareas es promover que las empresas hagan más investigación», ha señalado la titular del departamento.

- Advertisement -

De hecho, aunque ha reconocido que España ocupa la décima posición a nivel de investigación, Vela ha lamentado la situación del país, en el puesto número 16, en el campo de la innovación. «En Innovación no se nos está dando tan bien», ha admitido Vela, que atribuye esta posición a la dificultad de medición de los parámetros que definen esta especialidad, como es el caso de las patentes o el crecimiento de las empresas, ya que, a su juicio, «están lastrados o vinculados» a otros factores. También ha atribuido esta situación a la separación entre academia e industria y a la transferencia del sector académico al sector empresarial, lo que, en palabras de Vela, «no ha funcionado».

En este sentido, la secretaria de Estado ha abogado por fomentar la movilidad «desde la fase más temprana» entre los investigadores españoles, tanto fuera de España como dentro del país entre centros y sector privado, y «en todos los sectores». «Nuestros investigadores jóvenes presentan estupendos proyectos, pero se nos caen en las entrevistas, no tenemos costumbre de hablar en público, de vendernos bien o de idiomas», ha justificado Vela.

En cualquier caso, Vela ha declarado que para afrontar el reto de inversión del 2% del PIB para 2020, debe haber más investigadores en el sector empresarial, pero una de las «razones» de su ausencia es que no se reconoce la experiencia del investigador en la empresa cuando éste regresa a la universidad para proseguir con su carrera administrativa. «No podemos pedir al sector académico que vaya al sector empresarial porque se cierra la puerta de retorno, bloquea su carrera administrativa, y esto no puede ser así», ha dicho Vela.

MODIFICACIÓN DE CRITERIOS DE ACTIVIDAD INVESTIGADORA

Precisamente, Vela ha anunciado que su departamento está en un estado de negociación «muy avanzado» con la CRUE y Educación para modificar los criterios que dan cobertura a la actividad investigadora, cuya petición se aplica a un periodo de seis años (sexenio) y en doce ámbitos científicos.

Uno de estos campos es el tecnológico, cuyo requisito para pedir un sexenio de este tipo –que contempla la transferencia de conocimiento a empresas y las patentes– es haber obtenido previamente la evaluación positiva de un sexenio en alguno de los otros once campos científicos.

Actualmente un investigador en España puede pedir, a lo largo de su carrera, un máximo de seis sexenios científicos, y sólo uno de ellos puede ser el tecnológico, pues, según asegura la secretaria, «no vale lo mismo un servicio que un proyecto de investigación», pero una de las modificaciones que plantea su departamento es establecer «homogeneidad» entre todos los campos científicos, es decir, que un sexenio tecnológico pueda pedirse sin necesidad de haber obtenido otro previamente.

Igualmente, otra de las modificaciones que plantea la Secretaria de Estado de I+D+i es, según han precisado fuentes del Ministerio a Europa Press, la ampliación de la solicitud máxima de sexenios –actualmente limitada a seis–, así como el reconocimiento de la participación de los investigadores en el mundo de la empresa, que sobre todo se da cuando se solicitan sexenios de tipo tecnológico. «En vez de buscar el número de publicaciones e impacto, que son números, hay que buscar personas con experiencia», ha dicho Vela.

«Lo más importante es que ya ha penetrado en la comunidad investigadora, sobre todo la universitaria, la idea de que necesitamos el sexenio tecnológico, se está firmando un convenio, vamos a seguir trabajando con ello y ya se han hecho los grupos por las distintas áreas», ha avanzado.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés